Tendencias
Movilidad
El pico y placa no solo es una medida de control de tráfico, sino que también tiene objetivos ambientales. Foto Guillermo Torres Reina / Semana - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

nación

Pico y placa en Bogotá para el miércoles 8 de septiembre: horarios y restricciones de la medida

El horario establecido para esta medida de control de tráfico es de lunes a viernes de 6:00 a. m. a 8:30 a. m. y de 3:00 p. m. a 7:30 p. m.

La política de pico y placa se mantiene en las diferentes ciudades del país con el objetivo de minimizar el impacto ambiental de las emisiones de CO2 que producen los vehículos y para evitar más problemas con la movilidad.

Así mismo, la restricción tiene como objetivo reducir el alto flujo de tráfico en las ciudades como Bogotá, específicamente en las horas pico cuando el tráfico es más pesado.

Este miércoles, día par, la medida de pico y placa en Bogotá aplica para vehículos particulares cuya placa termine en 0, 2, 4, 6 o 8, en el horario de 6:00 a. m. a 8:30 a. m. y de 3:00 p. m. a 7:30 p. m.

Trancones  en Bogotá
Pico y placa, Bogotá - Foto: GUILLERMO TORRES REINA

Sin embargo, pueden moverse quienes tengan permiso de movilizarse con el Pico y Placa Solidario. Asimismo, el personal de salud y los carros eléctricos e híbridos están exentos de la medida de movilidad.

Por su parte, los taxis cuyas placas terminen en 0 o 9 no podrán movilizarse por la ciudad de 5:30 a. m. a 9:00 p.m. y para el transporte público colectivo la medida no aplica.

El pico y placa en Bogotá para el transporte de carga es para los vehículos con modelos superiores a 20 años, en dos horarios: de lunes a viernes desde las 6:00 a. m. hasta las 8:00 a. m. y desde las 5:00 p. m. hasta las 8:00 p.m.

Novedades en el pico y placa solidario

Sin embargo, a partir de este 1 de septiembre entrará a regir una nueva resolución que amplía esa norma y establece nuevos lineamientos. Por ejemplo, ahora se podrán cancelar el permiso por día o por el mes.

“Esta medida empezó a funcionar en septiembre del año pasado. Hoy lo que estamos haciendo son unos ajustes que nos permiten acoger una medida más parecida a cargos por congestión y contaminación”, explicó el secretario de Movilidad, Nicolás Estupiñán.

- Foto: Semana. Johann Correcha.

Quienes deseen pagar el día para poder circular libremente, podrán consignar a la administración local entre 50.000 y 75.000 pesos, dependiendo de las características del vehículo. En el caso del mes, la cuota irá desde los 400.000 y 600.000 pesos, también dependiendo del cilindraje, el modelo y el lugar de registro.

Aquellos que quieran continuar pagando el valor semestral, o quieran comenzar a hacer uso de este recurso, deberán pagar tarifas que van desde los 2 millones de pesos hasta los 4 millones. Además del pago para eliminar la restricción, los ciudadanos deberán cumplir otras condiciones, como un servicio social que puede ser sembrar un árbol en el Jardín Botánico de la ciudad hasta tareas de reciclaje. El objetivo de la iniciativa es que con el dinero recolectado se impulsen las energías limpias para la movilidad en la ciudad.

Además de esos requisitos, en el caso de las personas naturales, se les solicitará cumplir con unos cursos de sensibilización sobre los impactos sociales y medioambientales de usar el carro particular. La capacitación será virtual al momento de cancelar el curso y deberá ser aprobada por la persona.

Según la tabla establecida por la Secretaría de Movilidad un vehículo con placa de Bogotá avaluado por hasta menos de 50 millones de pesos con riesgo ambiental medio podrá pagar por un día 51.700 pesos, por 1 mes 413.200 pesos y por el semestre 2.066.200 pesos, la cual es la tarifa más baja.

En el caso de carros particulares, de las mismas condiciones al anterior, pero avaluado entre los 50 y los 111.305.000 pesos deberá pagar por el día 64.600 pesos, el mes 516.500 pesos y el semestre 2′582.800 pesos.

Los rangos pueden variar dependiendo de si la placa está inscrita en otro municipio o en Bogotá, el valor del vehículo y el riesgo contaminante que implica su uso, este último se medirá dependiendo del tipo de gasolina, cilindraje y el modelo. Por ejemplo, un carro a diésel de modelo hasta 1997 con cilindraje menor a 1.500 centímetros cúbicos (cc) es considerado de muy alto riesgo ambiental.