judiciales

Policía capturó a piloto de una de las bandas que investigaba el fiscal paraguayo Marcelo Pecci

Diego Blanco, señalado como integrante del Clan Rocha, fue capturado en Bogotá junto con 16 personas más requeridas para extradición.


El director de la Policía, el general Jorge Luis Vargas, informó de la captura de 17 personas en una redada múltiple en Bogotá, y en coordinación con la Interpol y la Europol, donde cayeron colombianos e internacionales que son requeridos con fines extraditables a diferentes países.

De acuerdo con Vargas, se logró la captura de 14 colombianos, dos italianos, un dominicano, un albanés y un holandés, todos ellos requeridos por delitos relacionados con “con coordinar, recibir, entregar y almacenar, estupefacientes, específicamente cocaína”, informó el general.

Además, aseguró que los capturados también son investigados, “de igual manera, por extorsión y otros delitos menores. La droga era enviada a esos países a través de barcos de carga, vehículos con caleta, con ocultamiento de cocaína en alimentos, equipos de farmacia, materiales de construcción y otras modalidades de ocultamiento”.

Dentro de los capturados se encuentra Diego Mauricio Blanco Blanco, un piloto que es parte del Clan Rocha, una de las organizaciones de narcotráfico más grandes de Brasil comandada por Joao Suárez Rocha y una de las bandas que era investigada por el fiscal paraguayo asesinado en Cartagena, Marcelo Pecci.

La banda enviaba más de cinco toneladas de cocaína al mes a países como Estados Unidos, Bolivia, Perú y Colombia, así como también a los continentes de Europa y África.

“De los delincuentes capturados por el Clan Rocha tenemos evidencia, y la Interpol nos ha dicho, que lavarían dineros con Paraguay. Estamos verificando los alcances de ese lavado, precisamente con el Paraguay. Los capturados son solicitados por Italia, Perú, España, Bélgica, Portugal, República Dominicana, Brasil, Panamá y Argentina”, dijo el director de la Policía.

Las 17 capturas se dieron en Bogotá, Cundinamarca, Valle del Cauca, Risaralda, Antioquia, Bolívar, Atlántico y Nariño, por narcotráfico y lavado de activos.

Las autoridades ofrecieron los nombres de 13 de los delincuentes, que son: Diego Mauricio Blanco Blanco, Luis Carlos Macías, Alberto Rodríguez Usa, Alejandro Puig, Babel Serge, Claudia Yaned Zapata, Diego Vélez, Edison José Ruiz Martínez, Joham Patiño, Juan Bernardo Agudelo, Naira Mejía, Roberto Amoruso y Dega Kliton.

“Dentro de estas organizaciones hay delincuentes que pertenecían a Los Brunos, de Perú; al Clan Rocha, de Brasil; el grupo NL, de Países Bajos; la Ndrangheta, de Italia, y una red de estupefacientes con República Dominicana”, concluyó el general Vargas.

Sobre las investigaciones del asesinato de Pecci, El presidente de la República, Iván Duque, manifestó que, tras varios días de indagación de las autoridades se evidenció “información relevante”, la cual se ha venido compartiendo entre ambas naciones con el objetivo de esclarecer cuanto antes el crimen.

El mandatario colombiano manifestó que la Fiscalía General de la Nación avanza con celeridad sobre la investigación del homicidio, recopilando elementos materiales probatorios.

“Es un tema que lo tiene ya bastante adelantado nuestra Policía Nacional con nuestra Fiscalía General de la Nación, creo que ya hay información que es relevante, que se está compartiendo también con las autoridades del Paraguay, pero en este momento nos toca tener prudencia mientras se dan las acciones”, sostuvo Duque.

Hace varios días, luego de las labores de forenses, se determinó que las balas que impactaron a Pecci salieron de una pistola calibre 9 mm.

El paso que están dando ahora los investigadores es determinar si le pueden hacer seguimiento a esa arma de fuego o establecer si ha sido utilizada en otros crímenes.

De acuerdo con el reporte de Medicina Legal, se notificó que el funcionario judicial asesinado recibió tres impactos de bala que le causaron las mortales heridas. Como se recordará, Pecci se encontraba en Cartagena disfrutando de su luna de miel con Claudia Aguilera, con quien recientemente había contraído matrimonio.

Otro de los aspectos llamativos para las autoridades fue la presencia de cuatro mujeres paraguayas en el hotel donde se encontraba el fiscal con su esposa. ¿Coincidencia o relación con el crimen? Esas dudas solamente las resolverán con la investigación.

Los analistas de información de la Policía están analizando minuciosamente las fotografías y los videos que les entregó la esposa del fiscal de sus días en Cartagena. En algunas de las imágenes aparecen entre cuatro o cinco personas que se repiten en varios sitios donde estuvo la pareja paseando.