nación

Policía insiste en que alias Otoniel sí fue capturado

El director de la Policía aseguró que alias Otoniel no se entregó, fue capturado en medio de un operativo entre el Ejército y la Policía.


No pasó mucho tiempo para que se conociera la reacción de la Policía tras las declaraciones que entregó Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, el máximo cabecilla del Clan del Golfo, ante la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), donde aseguró no fue capturado, sino que se entregó a las autoridades.

El director de la Policía, el general Jorge Luis Vargas, aseguró y fue enfático en resaltar que alias Otoniel sí fue capturado. “Quiero ratificar con todos los elementos operacionales con los que se realizó la operación Osiris, donde fue capturado alias Otoniel, más de tres anillos, un cerco de 20 kilómetros hacia el interior y otro de 10 y uno de cinco sobre la casa donde se encontraba”, dijo el oficial.

Las declaraciones de alias Otoniel causaron una fuerte polémica porque desde el inicio se plantearon dudas con respecto a su captura, pues a muchos les parecía extraño que apareció con botas pantaneras nuevas, en medio de un operativo en la selva en el que fue capturado; todo fue refutado, de acuerdo con la información que entregó en su momento el ministro de Defensa.

El general Vargas, como director de la Policía, aseguró que es totalmente falsa la versión que está entregando ahora alias Otoniel. Insistió en que fueron varios meses de investigación los que permitieron llegar al punto donde se encontraba el máximo cabecilla del Clan del Golfo y más de 50 hombres que arriesgaron su vida por capturarlo.

“Se utilizaron helicópteros y drones para poder ubicar las tropas. Cada unidad del Ejército, cada patrulla iba con un funcionario de inteligencia y de investigación criminal, precisamente para colaborar en caso de que se diera el resultado positivo como fue el que se dio en octubre de este año”, dijo el general Vargas.

Desde la Policía aseguraron que cada punto, en el sitio donde se encontraba alias Otoniel, era monitoreado estratégicamente y los cercos que tenían las autoridades en su contra estaban coordinados desde un puesto de mando unificado. De esta manera tenían registrado cada movimiento que hacía el cabecilla del Clan del Golfo, hasta el punto por donde se supone iba a escapar.

“Estos cercos tenían información puntual que estaban siendo monitoreados entre el Ejército y la Policía Nacional. Al momento de su captura estaba huyendo hacia zonas selváticas para evitar precisamente todo el cierre que se estaba haciendo por parte de las autoridades”, dijo el director de la Policía.

Para el general Vargas es muy importante resaltar que en el momento de huir, alias Otoniel escogió la ruta que justamente era vigilada por miembros del Ejército Nacional y fueron ellos quienes lo capturaron, no se entregó. Allí mismo le leyeron los derechos del capturado y no encontró salida, por eso terminó en el suelo y esposado.

“En uno de los lugares, con muchísima planeación, se insertaron esas tropas para ubicarlo en caso de que tomara esa ruta y así fue lo que sucedió. Quiero reiterar que en esa patrulla se procedió a leerle sus derechos y a notificarle de la orden de captura que tenía en su contra; no se entregó, soy enfático, fue capturado”, dijo el general Vargas.