nación

Presidente Duque no asistirá al informe final de la Comisión de la Verdad

Desde la Casa de Nariño se entregaron las razones.


El presidente de la República, Iván Duque, no asistirá al evento de la Comisión de la Verdad sobre el informe final que revelará esa entidad luego de su creación, que se materializó tras la firma de los acuerdos de paz con la extinta guerrilla de las Farc en la Habana (Cuba).

SEMANA consultó con altas fuentes de la Casa de Nariño y manifestaron que el mandatario colombiano no estará en la actividad programada para este martes, en la que se estregaran detalles a profundidad del informe.

Se indicó que el jefe de Estado continúa desarrollando una agenda de trabajo en Lisboa (Portugal) participando en la conferencia mundial de protección de océanos.

Cabe señalar que SEMANA tuvo acceso a varios documentos de sesiones de la Comisión de la Verdad, creada en el marco del acuerdo de La Habana entre Juan Manuel Santos y las Farc. Los planteamientos y las recomendaciones de los comisionados los dejan en evidencia por su inmenso sesgo frente a la verdad y la dolorosa historia del conflicto armado en Colombia.

A juzgar por lo conocido por este medio, se confirmarían las profundas prevenciones de algunos sectores que desde un principio alertaron sobre la poca neutralidad de los responsables de escribir el relato de la guerra en el país. ¿Quieren acaso reescribir la historia, acomodando hechos, interpretando lo que pasó bajo un solo punto de vista y crucificando al Estado y a sus instituciones en un intento por exculpar a los grupos criminales que durante décadas han sembrado el terror?

Los documentos resultan explosivos. Allí, los comisionados dejan prácticamente como únicos responsables de lo ocurrido en el conflicto al Estado, a las Fuerzas Militares y de Policía y a los empresarios. Critican la plataforma de seguridad, la colaboración de Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico, la misma que terminó debilitando a las Farc y llevándolas a la mesa de La Habana.

El informe final estará compuesto por varios capítulos sobre narcotráfico, terrorismo, política de seguridad, violaciones a los derechos humanos, narrativa, mujer y población LGBTI (género), entre otros. Los borradores que SEMANA revela contienen hallazgos y recomendaciones, hacen contundentes señalamientos contra la institucionalidad y sugieren un radical cambio de modelo de Estado. Entre otras, piden reducir el tamaño de las Fuerzas Militares, cambiar su doctrina; sacar a la Policía del Ministerio de Defensa y la justicia penal militar; encaminarse hacia la legalización de la droga; y plantean que el Estado es el gran responsable de todos los males, mientras se muestran casi condescendientes con los grupos armados, como las Farc y el ELN.

Uno de los documentos tiene 42 páginas, en las cuales es casi nula la responsabilidad de las Farc y otras organizaciones terroristas en el conflicto. Un primer hallazgo, que puede resultar obvio, es que “las víctimas son las más afectadas por la guerra”. Pero en este caso llama la atención que señalan de manera contundente que la responsabilidad es del Estado.

La comisionada Marta Ruiz alertó que “las víctimas fueron quienes más perdieron en la guerra porque fueron despojadas de sus derechos como ciudadanos y de su dignidad como seres humanos. Hay una correlación entre desprotección y victimización”.

La conclusión del trabajo de los comisionados es puntual: “Entre más desprotección, más víctimas hay en ese territorio (...). La responsabilidad es fundamentalmente del Estado”.