nación

Primera línea: publicaciones con las que alardearon en redes sociales son las principales pruebas en su contra

Siete de los líderes de este grupo en la capital de Huila fueron enviados a la cárcel. Uno está fugado.


“Quémenla, quemen esos hijueputas, díganle a los muchachos que la quemen que ya dieron la orden, bótemele gasolina” [sic]. Esta fue la orden que le dio alias John a una mujer que se identificó como Carolina para que incendiaran una tractomula que había sido atravesada en la vía en medio de las manifestaciones que se adelantaron en junio de 2021 en la ciudad de Neiva, en medio de las manifestaciones del Paro Nacional.

Esta interceptación telefónica se encuentra en poder de las autoridades como una de las principales pruebas en contra de siete personas señaladas de formar parte de la primera línea en la capital del Huila y los cuales se caracterizaron por generar actos vandálicos, daños en contra de la infraestructura e incluso la retención de un motociclista al que señalaron de ser un policía encubierto.

En este caso, la Fiscalía General cuenta con una serie de videos que permitieron identificar a varias personas en medio de un concierto en el centro de Neiva. Tras retenerlo, taparle los ojos, amarrarlo y hacerle una especie de juicio, los manifestantes procedieron a golpearlo y amenazarlo de muerte. Incluso uno de ellos le gritó al oído que lo iban a arrojar al río.

Tras varias horas de tenerlo retenido, los manifestantes lo dejaron libre, no sin antes quitarle el arma traumática que tenía en su poder. Uno de los líderes de la Primera Línea, conocido como Payaso Yara, transmitió todo por su canal de Facebook RetazosClown, el mismo hombre que se caracteriza por maquillaje en su rostro y ropa colorida.

Días después, este mismo grupo atacó un centro médico en la ciudad, reteniendo a un médico de la clínica Medilaser para que atendiera a un manifestante que estaba herido en cercanías a la Universidad Surcolombiana. Un video de una las cámaras de seguridad registró que minutos después el galeno tuvo que regresar escoltado otra vez al centro asistencial con el herido en una camilla.

Las grabaciones también demuestran cómo se planeó el ataque a una estación de gasolina el 17 de mayo de 2021. Días antes, habían participado en el saqueo a un establecimiento comercial en el centro de Neiva y un ataque con explosivos a un CAI. Todo esto fue grabado e incluso transmitido por los líderes de la primera línea en redes sociales.

Estas publicaciones permitieron identificar plenamente a ocho integrantes de este grupo en Neiva, entre los que se encontraba PayasoYara, quien durante la lectura de sus derechos se le burló en la cara al agente de la policía. Durante la audiencia de imputación de cargos se pusieron de presente la interceptación de 57 líneas telefónicas, registros fotográficos y de video, así como declaraciones de las víctimas de ataques vandálicos, entre ellos, el motociclista que fue retenido y amenazado.

La Fiscalía General les imputó los delitos de secuestro, tortura, lesiones personales, hurto calificado, concierto para delinquir. El juez séptimo de control de garantías de Neiva ordenó enviar a la cárcel a seis de los capturados al considerar que representan un peligro para la comunidad y pueden afectar la investigación mediante la presión a testigos y ocultamiento de pruebas. Uno de los principales líderes de la primera línea logró fugarse.