Tendencias

Home

Nación

Artículo

Desnutrición
Los departamentos con las cifras que más preocupan al Ministerio Público son Chocó (21 casos confirmados), La Guajira (13), Cesar (13) y Bolívar (12). - Foto: Anadolu Agency via Getty Images

nación

Procuraduría pide medidas urgentes para detener muertes por desnutrición; van 124 casos confirmados

El organismo de control solicitó al ICBF, gobernaciones y alcaldías un reporte detallado de las medidas adoptadas para enfrentar la situación.

De acuerdo con el último reporte emitido por el Instituto Nacional de Salud (INS), las muertes por y asociadas a la desnutrición en menores de cinco años alcanzan 235 casos notificados por autoridades territoriales. De esta cifra, 124 decesos fueron confirmados por esta causa en lo que va de 2022.

Por esta razón, la Procuraduría General de la Nación solicitó a los directores regionales del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), a 23 gobernaciones, cinco alcaldías de ciudades capitales y el Distrito de Buenaventura, tomar medidas urgentes para detener estas muertes.

Según detalló el ente de control en un comunicado, los departamentos con las cifras que más preocupan al Ministerio Público son Chocó (21 casos confirmados), La Guajira (13), Cesar (13), Bolívar (12), Risaralda (5), Meta (5), Antioquia (4), Casanare (4), Magdalena (4), y ciudades como Barranquilla (3), Santa Marta (3), Bogotá (2) y Cartagena (1). Adicionalmente, también han fallecido por desnutrición ocho niños y niñas extranjeras.

“Con inmensa preocupación por las cifras de muerte por desnutrición en niños y niñas menores de cinco años que para el presente año han aumentado en algunos departamentos del país. Desde la Procuraduría General de la Nación, hacemos un insistente llamado a las autoridades competentes en la prevención de esta problemática tanto a nivel nacional como departamental, para incluir esta problemática en la agenda pública y para buscar alternativas de solución que lleven a que estos casos no se sigan presentando”, expresó Viviana Mora Verbel, procuradora delegada para la defensa de los derechos de la infancia, la adolescencia, la familia y la mujer.

De acuerdo con el seguimiento que con especial énfasis realiza la Procuraduría desde el año 2021, dada la gravedad de la problemática y el aumento de casos, estas cifras reflejan la necesidad de que se priorice esta temática en las agendas y se busquen alternativas para evitar que estos casos se presenten.

Tan solo un caso de muerte por desnutrición constituye un hecho grave que demuestra que las políticas formuladas en los territorios han sido insuficientes para detenerlas, enfatizó el ente de control en comunicaciones oficiales enviadas a las autoridades territoriales, a las que pidió un informe detallado de las medidas adoptadas para enfrentar esta grave situación.

Desnutrición
La Procuraduría hizo una llamado para incluir la problemática de la desnutrición en la agenda pública y buscar alternativas de solución. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Los territorios más vulnerables

“Nuestra niñez no puede seguir siendo vulnerable a enfermedades totalmente prevenibles que, en muchos casos, impacta principalmente a comunidades indígenas y que siguen presentando altas cifras en departamentos como Chocó, La Guajira, Cesar y Bolívar”, indicó Mora Verbel. Así mismo, agregó que estos territorios en su conjunto agrupan el 47 % de los casos de muerte por desnutrición confirmados en el país durante 2022.

La Procuraduría también manifestó en su comunicado que desde el ente “se hacen las alertas para que, con eficacia y una debida planeación, exista una respuesta institucional urgente y coordinada, con miras a que, con un enfoque de derechos, territorial, diferencial y de gestión pública, se propenda por la protección que merece esta población infantil que resulta la más afectada por este flagelo”.

Finalmente, el Ministerio Público también llamó la atención por la situación que se presenta en las comunidades indígenas Tule, Wounaan y Embera (Chocó), Nasa (Valle del Cauca), Sikuani y Amorúa (Vichada), Nukak y Sikuani (Guaviare), y el pueblo Wayú (La Guajira). En ese sentido, pidió focalizar la atención integral de manera diferencial y territorial para estas poblaciones que históricamente han sido vulneradas.

“La Procuraduría general de manera permanente realiza seguimiento y vigilancia a los casos de riesgo, diagnóstico y muertes por esta problemática de salud pública y reitera el cumplimiento de las directivas que el órgano de control ha emitido para que en los planes de desarrollo y demás instrumentos de política pública se priorice la seguridad alimentaria y nutricional de los niños y niñas del territorio nacional”, concluyó el ente en su comunicado.