Home

Nación

Artículo

Coomeva
Grupo Coomeva
EPS Coomeva
Bogotá febrero 10 del 2022
Foto Guillermo Torres  / Semana
Coomeva

sector salud

¿Qué pasa cuando se liquida una EPS y cómo resultan afectados los pacientes?

SEMANA habló con William Aristizábal, presidente de UNIPS, para conocer el panorama del gremio cuando se liquida una EPS como Coomeva y qué afectación puede tener el usuario.

El pasado 25 de enero la Superintendencia de Salud ordenó la liquidación de la EPS Coomeva, luego de identificar que esta no garantizaba a sus afiliados el acceso a los servicios de salud y ponía en riesgo la atención.

El anuncio lo hizo la SuperSalud mediante un comunicado en el que recordó que la EPS estaba bajo las medidas de toma de posesión y de intervención forzosa para administrar desde hace varios meses y detalló que, a pesar de la gestión para la que se designó a un agente especial, ya había un deterioro continuado de sus principales indicadores operacionales, asistenciales y financieros.

Cabe mencionar que Coomeva estuvo en medida de vigilancia especial por cuatro años y medio, tiempo durante el cual la SuperSalud le impartió instrucciones y órdenes que no atendió, particularmente para que diera respuesta a la acumulación de quejas, reclamos y peticiones de sus afiliados, y a la necesidad de cumplir con estrictos planes de capitalización.

Para William Aristizábal, presidente de UNIPS (Unión de IPS de Colombia), esta situación era de esperarse pues desde antes de la intervención de la Superintendencia ya se conocía que la EPS sería liquidada. “Lo que pasó con ellos es lo que ha venido pasando con muchas instituciones del sector, esto básicamente corresponde a una falta de control absoluto que tiene el sistema y a una concepción errada del mismo”, aseguró.

El Ministerio de Salud y Protección Social informó que casi 1,2 millones de afiliados de Coomeva deberían pasar a otras EPS que fueron distribuidas en 24 departamentos a cuatro nuevas aseguradoras: La Nueva EPS, Sura, Sanitas y Salud Total.

Para Aristizábal esto es una asimetría porque “las IPS son las que tiene que cargar el sistema” y las medidas de intervención impuestas no fueron consistentes con la situación.

¿Qué pasa en las IPS cuando se reciben pacientes de una EPS liquidada?

Los pacientes que estaban afiliados a Coomeva fueron notificados de la EPS que los recibirá, esta última se encargará de asignarles una IPS y allí será donde se les prestará el servicio. Para el vocero de las IPS, William Aristizábal, este es un proceso que no tiene complicaciones, sin embargo, señala que allí quienes corren un “riesgo” son los prestadores, debido a que su acumulado de usuarios aumenta y en la mayoría de los casos, con la liquidación, difícilmente se pagará algo por el traspaso. “Todo eso se va a convertir en pérdidas”, comenta el presidente de UNIPS.

Además, no existe la garantía real de que los usuarios que lleguen verdaderamente vayan a mejorar su atención. En Colombia, según datos entregados por el experto consultado, la red privada puede tener un pasivo de aproximadamente 500 millones y la red publica de 300 millones de lo que quedó con Coomeva.

Es por esto que para él, quien recibe usuarios de la EPS liquidada, “lo están castigando” porque los 1,2 millones de usuarios que llegarían a la entidad tienen una carga de enfermedad y ganas de atención debido a que llevan casi 5 años —lo que duró la intervención de la Superintendencia— sin el servicio de salud. “Esos pacientes son costosísimos para el que los recibe. Cuando a uno le dicen que le van a pasar la población de Coomeva, uno de entrada sabe que hace tiempo no reciben buen servicio y esa gente va a llegar deseosa de que el otro lugar lo haga”, añadió Aristizábal.

Es por eso que en algunos casos empieza a suceder el sonado “carrusel de la muerte”, que hace referencia a cuando llega un paciente a una entidad prestadora de salud, ahí no lo atienden y tiene que irse para otro lado. Para el experto, consultado por SEMANA, este fenómeno sucede no porque no haya cómo atenderlo, sino porque no hay quién pague por los servicios. Es decir, lo que sucede cuando una EPS no le pagan a sus proveedores.

¿Qué pasa con el hueco fiscal que deja la liquidación?

De acuerdo con el presidente de UNIPS, al amparo de la Supersalud se firmaron deudas para pagos sin intereses, “casi que estaban prometiendo pagarlas en 10 años y sin intereses. Eso es ridículo que lo haga una entidad de estas, porque precisamente su función es garantizar que quienes estamos en el sistema cumplamos las normas. Si una no cumple pues hay que sancionarla o liquidarla de una vez, no dilatar el proceso”.

Para Aristizábal, en este panorama, los que más pierden son los usuarios y los prestadores. Además, señala que los trabajadores de la salud son los que pagan con su trabajo pero no hay quienes les ofrezcan condiciones laborales dignas, salarios justos, horarios flexibles y tiempo con sus familias.

A este problema se le suma que, sin dinero las entidades tampoco hacen actualización tecnológica, de infraestructura, investigación y desarrollo, no capacitan personal, y un sin número de asuntos que opacan el día a día del gremio de la salud en el país.

La Unión de IPS de Colombia señala que una solución a este problema de liquidaciones, deudas, prestaciones ineficaces de servicios y demás podría solventarse si se hace una revisión minuciosa de las situaciones que afectan el sector y arreglar el problema de raíz. “No es necesario hacer un nuevo modelo de salud, es simplemente reformarlo y lo más importante es que impere la ley, que sea la misma para todos”, finalizó el vocero del gremio.