Home

Nación

Artículo

 El sistema de protección social está fallando en Bogotá, lo que ha generado un aumento en los casos de desnutrición.
De acuerdo con Bogotá Cómo Vamos, preocupa que al mirar el mapa de la situación nutricional se nota una segregación socioespacial, las localidades hacia el sur de la ciudad. - Foto: alexandra ruiz poveda-semana

bogotá

Radiografía de la inseguridad alimentaria infantil en Bogotá: la brecha entre el norte y sur de la ciudad es abismal

El deterioro se intensifica hacia la periferia donde Usme, Ciudad Bolívar y Rafael Uribe tienen los peores resultados.

El programa Bogotá Cómo Vamos y la Fundación Éxito presentaron el Índice de Situación Nutricional en la Primera Infancia en Bogotá 2021. Esta es la tercera medición que permite comparar los años 2019, 2020 y 2021 y la entrega del tercer documento sobre nutrición y primera infancia durante este año.

En el Índice se evidencia que 2021 registró una recuperación en la situación nutricional de la primera infancia en Bogotá, con un mejor desempeño al año anterior en 11 de 19 localidades analizadas y una localidad que se mantuvo igual. Si la comparación se hace entre 2019 y el año siguiente, solo 4 localidades mejoraron para 2020 y una también se mantuvo igual. Lo que evidencia un mejoramiento en las condiciones de nutrición y seguridad alimentaria después de los momentos más difíciles de la pandemia.

A pesar de que hubo un avance frente al año anterior, la desigual en la situación alimentaria y nutricional aumentó, existe una mayor diferencia entre las mejores y peores localidades comparada con años anteriores. En 2019 y 2020 doce localidades se encontraban en desempeño alto y medio alto y para 2021 bajaron a diez.

Así mismo, preocupa que al mirar el mapa de la situación nutricional se nota una segregación socioespacial, las localidades hacia el sur de la ciudad, a excepción de La Candelaria, tienen un desempeño medio bajo y bajo. El deterioro se intensifica hacia la periferia donde Usme, Ciudad Bolívar y Rafael Uribe tienen los peores resultados.

Índice 2021

Los resultados se miden en 4 categorías de desempeño: Alto (75 y más), Medio Alto (50 a 74), Medio Bajo (25 a 49), Bajo (Menor de 25).

Teusaquillo con un Índice de (99) es la localidad donde más se favorece la seguridad alimentaria y nutricional a los niños y niñas menores de 5 años y se garantiza el derecho a la alimentación. Por tercer año consecutivo se mantuvo en la posición número 1 y ocupa el número 1 en las tres dimensiones.

Las localidades clasificadas en nivel alto y medio-alto son: Teusaquillo (99), Barrios Unidos (82), Usaquén (81), Fontibón (76), Suba (74), Puente Aranda (70), Chapinero (69), Engativá (67), Candelaria (60) y Kennedy (57).

Las localidades clasificadas con nivel medio-bajo y bajo son: Mártires (48), Antonio Nariño (48), Santa Fe (39), San Cristóbal (36), Tunjuelito (35), Bosa (34), Rafael Uribe Uribe (27), Ciudad Bolívar (22) y Usme (11).

Las 3 localidades que más posiciones avanzaron en el Índice frente a 2020 fueron: Fontibón (de la posición 10 a la 4), Barrios Unidos (del 5 al 2 lugar) y San Cristóbal (de la 17 a la 14). Las 3 presentaron avances en las 3 dimensiones del índice. Fontibón y San Cristóbal se destacaron en seguridad alimentaria y Barrios Unidos en estado nutricional.

Las 3 localidades que requieren mayor atención por las políticas públicas de nutrición y seguridad alimentaria a la primera infancia son: Usme (11), Rafael Uribe Uribe (27) y Tunjuelito (35). Obtuvieron resultados bajos en el Índice y presentan una tendencia negativa desde 2019.

Dimensión socioeconómica y de seguridad alimentaria

La dimensión socioeconómica se mide a través del Índice de Pobreza Multidimensional. Entiende que la seguridad alimentaria y nutricional de los niños y niñas depende de las condiciones socioeconómicas del hogar al que pertenecen.

Según el índice de desarrollo regional para Latinoamérica, de 182 territorios analizados, Colombia es el país con las mayores desigualdades territoriales.

En Bogotá, aunque el coeficiente Gini disminuyó de 2020 (0,559) a 2021 (0,528), se mantuvo por encima de 2019 (0,513) y mayor 0,005 que a nivel nacional.

La pobreza monetaria para Colombia tuvo un comportamiento similar a Gini porque disminuyó de 2020 (42,5 %) a 2021 (39,3 %), pero fue mayor que en 2019 (35,7 %).

La dimensión de seguridad alimentaria, por su parte, se mide a través de la Escala Latinoamericana y Caribeña de Seguridad Alimentaria -ELCSA. Esta encuesta evalúa el acceso que tienen los hogares a alimentos nutritivos para llevar una vida sana y activa.

Según los resultados de la metodología ELCSA adaptada a la Encuesta Multipropósito de Bogotá -EMB 2021, el 35% de los hogares tiene algún grado de inseguridad alimentaria en Bogotá.

Ante todo este panorama, para Bogotá Cómo Vamos es necesario analizar el sistema distrital de abastecimiento de alimentos, el acceso al derecho al agua potable, así como la promoción de la producción local de alimentos de la Bogotá-Región, los derechos del consumidor y su conciencia sobre los productos que adquiere.

Así mismo, urge diseñar e implementar un Plan Integral Transectorial de generación de empleo, fomento a la productividad y reactivación económica, haciendo énfasis en la población de las localidades de Usme, Ciudad Bolívar, Rafael Uribe, Bosa y Tunjuelito.