judicial

Sanclemente ordenó destruir toda evidencia en su ‘narcofinca’, sostiene la Fiscalía

La diligencia se adelantará el próximo primero de junio. Varios de los procesados están negociando un principio de colaboración con la Fiscalía General.


Para el próximo primero de junio quedó programada la audiencia en la cual la Fiscalía General presentará el escrito de acusación ante un juez de conocimiento de Bogotá, en contra del exembajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente Alzate, en la investigación en su contra por el laboratorio para la producción de pasta de coca en su propia finca.

Sanclemente, quien deberá responder en juicio por el delito de ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio, es señalado por el ente investigador de dar órdenes directas para que se borrara toda la evidencia tras el operativo de las autoridades, el 12 de febrero de 2020 en zona rural de municipio de Guasca en Cundinamarca.

En dicho operativo, fueron hallados seis kilos de sustancias químicas para la elaboración de clorhidrato de cocaína. En esa oportunidad, dichos elementos fueron destruidos teniendo en cuenta “protocolos establecidos”. Mientras que los nueve kilos de cocaína y pasta base de cocaína están en cadena de custodia.

El ente investigador reveló en ese momento que en dicha propiedad se producían cerca de dos toneladas de cocaína al mes. El valor de los insumos incautados asciende, según las autoridades, a los 126 millones de pesos.

“El potencial de producción era de 1,8 toneladas de clorhidrato de cocaína, es decir, estos insumos químicos hallados no son de poca monta”, precisó la Fiscalía en la investigación contra varios de los empleados capturados.

En la segunda línea de investigación dentro de este caso, la Fiscalía General reveló que con el fin de evitar cualquier vinculación con este caso, Sanclemente habría buscado la forma directa para eliminar cualquier tipo de evidencia.

“En septiembre de 2020, Sanclemente ordenó destruir toda evidencia que tuviera información sobre el laboratorio para el procesamiento de cocaína en la finca Aras de San Fernando”, precisa uno de los apartes del escrito de acusación.

Para lograr esto, reunió a varios de sus trabajadores para que “quemaran” todos los bienes inmuebles y enceres pertenecientes a la familia de Laureano Martínez Cortés, uno de los mayordomos de la finca y quien ya ha buscado un principio de colaboración con la Fiscalía para entregar más información sobre este caso.

Entre los enceres que ordenó quemar Sanclemente se encontraban dos computadores, cuadernos con anotaciones sobre el laboratorio para el procesamiento de cocaína, tres celulares, una tableta, un disco duro y cinco memorias USB.

Para soportar esto, se encuentra la declaración juramentada de Laureano Martínez, que se encuentra privado de su libertad en la cárcel Modelo de Bogotá desde hace tres años. Sin embargo, advierte la acusación, todas las pruebas que respaldan su declaración fueron destruidas por orden del exembajador.

En la audiencia celebrada el 13 de diciembre de 2021, el exembajador Sanclemente se declaró inocente del delito de ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

Por medio de su defensa, el abogado Iván Cancino ha señalado que él nunca tuvo conocimiento de la existencia de estos laboratorios, puesto que en esos momentos él se encontraba en la misión diplomática en Uruguay. Igualmente, señaló que jamás dio instrucciones para que se quemaran las pertenencias del mayordomo de la finca.

Sin embargo, la Fiscalía General asegura que cuenta con elementos materiales testimoniales que permiten inferir que el exembajador de Colombia en Uruguay sí dio las instrucciones para que se borrara toda esta evidencia cuando ya se tenía conocimiento de la posición de Laureano Martínez de declarar ante la Fiscalía.

Noticias relacionadas