nación

“Se le ve un ánimo político al magistrado César Reyes”: la arremetida de Álvaro Prada tras decisión de la Corte Suprema

El exrepresentante habló con SEMANA sobre la decisión de la Corte Suprema de mantener la investigación en su contra por presunta manipulación de testigos. Esto dijo.


En diálogo con SEMANA, el exrepresentante a la Cámara Álvaro Hernán Prada se refirió a la ponencia del magistrado César Reyes en la que la Corte Suprema mantuvo la competencia para investigarlo por presuntamente haber incurrido en manipulación de testigos.

“Sobre este mismo proceso, la Corte por unanimidad envía el caso del expresidente Álvaro Uribe a la Fiscalía, a la justicia ordinaria. Por eso no había motivo alguno para sospechar que la Corte iba a retener este caso, mi caso. Se le ve un ánimo político, absolutamente claro al magistrado Reyes”, dijo Prada.

Y agregó que pese a que el magistrado Reyes ha mostrado un “ánimo político en este caso”, insiste en que “tampoco permite practicar las pruebas donde no me ha dado garantías, donde he sentido vulnerados mis derechos, y hoy interpreto a miles de colombianos que sufren de injusticia, algunos están presos en las cárceles, otros perseguidos. Tengo que advertir algo: en esta decisión del pasado jueves hubo un salvamento de voto muy importante, que me da confianza en que se puede rescatar la justicia”.

“El expresidente Uribe renuncia, yo me quedo con la ilusión porque repito, seguí creyendo en la majestuosidad de la Corte Suprema. Presento 15 pruebas para que las analizaran y con ellas quedara clara mi inocencia. La Corte me niega esa oportunidad, vulnera mis derechos. Le insisto mediante un recurso, presento una tutela y, en fin, no había garantías. El magistrado Reyes me hizo renunciar, fue por su decisión, por su arbitrariedad que me tocó renunciar”, explicó el excongresista en diálogo con SEMANA.

Vea aquí la entrevista completa.

Prada señala que ese salvamento es muy importante porque los magistrados Misael Rodríguez, Héctor Alarcón y Francisco Farfán se apartaron de las razones del magistrado César Reyes para mantener el caso en el Alto Tribunal y no enviarlo a la Fiscalía. En uno de los apartes del salvamento se lee que “en desarrollo del plan delictivo, según la hipótesis que es objeto de averiguación, Prada Artunduaga le habría ofrecido a Monsalve Pineda, a través de alias “Caliche”, como contraprestación por colaborar en el caso de Uribe Vélez, gestionar su aceptación en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), contratar para él un eficiente equipo de abogados defensores, procurarle mejores condiciones carcelarias y, eventualmente, su traslado al exterior”.

Pero aclaran que dicho marcho fáctico, así evaluado, “no afectó ni interfirió de ninguna manera en las funciones que para entonces ejercía Álvaro Hernán Prada Artunduaga como Representante a la Cámara, amén que ni siquiera se advierte que tal condición se hubiere constituido en un factor determinante para adelantar las gestiones a que antes se hizo referencia”, señala el Alto Tribunal.

Prada también dijo en diálogo con SEMANA que es necesario “resaltar que esos magistrados, que no conozco, que están lejos de ser políticamente cercanos, hacen salvamento de voto pegados a las normas, a la ley, y eso me da por supuesto optimismo en que se puede rescatar la credibilidad en las instituciones. Yo creo que esa posición del magistrado Reyes amerita un análisis en las universidades. Es que recordemos que a miembros del Centro Democrático los han venido persiguiendo, no es un tema aislado. El tema mío y el tema del presidente no es aislado, es importante dar ese debate en materia académica”.