nación

Sectores cercanos a la fuerza pública rechazaron la advertencia que hizo el presidente Gustavo Petro a los altos mandos

El mandatario dijo que las hojas de vida de oficiales se verán afectadas si en sus jurisdicciones se presentan masacres.


Un fuerte rechazo generó, en sectores cercanos a las Fuerzas Militares y de Policía, el anuncio que hizo este sábado el presidente Gustavo Petro, en donde aseguró que, “la comisión de masacres y su impunidad en jurisdicciones de mandos militares y policiales afectará la hoja de vida de los mandos. Desde ahora todo mando militar o policial en su jurisdicción debe velar por neutralizar al máximo la comisión de masacres y muertes de líderes sociales”.

Para la Asociación de Oficiales Retirados de las Fuerzas Militares de Colombia (Acore), que representa a oficiales de la reserva activa, el presidente Gustavo Petro está descargando su responsabilidad política en los militares cuando es él el jefe supremo de la Fuerza Pública en el país.

El presidente de Acore, el coronel en retiro Jhon Marulanda, dijo que el presidente Gustavo Petro “está pasando la gobernabilidad y toda la responsabilidad política de orden público a los comandantes militares y policiales en todas las regiones del país, por supuesto que esto es muy delicado y puede que no haya una solución clara a la situación”.

Marulanda añadió: “en la Escuela Militar aprendimos que los comandantes somos responsable por lo que hagan o dejen de hacer sus subordinados, no importa que tan lejos o que grado tengan, y parece que Petro lo que está haciendo es pasándole esa responsabilidad por todo lo que pase o deje de pasar a los mismos comandantes militares, solo que él se refiere a la comunidad en general”.

Por su parte, el exdirector de la Policía Fiscal y Aduanera, el general Juan Carlos Buitrago, dijo que “quienes cometen las masacres y homicidios de líderes sociales son las organizaciones criminales, no los integrantes de la fuerza pública”.

Para ejemplarizar la gravedad de la advertencia del presidente Gustavo Petro contra los altos mandos, puso como ejemplo una acción terrorista con un carro bomba, “entonces ahora serán responsables los mandos militares y de policía por ese carro bomba”.

Agregó el general en retiro que lo que se hará de ahora en adelante con la advertencia del presidente Petro, es que se privilegie la omisión, afectando el debido proceso de los oficiales y poniendo a ‘rodar cabezas’ en las zonas donde se presenten las masacres.

La dura advertencia del presidente Gustavo Petro se conoce 24 horas después de que diera los nombre de la nueva cúpula militar y de Policía que lo va a acompañar a implementar lo que él llamó seguridad humana.

Los oficiales que estarán en dicho proceso son: comandante de las Fuerzas Militares, general Helder Fernán Giraldo Bonilla; jefe del Estado Mayor Conjunto, vicealmirante José Joaquín Amézquita García; comandante del Ejército Nacional, general Luis Mauricio Ospina Gutiérrez; comandante de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), general Luis Carlos Córdoba Avendaño; comandante de la Armada Nacional, vicealmirante Francisco Hernando Cubides Granados; director de la Policía Nacional, general Henry Armando Sanabria Cely, y como subdirectora general de la Policía Nacional, la generala Yackeline Navarro Ordóñez.

Es de anotar que los cambios más significativos se presentaron en la Policía, en donde salieron 21 generales con la llegada de la nueva cúpula. El remezón todavía sigue generando ecos adentro y afuera de la institución, en donde es la primera vez que se presenta una situación de esta magnitud.

Sobre el retiro masivo de generales, dijo el nuevo director, el general Henry Sanabria, que, “digamos que en la historia reciente de la Policía Nacional ha ocurrido situaciones similares, los coroneles que actualmente están haciendo curso para el general, compensarían en alguna manera esa necesidad generalato. Pero también vienen más oficiales en el grado coronel con muchas capacidades, la Policía Nacional seguirá siendo garante y fuerte en su posición de defender la Constitución y las leyes.