semana santa

Semana Santa: ¿qué es la Cuaresma y cuándo se inició?

La Cuaresma de este año se inició el pasado 17 de febrero.


A finales de este mes empezará la Semana Santa, la fecha más importante para los católicos de todo el mundo, pero antes hay otra muy importante en el calendario: la Cuaresma, que este año se inició el pasado 17 de febrero y que supone la preparación para recibir la Pascua.

De acuerdo con la tradición cristiana, la cuaresma supone un periodo de 40 días en el que las personas que profesan esta religión se preparan para la semana mayor. Para la Iglesia católica, estos días deben estar enmarcados en el perdón, la reflexión y la reconciliación.

Una de las formas más sencillas de identificar el inicio de la cuaresma es el miércoles de ceniza, en el que los fieles se ponen la cruz en la frente.

Este periodo está basado en símbolos de la biblia, pues fueron 40 los días del diluvio, también fueron 40 años de esclavitud del pueblo hebreo en Egipto, 40 los años que caminaron los judíos en el desierto y 40 los días que pasó Jesús en el desierto, durante su preparación para entregarse y ser crucificado por los romanos.

En la biblia, el número 4 representa el universo material, mientras que el 0 tiene relación con la vida de los seres humanos en la Tierra.

Cabe mencionar que la Cuaresma data desde el siglo IV después de Cristo. En esta época se empezaron a adoptar prácticas como el ayuno y la abstinencia, las cuales se mantienen hasta este momento. También se adoptó la tradición de no consumir carne durante los viernes que hacen parte de esta celebración, debido a que se considera pecado.

Los 40 días, este año, terminan el próximo 28 de marzo, día en el que se inicia la celebración de la Semana Santa y que irá hasta el próximo domingo 3 de abril, con lo que terminarán los actos religiosos.

Semana Santa sin procesiones, así se vivirá la celebración en Bogotá

La Semana Santa sí podrá ser celebrada en Bogotá, pero bajo estrictas medidas de cuidado y cumpliendo protocolos de bioseguridad establecidos por la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Entre los parámetros definidos por la Administración se explica que no se podrá tener ningún tipo de celebraciones religiosas en lugares cerrados y que las actividades que se hagan a cielo abierto deben contar con la autorización de las alcaldías locales.

“Ofrecemos absolutamente a todas las iglesias que quieran realizar cultos y actividades de oración a que se acerquen a su alcaldía local o la Secretaría de Gobierno para que podamos asignarles plazas y parques, para que estos eventos se realicen al aire libre, reduciendo el riesgo de contagio y garantizando el distanciamiento entre personas”, dijo el secretario Luis Ernesto Gómez.

Además, la Alcaldía Mayor aseguró que brindará el acompañamiento necesario a todas las iglesias para que los eventos religiosos al aire libre sean lo más organizados posibles entre el 28 de marzo y el 4 de abril.

“Les rogamos ser muy precavidos, evitando procesiones o convocatorias que puedan generar aglomeración, para que los cultos tengan un acompañamiento que permita que se realice la actividad y garantizando el distanciamiento entre personas. Que vivamos una Semana Santa de reflexión y de cuidado por la vida”, fueron las palabras de Gómez.

Durante la realización de este tipo de reuniones religiosas, los asistentes deben portar siempre el tapabocas y respetar todos los protocolos de bioseguridad, pues Bogotá también atrae turistas de otras ciudades en estas épocas religiosas.

Al tiempo, la recomendación de las autoridades es que las actividades se realicen siempre en horarios diferentes, para que los fieles tengan la oportunidad de asistir en diferentes momentos del día.

Teniendo en cuenta la difícil situación por causa de la pandemia, la Secretaría de Gobierno invitó a las iglesias, confesiones, denominaciones y a los feligreses en general a tener en cuenta lo siguiente:

  • Durante la realización de los actos religiosos, todos los asistentes deben usar correctamente el tapabocas, respetar el distanciamiento social y cumplir con los protocolos de bioseguridad.
  • Desde las Alcaldías Locales se apoyará la gestión para facilitarles a las entidades religiosas el uso de plazas públicas, parques y otros lugares para que adelanten sus eventos al aire libre. Solo deben acercarse a la alcaldía de su localidad y solicitar el espacio que deseen utilizar.
  • Los Guardianes del Espacio Público de cada localidad acompañarán dichas actividades para evitar aglomeraciones.
  • Se recomienda que los rituales se realicen en diferentes horarios del día, de tal manera que quienes quieran participar puedan tener más opciones de asistir. Así se evitan aglomeraciones o que se excedan los aforos en los lugares de culto.
  • Evitar la realización de procesiones, pues estos eventos pueden incrementar el riesgo de contagio.