Home

Nación

Artículo

Congresista José Vicente Carreño
Congresista José Vicente Carreño. Foto: Autor anónimo. - Foto: CONGRESO

política

Senador electo responde a investigación de la Corte por desaparición forzada

En entrevista con SEMANA, el senador electo José Vicente Carreño, del Centro Democrático, se refirió a la investigación que le abrió la Corte Suprema por desaparición forzada y porque en su papel de policía, al parecer, ayudó a los paramilitares a ingresar a Arauca.

SEMANA: La Corte Suprema le abrió investigación porque supuestamente usted, en su papel de policía en el 2003, permitió el ingreso de paramilitares a Arauca. ¿Qué responde?

JOSÉ VICENTE CARREÑO: Confío en mi inocencia, confío en Dios que conoce el corazón de los hombres. Tengo que esperar a que la Corte Suprema me fije la fecha para escuchar cuáles son las indicaciones que me están endilgando.

SEMANA: ¿Le preocupa estos señalamientos ad portas de posesionarse en el Senado?

J.C.: A cualquier colombiano que le hagan una sindicación tiene la preocupación natural de tener que enfrentar un proceso de estos, pero estoy con la conciencia tranquila porque no he cometido un delito, jamás me he reunido con algún grupo al margen de la ley. Esa es mi mejor carta de presentación, la tranquilidad que tengo en mi conciencia. Dios sabe que no he cometido ninguna de esas acciones que hoy me piensan endilgar.

SEMANA: ¿Usted conoció a los paramilitares, incluso desde su función como policía?

J.C.: No, obviamente cuando capturamos o se requirieron a personas sindicados de ese tema, obviamente uno los tenía que ver en la estación de policía, pero de ahí a que haya tenido una relación o que haya tenido una comunicación, nunca.

SEMANA: Entonces, ¿de dónde saca la Corte que usted supuestamente permitió el ingreso de los paramilitares a Arauca y participó en una desaparición forzada?

J.C: La Corte está en todo su derecho y obligación de investigar. Lo que yo he entendido es que una persona en Justicia y Paz hizo un señalamiento de un apellido Carreño y la Corte está en toda la obligación de investigar y más con toda la investidura que represento.

SEMANA: Es decir, ¿usted cree que el testigo de la Corte Suprema lo está confundiendo con otro Carreño?

J.C.: Esperaría que sí. En Arauca, en la época en que yo fui policía, había cinco, seis policías de apellido Carreño, pero a mí me queda muy complicado entrar a determinar esos hechos.

SEMANA: ¿Usted conoció a Santiesteban Alarcón? El testigo de la Corte dice que él fue víctima de desaparición forzada cuando usted fue policía…

J.C.: No tengo ni idea quién es, no tengo la más mínima referencia de quién es. Esperemos que la investigación determine quién es.

SEMANA: ¿Usted ayudó al ingreso de paramilitares a Arauca aprovechando su papel de policía?

J.C.: Nunca. Yo fui agente, grado subalterno de la Policía Nacional. Imagínese, ¿qué poder podría tener yo como agente para un tema como esos? Eso se sale de todo contexto, pero bueno, uno cuando está en un cargo como este aparecen enemigos naturales que pretenden generar un daño a la dignidad que hoy ostento.

SEMANA: ¿Usted cree que su investigación es un tema más político?

J.C.: Uno piensa tantas cosas, el hecho de haber sido policía durante 23 años, el enemigo común que siempre he tenido son las Farc y el ELN, grupos al margen de la ley que siempre le han causado daño a la sociedad. En mi ejercicio como policía y político siempre he salido a contrarrestarlos. No sabría decirle si es un tema político o conveniencia de los actores al margen de la ley, no lo sé, hay que esperar que la Corte dirima el tema.

SEMANA: ¿Usted se siente tranquilo con la Corte Suprema? El uribismo, su sector político, ha denunciado persecución...

J.C.: Le creo, respeto a la Corte, uno no puede estar sindicando ni señalando temas. Si los magistrados están en esos cargos es porque tienen toda la idoneidad, le creo a la justicia colombiana, de manera que no tengo ningún temor.

SEMANA: Por último, a usted lo señala ‘Chapulín’, del Bloque Vencedores de Arauca, ¿lo conoce?

J.C.: No, no sé quién es.