bogotá

Subred Centro Oriente sigue en aprietos: Contraloría de Bogotá inició visita de control fiscal

El ente de control también ofició al secretario de Salud, Alejandro Gómez López, solicitándole información relacionada con el plan previsto para garantizar la prestación de servicio en los cinco hospitales que integran la Subred.


Con ocasión de la negativa del Consejo Superior de Política Fiscal (Confis) de autorizar una adición presupuestal a la Subred Centro Oriente, argumentando que hasta que no se resuelvan las situaciones administrativas que hoy se registran y existan las garantías suficientes se permitiría el giro de nuevos recursos, la Contraloría de Bogotá ordenó para este jueves una diligencia de verificación en las oficinas de la Subred Centro Oriente.

La actuación a cargo del contralor auxiliar, Carlos Acuña, tiene como propósito recaudar información relacionada con la gestión fiscal de la Subred Centro Oriente, a fin de establecer su situación administrativa, financiera y las condiciones de funcionamiento y atención a pacientes.

Simultáneamente, la Contraloría de Bogotá le ofició al Secretario de Salud, Alejandro Gómez López, solicitándole información relacionada con el plan previsto para garantizar la prestación de servicio a los casi dos millones de ciudadanos que reciben atención médica en los cinco hospitales que integran la Subred, así como la continuidad y la remuneración de las más de 4.500 personas que trabajan en los centros médicos y las medidas puntuales adoptadas para abordar la situación financiera por la que atraviesan.

Tanto la diligencia en las oficinas de la Subred Centro Oriente como la solicitud al Secretario de Salud de Bogotá hacen parte de un ejercicio de control fiscal que se adelanta en el marco del proceso global de vigilancia a la gestión fiscal de la Subred.

En las últimas horas, el concejal de Bogotá, Luis Carlos Leal, había alertado por la crisis financiera que se viene para la Subred Centro Oriente, luego de que no se le aprobara nuevos recursos a raíz de los malos manejos administrativos, tal como lo evidenció la Superintendencia de Salud y la oficina de control interno en auditoría realizada a la institución.

“Lo vengo denunciando desde hace más de dos años. La Subred Centro Oriente ha tenido muchas alertas por malos manejos que lamentablemente no han sido escuchadas. Son más de 36 hallazgos de la SuperSalud que demuestran los malos manejos de la gerencia y el riesgo en el que se pone a los pacientes que acuden a esa Subred”, aseguró el concejal de la Alianza Verde.

De acuerdo con el cabildante, en los informes se evidencia la celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales y sin supervisión adecuada, fallas en la facturación, el cobro de carteras pendientes, pagos atrasados a proveedores desde 2019 y aumento de los costos operativos, mediante el aumento en órdenes de prestación de servicios sin justa causa.

“No es solo el mal manejo administrativo de la Subred, es ocultar esta realidad al Concejo de la Ciudad y mentirle a la ciudadanía. Y todo con la negligencia o complicidad de los entes de control, que han recibido las denuncias que he formulado durante más de dos años y no han arrojado resultados certeros, permitiendo que la subred haya llegado al grave estado financiero en el que se encuentra el día de hoy”, denunció Leal.

Para el concejal Leal, la decisión del Confis profundiza la crisis financiera de la Subred y pone en riesgo la atención y la salud de la población.

“La no aprobación de estos recursos, sumado a la crisis previamente establecida, podría resultar para el final de esta semana en la pérdida de más de 4.500 empleos, en su mayoría del área asistencial. Y el cierre total de los servicios de la subred por falta de insumos para la atención para finales de este mes” dijo Leal.

Bajo estos argumentos, el concejal de la Alianza Verde, interpuso denuncias ante la Procuraduría, Contraloría y Fiscalía, solicitando medidas urgentes para evitar la quiebra de esta subred, la suspensión provisional del cargo de la gerente Claudia Ardila y la apertura de investigación por presuntos delitos como celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales y detrimento patrimonial.

Cabe recordar que, precisamente, la gerente Ardila viene de salir de una suspensión temporal de tres meses interpuesta por la Procuraduría General de la Nación luego de confirmar el fallo de primera instancia proferido por la Secretaría Jurídica Distrital, en medio de una investigación por presuntas irregularidades en la celebración de contratos.

Pero esta no es la única suspensión que ha sufrido la gerente de la Subred Centro Oriente. Ardila había sido suspendida por la fiesta en el Hospital Santa Clara en medio de la pandemia. La medida se debió a las presuntas irregularidades relacionadas con el suministro de información falsa al Concejo de Bogotá, el aparente retraso en el deber de denunciar los hechos ocurridos el 4 de diciembre de 2020 en la sede administrativa del hospital y por tomar supuestas retaliaciones contra la persona que informó los hechos.