actualidad

“Tiene patente para mentir, calumniar y abusar”: dura crítica de Uribe a Comisión de la Verdad

El expresidente Álvaro Uribe Vélez volvió a arremeter contra esta entidad.


El expresidente Álvaro Uribe Vélez volvió a arremeter contra la Comisión de la Verdad, luego del informe revelado el pasado 10 de mayo, en el que se acusó al Gobierno de la época, para la que fue mandatario de los colombianos, de promover las ejecuciones extrajudiciales (falsos positivos).

Según Uribe Vélez, esta comisión “tiene patente para mentir, calumniar y abusar”, a la vez que “consagra una impunidad total a todo lo que diga, sugiera y recomiende”, frente a lo cual “no hay modo de defenderse de sus abusos”.

“El padre De Roux me expresó que se necesitaba plazo para no interferir en elecciones. Sin embargo, el comisionado Alejandro Valencia Villegas, ha anticipado el informe sesgado sobre falsos positivos, en el cual acusa a mi gobierno de haber incentivado asesinatos”, explicó el expresidente de la República.

En la audiencia de ‘Reconocimiento de responsabilidades sobre ejecuciones extrajudiciales en Bogotá y Soacha’, realizada el martes de esta semana, varios militares involucrados en los falsos positivos pidieron perdón a las víctimas de estos casos y la Comisión resaltó que “las ejecuciones extrajudiciales fueron crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad, que incentivaron desde el mismo Gobierno y fueron implementados por las Fuerzas Militares”.

Ante esto, el expresidente Uribe contestó que “el comisionado Alejandro Valencia Villegas ha tenido actitud política en contra de mi persona, ha sido abogado contra la Nación por el bombardeo de la Fuerza Aérea a un grupo terrorista en Santo Domingo, Arauca, hechos ocurridos antes de mi Gobierno”.

Villegas había manifestado en su momento, desde Soacha, que las ejecuciones extrajudiciales que se dieron entre 2002 y 2008, fueron parte de una política de gobierno. Esto, según el expresidente de la República, es una acusación irresponsable, frente a la que no se tienen pruebas.

“Es una irresponsabilidad señalar a mi Gobierno de incentivar asesinatos, nadie tiene la más mínima evidencia de que mi persona hubiera ordenado, tolerado o incentivado asesinatos. Y menos cuando en el Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas y los órganos de control, siempre asistían a nuestros consejos de seguridad”, dijo Álvaro Uribe.

La Comisión indicó en su informe que desde hace dos años, con el objetivo de impulsar acciones para el reconocimiento y dignificación de las víctimas y la construcción de un relato amplio, se comenzó a trabajar junto a Madres de los Falsos Positivos de Soacha (Mafapo), una organización creada en 2010 que agrupa a las madres y familiares de 19 personas asesinadas extrajudicialmente por agentes del Estado (14 en Soacha y cinco en Bogotá).

El comisionado también señaló en ese entonces que las víctimas de estos hechos provinieron de los sectores poblacionales más vulnerables y “fueron seleccionadas por habitar ciertos territorios considerados como auxiliadores de la guerrilla, por considerarlas prescindibles para la sociedad o por asumir su condición de integrantes de grupos armados, principalmente de guerrillas, sin corroborar su condición y sin encontrarse en enfrentamientos armados”.

Álvaro Uribe
Álvaro Uribe - Foto:

En el video de respuesta, publicado en sus redes sociales, Uribe pidió respeto por las acciones ejecutadas cuando fue presidente, las cuales resaltó que siempre estuvieron enmarcadas en el cumplimiento de la ley y las garantías de seguridad del país.

“Al contrario, lo que hice fue tomar medidas desde el principio para que la política de Seguridad Democrática fuera rigurosa en la observancia de la transparencia. Así consta en el informe público de 63 puntos, pero esto lo desconoce la Comisión de la Verdad, acosada por muchas ONG, que por sus orientaciones políticas han sido enemigas del derecho de los colombianos a vivir en un país seguro”, dijo Uribe.

El exmandatario concluyó su participación indicando que “el marco de impunidad de la Comisión, elevado a rango constitucional de manera ilegítima al desconocer el plebiscito, no me deja más camino que apelar reiteradamente a la opinión pública, nacional e internacional, para defender mi proceder firme y transparente que bastante sirvió a Colombia y defendió unas tesis útiles a muchos países hermanos”.