Tendencias

Home

Nación

Artículo

video

Tik Tak: un Nobel con nombre de poema

Por más que nos los expliquen, poco entendemos las razones por las que se otorgan los premios Nobel de medicina y de química. Este último, adjudicado ayer, tiene una gran diferencia, porque se lo dieron a tres químicos cuya hazaña científica tiene, así como lo oyen, nombre de poema. Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el primer Tik Tak de hoy, miércoles 5 de octubre, en SEMANA y suena por los lados del Premio Nobel de Química, porque sin entender bien cuál es el mérito de los tres premiados, todos norteamericanos y un danés, en cortico, pues sus logros químicos suenan como un poema. Nombre: la química del clic.

Como un poema, ni más ni menos. En términos un poco más complicados, la química ortogonal. Explicación: no complicar las cosas, sino trabajar con lo que es fácil y simple. Propósito: hacer más sencillo y menos costoso el desarrollo de los medicamentos.

Como dato curioso, Carolyn Bertozzi es la octava mujer en ganar este premio, y su coterráneo Barry Sharpless es la segunda vez que se gana el Nobel de Química, hazaña también lograda por la famosa Marie Curie. Pero volvamos con la explicación, la química del clic, nuestro poema, hermoso nombre, significa prácticamente lo que suena, ensamblar las moléculas juntas, pegarlas.

Como si unos ladrillos pudieran unirse a través de broches que conectados unos con otros pudieran sonar clic y dejar todo pegado, como precisamente suena el broche o un cualquier broche al cerrarse y así conseguir moléculas de mayor complejidad y variación.

Es hacer química en los pacientes vivientes para asegurarse de que las drogas vayan al lugar adecuado en lugar de al lugar que no es. Como normalmente no es fácil entender los premios Nobel de Medicina y de Química, eso siempre nos pasa que no entendemos ni jota, este tiene esa pequeña, pero al mismo tiempo, gran diferencia: que la explicación es hermosa.

La química del clic, que puede ser utilizada como nombre para bautizar una forma de unir hormonas unas con otras, hasta para entablar una relación humana.

Escuche el segundo Tik Tak de María Isabel Rueda de hoy miércoles 5 de octubre:

Tik tak: las sábanas de 500 hilos que compró el gobierno Petro: ¿tan bobitos nos creen?

Ya no saben qué más disculpas sacar para explicar las compras que, entre suntuosas y excéntricas, hizo el Dapre, para las casas privadas de Presidencia y Vicepresidencia. La más pajuda resultó ser la del propio presidente Petro. Otra bastante extraña es la de que el expresidente Duque y la exvicepresidenta Marta Lucía Ramírez se llevaron hasta los colchones… Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el segundo Tik Tak de hoy miércoles 5 de octubre en SEMANA y suena por los lados de las compras entre suntuarias y exquisitas y hasta excéntricas que hizo el Dapre para las casas privadas de la Presidencia y la Vicepresidencia, que siguen dando mucho de qué hablar, son comidilla.

Porque una de sus curiosidades es que fue utilizada como único proveedor a una empresa que prácticamente funciona en un garaje en la localidad de Suba y cuyo mérito no es que produce desde televisores de 82 pulgadas hasta sábanas de 500 hilos, lo cual sería una empresa de marca mayor, muy compleja, sino su mérito consiste en localizar los diferentes ítems en Internet y cobrar una comisión por comprarlos y entregarlos para un gran total de 173.084.000 pesos.

Que no nos debe extrañar, porque la inflación llegó a 11.44 % este mes, la más alta en 23 años. Es decir, usted o yo habríamos podido hacer la vuelta para el Dapre para la Presidencia y para la Vicepresidencia. Pero ese no es el único punto polémico, sino las explicaciones, por favor, no nos den más, que hemos venido oyendo.

A continuación, la más pajuda de todas fue la del propio presidente Petro, quien según dijo, no resistió la desigualdad que hay con algunos subalternos en cuanto a esos utensilios de uso doméstico. Por lo cual, él tomó la decisión de resolverla comprándoles dos cobijas de plumas de ganso y cuatro fundas de 300 y 500 hilos. Que no nos crean tan bobitos tampoco.

Yo no sé por qué no puede el presidente Petro aceptar cuando cometen una equivocación a su nombre. Porque, francamente estoy segura de que no fue él el que escogió las sábanas. Y aquí hubo esa equivocación. No por el hecho de que las compras se tramitaron a través de Colombia Compra Eficiente quedaron bien hechas.

Por el contrario, resultó que este muy bienintencionado organismo tiene filtraciones por las cuales se cuelan licuadoras digitales de diez velocidades de dos millones de pesos, cuando se pueden conseguir por 200 en otro mercado.

Otra disculpa que sacaron es que el expresidente Duque y la exvicepresidenta Marta Lucía Ramírez se llevaron hasta los colchones. Pues buen debate sería el decir qué cosas personales, como sábanas y televisores de lujo para las casas privadas de los mandatarios, las deberían aportar sus propios inquilinos y ahí sí con sus propios recursos, no con los de los colombianos meterle sus caprichitos a sus compras.

Pero, por favor, que no corran a cargo de los colombianos, insisto. Lo más insólito es que el escándalo se destapa mientras en el Congreso se discuten ya no la reforma de tributaria del salchichón, sino la reforma tributaria de la salchicha, y el presidente anda anunciando compras de tierras por 60 billones de pesos.

Eso es quizá lo más delicado de esta polémica, la doble moral, el doble racero. El gobierno del cambio y de la austeridad, pero de puertas para afuera, porque de puertas para adentro pesan más los 500 hilos, pero del poder.