Tendencias

Home

Nación

Artículo

Gustavo Bolívar
Video: así responde Gustavo Bolívar a las denuncias de Bruno Díaz - Foto: REVISTA SEMANA

polémica

Video: así responde Gustavo Bolívar a las graves denuncias de Bruno Díaz

El senador aseguró que emprenderá acciones legales por calumnia ante las declaraciones del actor, que insiste en que su hijo fue estafado por un contrato que le hizo al hotel del congresista del petrismo.

Las duras declaraciones y denuncias del actor Bruno Díaz en contra del senador Gustavo Bolívar desataron una fuerte polémica en redes sociales, algo que tuvo que enfrentar el libretista en las últimas horas, por lo que emitió un video aclarando la situación.

Como se sabe, el actor de cine y televisión denunció que Bolívar estafó a su hijo, Diego Andrés Díaz Valdiri, cuando lo buscó para un contrato de paneles solares que adquirió para su hotel ubicado en Ricaurte, Cundinamarca.

Al respecto, el senador petrista respondió en sus redes sociales que hizo ese video para responder las acusaciones de Díaz “que no son ciertas”, según señaló.

En ese sentido, explicó: “En el año 2018 hice con su hijo, Diego, un contrato para instalar paneles solares en el hotel de propiedad de mi familia. En ese momento él me exigió una cuota inicial de 40 millones de pesos que yo le cancelé, le pagué en su totalidad y quien tenía en arriendo el hotel en ese momento, que era la empresa Vivaconsolidadora, del señor Henry Garzón, se comprometió a pagar una cuota de tres millones y medio de pesos durante dos o tres años, le pedí a Henry que me enviara un video aclarando la situación”.

En la grabación publicada en Twitter, Bolívar adjunta la declaración verbal que dio el contratista Garzón, quien manifestó que se hicieron varios acuerdos de pago con Diego Díaz.

De acuerdo con su relato, el senador hizo un primer pago por 20 millones de pesos y “debido a la persecución que le tuvieron al senador Gustavo Bolívar, vimos los ingresos del hotel muy disminuidos, luego nos llega la pandemia, el hotel estuvo cerrado por un año donde el señor Bolívar muy amablemente no nos cobró el arrendamiento del hotel, y nosotros al abrir en octubre de 2020 nos llega un recibo de la electricidad por más de 80 millones de pesos, hicimos las reclamaciones, se llegó a un acuerdo de pago que todavía se están haciendo los pagos respectivos, no sé por qué salen en este momento esos videos, nos parece que es fuera de tono”.

El arrendatario del hotel también criticó fuertemente al actor Bruno Díaz y dijo que les quieren “achacar” la muerte de su hijo, Diego Díaz, quien falleció por covid-19. “Nos quiere achacar a nosotros que le matamos a su hijo por una deuda, creo que por una deuda nadie se muere, desafortunadamente como arrendatarios también nos vimos en la obligación de cerrar, nos quebramos, les debemos a muchos proveedores entre esos a Diego, el cual el señor Gustavo Bolívar iba a pagarle esa cuota”, argumentó.

Asimismo, el senador Bolívar mostró otro clip de video que habría sido grabado en abril del año pasado en el que aparece junto con el arrendatario Henry Garzón explicándole que durante los meses de pandemia, él no le cobraría el arriendo. En ese sentido, el congresista insistió en que pagar las deudas en ese momento era algo “imposible”.

Como se sabe, Bolívar habló con este medio y reiteró que uno de los motivos por los que no le pudo pagar al hijo de Bruno Díaz, además de la pandemia, fue por la campaña que hay en su contra. En la grabación publicada en las últimas horas, mostró varios tuits de personas que criticaban su hotel, uno de los motivos por los cuales, a su juicio, este establecimiento quebró.

Por otra parte, el senador petrista también comentó que en marzo de este año se reunió con Diego Díaz y le dijo que “iba a asumir las cuentas del hotel porque quien operaba el hotel y se había comprometido con las cuotas se había quebrado y me había dejado una cantidad de deudas”. Además de las deudas generadas por la pandemia, Bolívar también responsabilizó a algunas personas como José Felix Lafaurie, quien ha emitido varios mensajes en contra del hotel del congresista. Esto “desde que se abrió la economía intentamos reabrir el hotel para pagar todas esas deudas, pero ha habido una campaña sostenida del uribismo para que al hotel no llegue gente, incluso para el 20 de julio había 70 reservas y las cancelaron porque hicieron una campaña de que se iban a tomar el hotel y como consecuencia ese hotel se quebró”.

En ese sentido, el congresista mostró varios mensajes de WhatsApp que habrían sido enviados al número de Bruno Díaz en el que Bolívar le pide una reunión para acordar el pago, una vez que falleció su hijo: “El día que Diego desafortunadamente dejó de existir, ese mismo día le escribí al señor Bruno le dije que lo lamentaba como padre, pues sentí un dolor inmenso y le dije: ‘le recuerdo que el hotel tiene una deuda con Diego y yo la voy a asumir’ y no me dijo nada. En julio le volví a escribir que nos reuniéramos”.

En el mensaje que le habría enviado Bolívar se lee: “El hotel le quedó debiendo a Diego una plata de los paneles solares, quisiera ver contigo cómo pagarte a ti ese dinero hermano, toca a cuotas porque el hotel se quebró”. Sin embargo, según su relato no hubo ninguna respuesta.

Por su parte, el actor considera que Bolívar sólo lo buscó cuando supo que estaba planeando una denuncia pública, pero no por algún interés real en llegar a un acuerdo o porque lamentara la muerte de su hijo.

Para Díaz, según contó en conversación con este medio, el llamado que hace con su video es de tipo ético. Él sabe que el senador de la Lista por la Decencia tiene que responder por el dinero que adeuda, pero más allá de eso, siente rabia y tristeza porque quien fuera su amigo, compañero y a quien acercó a su hijo, resultó, de acuerdo con su denuncia, traicionando su confianza.

Por último dijo que en este momento sus finanzas están regulares, razón por la que no ha terminado de pagar todas las deudas pendientes: “La realidad mía es que tengo una iliquidez y es una de las cosas que me ha impedido decir si sigo en la política porque desde que entré a la política me han cerrado todas las puertas en televisión, cine, me han hecho todo el bullying para que el hotel se cierre, que es mi único negocio”, dijo.

Finalmente, anunció que emprenderá acciones jurídicas en este caso porque “hay unas calumnias en este video que no voy a comentar, no me voy a aprovechar del dolor de Bruno, pero sí voy a tomar acciones legales porque tengo que defenderme como siempre lo hago de cuanta calumnia aparece, yo tengo pruebas de lo que estoy diciendo, las voy a aportar para que la justicia sepa que nuca he estafado ni robado a nadie, antes regalo dinero, se sale de los cabellos que yo sea capaz de estafar a alguien y menos a un amigo”, concluyó en su grabación.

Los detalles del negocio

“El trabajo de mi hijo y sus colaboradores fue impecable y el resultado, inmejorable. La obra fue entregada a satisfacción y el Falsario empezó a disfrutar de inmediato los beneficios, como se observa en la factura del mes siguiente: el consumo de energía se redujo en un 50 por ciento”, explica Díaz, agregando que el acuerdo señalaba que ese ahorro sería abonado mes a mes al pago de la deuda, hasta cubrir el monto total de la obra.

El actor dice que el sistema se conoce como pago por ahorros y es un estímulo a la implementación de energías limpias, porque el contratante no debe desembolsar todo el dinero por anticipado.

De acuerdo con él, Bolívar no realizó los abonos prometidos y le ocasionó graves perjuicios económicos a Diego Andrés Díaz y su empresa, pues fue reportado a DataCrédito y le cerraron las puertas para solicitar otros créditos. Para Díaz, es inconcebible, sobre todo viniendo de una persona que describe como “un millonario”.

SEMANA se comunicó con el senador Gustavo Bolívar para consultarle su respuesta a las denuncias de Bruno Díaz y la supuesta estafa a su hijo. A pesar de que el contrato firmado es de 2018 y que, por eso, pasaron más de 20 meses antes de que llegara el coronavirus y el sector hotelero se viera afectado, el congresista aseguró que la razón para el no pago del contrato fue esa.

“El hotel hizo un contrato de la instalación de unos paneles solares y en ese momento tenía un operador, entonces hicimos un contrato que decía que yo me encargaba de la cuota inicial y el hotel se encargaba de pagarle a él unas cuotas mensuales como de tres millones y medio. Yo le pagué la cuota inicial del trabajo, que fueron como 40 millones, más unos 20 millones que se hicieron en abonos y el hotel, cuando empezó la pandemia, se quebró y dejó de hacer los pagos; entró en cesación, no solamente con ellos, sino con muchos proveedores”, respondió Bolívar.