nacion

Los pretextos más frecuentes de los bogotanos para ‘colarse’ en TransMilenio

Más de 30.000 personas han sido sancionadas durante este año.


Ni los constantes controles realizados por las autoridades ni las famosas puertas ‘anticolados’ son suficientes para evitar el ingreso a las estaciones de TransMilenio de los centenares de personas que diariamente usan el sistema de transporte público de Bogotá sin pagar el pasaje. Una problemática que genera millonarias perdidas a la compañía.

De acuerdo con un estudio realizado por Universidad Nacional, en donde analizaron los videos de cámaras de seguridad situadas en 40 estaciones (9 portales y 31 estaciones intermedias) de todo el sistema, se evidenció que 15 de cada 100 evaden el pago del pasaje diariamente. Esto equivale a un 15.36 % del total de usuarios.

Quizá el 15 % a simple vista no sea una cifra alarmante, pero sí afecta dramáticamente el sistema financiero de TransMilenio, que al año por los ‘colados’ registra perdidas que ascienden a los $ 244.000 millones de pesos.

Los ‘colados’, quienes por lo general se saltan los torniquetes o ingresan por las puertas laterales que están dañadas, cuando son sorprendidos por las autoridades como “excusa” aluden al mal servicio, demoras en las rutas, costo alto del pasaje e incluso algunos señalan que ya es costumbre no pagar.

Esta situación, que en los primeros cinco meses de este año dejó cerca de 30.000 personas sancionadas, se registra con mayor frecuencia en las estaciones Molinos, Bosa, Terreros, Calle 22, Calle 19 y la Avenida Jiménez en las llamadas ‘horas pico’.

De acuerdo con el Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, la evasión al pago del pasaje en TransMilenio acarrea sanciones y una medida correctiva de pago de multa tipo 1 o tipo 2.

La multa tipo 1, que sanciona “ingresar y salir de las estaciones o portales por sitios distintos a las puertas designadas para el efecto”, cuesta $ 133.333 pesos este 2022.

La multa tipo 2, que sanciona “evadir el pago de la tarifa, validación, tiquete o medios que utilicen los usuarios para acceder a la prestación del servicio esencial de transporte público de pasajeros, en cualquiera de sus modalidades”, está en $ 266.667 pesos.

Los sancionados tienen la opción de conmutar el pago de la multa tipo 1 o 2, si dentro de los siguientes cinco días hábiles a la expedición del comparendo participan en una actividad pedagógica o en un programa comunitario.

Asimismo, quienes no estén de acuerdo con la imposición de la sanción deben manifestarlo por escrito en la Secretaría de Gobierno y para hacerlo tienen tres días hábiles a partir de la fecha de expedición del comparendo.

Cabe recordar que desde el pasado mes de marzo, los agentes de Policía en el sistema de transporte masivo tienen cámaras incorporadas a sus chalecos para lograr captar imágenes de cuando se cometa algún delito. Esto con el objetivo de reducir la inseguridad en TransMilenio y lograr judicializar a los delincuentes que hacen de las suyas en los buses y estaciones.

Según explicó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, estas imágenes estarán conectadas en línea con el comando de Policía y convivencia de TransMilenio para permitir judicializar de manera más efectiva a los delincuentes.

Estas 100 cámaras corporales se suman a las 30.000 cámaras, que de acuerdo con la alcaldesa Claudia López hay en todo el sistema de TransMilenio. De ese total, 28.000 cámaras están al interior de los buses.