Home

Bogotá

Artículo

Negocio familiar: madre e hija defraudaron a más de 1.500 personas en Bogotá a través falsos procesos con el predial; así lo hicieron
Madre e hija defraudaron a más de 1.500 personas en Bogotá a través falsos procesos. | Foto: Fiscalía General

Judicial

Negocio familiar: madre e hija defraudaron a más de 1.500 personas en Bogotá a través de falsos procesos con el predial; así lo hicieron

La cantidad defraudada asciende a una cifra superior a los 2.000 millones de pesos y las personas afectadas residían en hogares pertenecientes a los estratos 1, 2 y 3.

Redacción Semana
26 de septiembre de 2023

La Fiscalía General, a través de la Dirección Especializada contra los Delitos Fiscales, reveló un complejo entramado criminal que operaba desde 2017 y que habría sido diseñado por Angie Daniela Ardila Gómez y su madre María Rubiela Gómez Colmenares. Estas dos mujeres, según las investigaciones, estafaron a más de 1.500 residentes de la capital colombiana por una suma que supera los 2.000 millones de pesos.

Las pruebas recopiladas indican que estas dos mujeres, una de ellas estudiante de Derecho, idearon una estrategia para obtener información confidencial que les permitiera acceder a datos de personas naturales o jurídicas propietarias o poseedoras de bienes inmuebles matriculados en Bogotá, en su mayoría pertenecientes a estratos 1, 2 y 3.

Negocio familiar: madre e hija defraudaron a más de 1.500 personas en Bogotá a través falsos procesos con el predial; así lo hicieron
Durante los allanamientos, uniformados del CTI encontraron varias cédulas que, se presume, serían de sus víctimas. | Foto: Fiscalía General

Una de las condiciones que las víctimas potenciales debían cumplir era tener obligaciones pendientes con la administración distrital en concepto de impuesto predial. Angie Daniela Ardila habría reclutado a personas de bajos recursos para que distribuyeran, puerta a puerta en diferentes localidades, oficios falsos que notificaban a los ciudadanos sobre supuestos procesos administrativos en su contra, además de obligarlos a suscribir acuerdos de pago bajo amenaza de perder sus bienes.

Según la evidencia recopilada, se cree que las acusadas pagaban a estos distribuidores 600 pesos por cada notificación falsa entregada. Además, contrataron personal específicamente para atender las llamadas de los contribuyentes morosos interesados en regularizar sus obligaciones fiscales.

La capacitación previa de quienes trabajaban en la “central telefónica” lograba convencer a las personas de depositar sumas específicas de dinero en cuentas bancarias o a través de empresas de giros para supuestamente ponerse al día con sus impuestos. Sin embargo, en realidad, el dinero era apropiado por las ahora imputadas.

En respuesta a estos hechos, el Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía llevó a cabo diligencias de registro y allanamiento que culminaron con la captura de las dos mujeres en un inmueble ubicado en el barrio San Francisco de la localidad de Ciudad Bolívar, al sur de la capital.

Negocio familiar: madre e hija defraudaron a más de 1.500 personas en Bogotá a través falsos procesos con el predial; así lo hicieron
Madre e hija durante la audiencia de judicialización por defraudar a más de 1.500 personas en Bogotá. | Foto: Fiscalía General

Como parte de estas acciones judiciales, se han tomado medidas cautelares sobre tres propiedades y un vehículo, los cuales serán destinados a la reparación de las víctimas afectadas. La Fiscalía imputó a las investigadas los delitos de concierto para delinquir con fines de estafa y enriquecimiento ilícito.

Recomendaciones para no caer en cualquier tipo de estafa

Para evitar caer en estafas y protegerse de posibles fraudes, es fundamental tener en cuenta estas recomendaciones de la Comisión de Comercio Federal (FTC) de Estados Unidos:

  • Verifique la fuente: siempre confirme la legitimidad de cualquier comunicación u oferta. Verifique que la empresa o persona que se comunica con usted es auténtica y tiene una presencia verificable en línea.
  • Desconfíe de ofertas demasiado buenas para ser verdad: si una oferta parece demasiado ventajosa o promete ganancias exorbitantes con poco esfuerzo, probablemente sea una estafa.
  • No comparta información personal o financiera: nunca comparta información sensible, como números de tarjeta de crédito, contraseñas, números de seguridad social u otra información financiera a través de correos electrónicos no solicitados o llamadas telefónicas no verificadas.
  • Utilice sitios web seguros: asegúrese de que los sitios web donde realiza transacciones en línea tengan conexiones seguras (compruebe que la dirección comience con “https://”) y busque sellos de seguridad verificables.
  • Confirme la identidad del remitente: antes de abrir correos electrónicos, mensajes o enlaces adjuntos, asegúrese de que provengan de una fuente confiable y verificada. Muchos de los correos oficiales en Colombia terminan en “gov.co”.
  • Mantenga su software actualizado: mantenga su sistema operativo, navegadores web y software antivirus actualizados para protegerse contra amenazas cibernéticas.
  • Desconfíe de llamadas telefónicas inesperadas: no comparta información personal o financiera por teléfono a menos que haya iniciado la llamada y esté seguro de la identidad del destinatario.
  • Informe sobre estafas: si sospecha que está siendo víctima de una estafa, informe a las autoridades correspondientes y a la entidad financiera involucrada.
Varios usuarios han reportado las llamadas de números desconocidos provenientes de otros países.
Para evitar caer en estafas y protegerse de posibles fraudes, es fundamental cerciorarse de quién le escribe o llama. (Imagen de referencia) | Foto: Getty Images