santander

Ataque de abejas africanas en Santander: tres personas resultaron heridas y tres perros murieron

Esto le sucedió a un grupo de integrantes de una empresa de ecoturismo de la región.


Lo que inició como un paseo por las atracciones turísticas que tiene el departamento de Santander, terminó en una tragedia luego de que el pasado fin de semana un grupo de caminantes fueran atacados por abejas africanas que dejó como resultado la muerte de tres perros.

Este lamentable episodio se registró en la quebrada Santo Ángel, ubicada en el corregimiento de Riachuelo, perteneciente al municipio de Charalá, Santander. Se pudo de terminar que las víctimas de este hecho fueron tres integrantes de ‘Almas Aventureras’, quienes por primera vez estaban explorando la zona para luego llevar a un equipo de turistas.

Este recorrido de aproximadamente 12 kilómetros, que duró alrededor de tres horas hasta llegar a la cascada, no tuvo un final feliz, pues los caminantes, una vez llegaron a su destino en compañía de tres cachorros, fueron atacados por una multitud de abejas.

Pese a que trataron de correr y ahuyentarlas, los aventureros resultaron con picaduras en todo el cuerpo, mientras que las mascotas también salieron afectadas, a tal punto que dos de ellos murió en el momento y uno más, horas después.

“Empezamos a manotear, pero nos picaron tanto que en algún momento pensamos en lanzarnos al agua porque eran demasiadas. Hasta encendimos una antorcha improvisada con ropa y elementos que llevábamos, para poder ahuyentar las abejas y buscar a los perros, pero ya era demasiado tarde”, argumentó en Caracol Radio, Carlos Altuna, líder de Almas Aventureras, empresa de ecoturismo.

Sin embargo, este grupo de caminantes denuncia presuntas irregularidades por parte de las autoridades de socorro de este territorio, pues aseguraron que por más que pidieron ayuda a la Policía de ese municipio, no la recibieron. Los perros recibían el nombre de: Noah, Max y Pecas.

Niña fue atacada por un enjambre de abejas en colegio de Barranquilla

Una niña, aún con uniforme de colegio, se sienta sobre el filo de un andén en Barranquilla, derrotada por la picadura en masa de cientos de abejas africanizadas.

En medio del hecho –y de la angustia de la menor– apareció un hombre que descendió de una moto y recurrió en su auxilio e intentó despejar el enjambre, pero también fue picado. Así se vivieron esos dramáticos segundos:

Las autoridades confirmaron que el ataque se registró en inmediaciones del colegio Marie Poussepin, hasta donde debió llegar una máquina de bomberos para atender el caso que obligó a que una estudiante fuera trasladada a una clínica debido a las picaduras.

De acuerdo con el reporte, la emergencia ocurrió hacia el mediodía en la carrera 20 con la calle 53, en el barrio El Carmen. Por su parte, el teniente Rubén Pérez, del Cuerpo de Bomberos de Barranquilla, indicó que las abejas se alteraron por el ruido.

“Ellas estaban en el parque y con el ruido salieron y picaron a cuatro jóvenes. No hubo necesidad de llamar las ambulancias, pero estamos esperando que caiga la noche para remover el panal definitivamente”, puntualizó el oficial.

Adulto mayor murió luego de ser atacado por un grupo de abejas en Antioquia

Un adulto mayor falleció y 10 personas más resultaron heridas luego de haber sido atacados por un enjambre de abejas africanizadas en la vereda La Esperanza del municipio de Turbo, Antioquia, según informó Blu Radio.

El hombre de 72 años y con discapacidad visual fue atacado por las abejas y falleció producto de las heridas.

Igualmente, de acuerdo con el noticiero radial, diez personas más resultaron lesionadas, entre ellas una mujer en alto estado de embarazo y una persona que se recuperaba de una operación en su vivienda.

El jefe de la oficina de Gestión del Riesgo de Turbo, Juan Carlos Bello, aseguró que avanzan las labores para recuperar el mayor número de abejas ubicadas en los paneles para poder llevarlas a zonas alejadas a la población y evitar nuevos ataques.

Además, la comunidad hizo un llamado a EPM para que ayuden a retirar las abejas, ya que el panal está ubicado en un poste de energía.