nación

Contraloría de Bucaramanga afronta grave déficit presupuestal

Solo hasta septiembre habría dinero para cumplir con el pago de nómina de los funcionarios de la entidad.


Viviana Marcela Blanco Morales, la contralora municipal de Bucaramanga (Santander), lanzó un llamado de alerta ante la crisis que atraviesa la entidad debido a la reducción y déficit presupuestal, que tienen en “jaque” el normal funcionamiento de la Contraloría.

De acuerdo con la contralora, recibió la entidad con un déficit presupuestal de 776.725.654 pesos y una reducción presupuestal de 2.237.263.195 pesos realizada por la administración en vigencias anteriores.

“Esto nos impide lograr los objetivos constitucionales. La situación financiera por la que atraviesa hoy la entidad es una sucesión de inadecuados manejos en la fijación y ejecución del presupuesto en años pasados”, aseguró Blanco Morales.

Aunque la contralora sostiene que se han llevado a cabo planes de contingencia para “salvaguardar el mínimo vital de todos sus servidores”, los esfuerzos no han sido suficientes y ahora están obligados a tomar medidas drásticas.

“Es nuestro deber comunicar que esta entidad solo podrá cubrir sus obligaciones hasta el día 30 de septiembre del presente año. Ejercemos la vigilancia de los recursos públicos y naturales del Municipio de Bucaramanga con transparencia, eficacia, eficiencia y la garantía del ejercicio de la participación ciudadana. No obstante somos conscientes de la difícil situación por la que se atraviesa”, agregó la contralora de la ciudad.

Pese a la crisis económica que atraviesa el Órgano de Control Fiscal, la contralora Viviana Blanco aseguró que todo el equipo de la entidad continuará “dando lo mejor de sí, toda vez que son conscientes de lo importante y sagrado que es la vigilancia de los recursos públicos”.

Asimismo, detalló que el pago de la seguridad social de los trabajadores de la Contraloría “está garantizado hasta diciembre”.

La Contraloría de Bucaramanga, al parecer, no es la única que actualmente enfrenta este tipo de situaciones. Un hecho similar ocurre en la Contraloría Distrital de Cartagena, ya que el pasado 2 de agosto renunció al cargo de director quien sería el tercero en ocuparlo desde 2017.

Ahora, sus empleados se han declarado en asamblea permanente, a manera de protesta. Esta situación se presenta debido a que no se han realizado los pagos de los salarios y actualmente existe un déficit de 1.600 millones de pesos en la entidad.

En la plenaria del 3 de agosto, le solicitaron al concejo de Cartagena tener en cuenta sus peticiones antes de elegir al próximo contralor de la ciudad.

Los funcionarios dieron a conocer las razones de su protesta por medio de un oficio en el que expresan: “Los servidores públicos de la Contraloría están preocupados por la situación actual de la entidad, la cual ha llegado a un punto en que nos está afectando en nuestra honra, solicitamos muy respetuosamente que antes de designar un Contralor encargado, se nos escuche en sesión informal para dar a conocer a la plenaria y a toda la ciudadanía, la situación actual de nuestra entidad, la cual se encuentra con un déficit de 1.600 millones de pesos”, manifestó el personal en el documento.

Además, explican que una de las razones del déficit se debe a la “mala ejecución de los saldos asignados para el compromiso de los gastos de funcionamiento relacionados en el presupuesto de la entidad y discriminados en cada rubro”; afirman que se evidencia una desfinanciación por los traslados de recursos de los rubros de los gastos de personal directos al rubro de honorarios y remuneración por servicios técnicos.