nación

En Santander, niño murió tras ser arrollado por un bus

Autoridades municipales ya habían advertido de las dificultades que presentaba el transporte escolar.


Hay luto en el departamento de Santander, luego de registrarse la muerte de un pequeño de 11 años en medio de un accidente de tránsito. El lamentable suceso ocurrió cuando el niño se transportaba en la ruta escolar, con destino al colegio ubicado en el municipio de San José de Miranda.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, la fatal situación se presentó en la troncal del norte, en la vereda Cutaligua, por donde se movilizaba la mañana de este miércoles una buseta escolar con sobrecupo y sin acompañamiento auxiliar.

“Antes de llegar a una curva, presuntamente uno de los niños abrió la puerta del bus y otro estudiante que estaba recostado contra esta salió expulsad; desafortunadamente, al caer sobre la vía el mismo vehículo lo arrolla con las llantas traseras. Ese era uno de los vehículos que se había informado que llevaba sobrecupo, tenía capacidad para 29 niños, pero iban 41″, explicó Sandra Lucía León, personera del municipio de San José de Miranda.

Como Ómar Gyobany Daza Joya fue identificado el estudiante que perdió la vida, cuando se dirigía a cumplir con su jornada escolar en el Instituto Isidoro Miranda Morantes, donde cursaba sexto grado. “Desafortunadamente, no fue posible solucionar las dificultades administrativas, logísticas y presupuestales para evitar esta tragedia”, agregó la personera.

Según la funcionaria, esto es “crónica de muerte anunciada”, pues en reiteradas ocasiones han puesto en conocimiento de las autoridades departamentales y nacionales que el municipio no cuenta con las capacidades necesarias para atender la demanda de transporte escolar. Precisamente antes de esta tragedia se estaban adelantando acciones populares con el propósito de hallar solución a esta problemática.

“Hago un llamado a las autoridades departamentales y nacionales que nos ayuden, porque por más que nosotros queramos defender a los niños, solos no somos capaces. Es muy difícil ver a tantos niños afectados, necesitamos que realmente miren la situación que se está viviendo en este municipio donde se trabaja con las uñas, porque el presupuesto no alcanza”, manifestó Sandra León.

Al lugar del accidente acudió personal de la Policía y el CTI de la Fiscalía, quienes realizaron el croquis del siniestro, recolectaron pruebas y posteriormente efectuaron el levantamiento del cuerpo del estudiante.

Nos solidarizamos con la familia del menor y ponemos todas nuestras capacidades a disposición del CTI de la Fiscalía General de la Nación para el esclarecimiento de este lamentable hecho”, señaló el coronel Ómar Castillo, comandante de la seccional de tránsito y transporte de la Policía de Santander.

Por su parte, Mauricio Aguilar, gobernador de Santander, solicitó celeridad en la investigación y aseguró que se están tomando medidas para evitar que estas tragedias se repitan en el departamento.

“Con gran tristeza confirmamos el fallecimiento del niño Ómar Daza. Acompañamos a sus familiares. Las autoridades adelantan investigaciones para esclarecer los hechos ocurridos en este incidente y evitar que estos sucesos se presenten de nuevo”, dijo el mandatario.

Asimismo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) confirmó que de inmediato se activó la ruta de acompañamiento y apoyo psicosocial tanto para la familia del niño como para los estudiantes que iban en el bus.

Designamos un equipo de Defensoría de Familia para brindar acompañamiento psicosocial a la familia de un niño víctima de un accidente en un bus escolar en zona rural del municipio de San José de Miranda”, aseguró Patricia Torres, directora regional del ICBF en Santander.