nación

Estos son los hinchas del Atlético Bucaramanga que contribuyen al cuidado del medioambiente

Los barristas tiene como propósito generar cambios en la cultura ambiental de la sociedad.


‘Aguante La Barra’ fue denominado el programa liderado por la Secretaría de Interior y la Subsecretaría de Ambiente de Bucaramanga, que tiene como propósito incentivar a los jóvenes de la ciudad, principalmente a los hinchas del Atlético Bucaramanga, a generar nuevas prácticas de compromiso social.

La estrategia, que inició como una prueba piloto de compostaje con residuos orgánicos y creación de huertas urbanas, se desarrolla en los barrios Centro, La Joya y Kennedy, lugares donde se pretende impulsar la cultura ambiental.

“El proyecto es una idea que surgió entre los compañeros de la barra con el fin de generar una conciencia ambiental en la comunidad. Nosotros como barra, también buscamos expresarle a la sociedad que no somos lo que muchos manifiestan, que solo consumimos droga o que hacemos cosas malas”, dijo Andrés Briceño, integrante del proyecto ‘Aguante La Barra’.

La iniciativa, según los barristas, intenta generar cambios en la cultura ambiental de la sociedad y demostrar que más allá de ser fiel hincha de un equipo, son jóvenes con sentido de pertenencia por sus comunidades.

“Queremos replicar este proyecto que estamos haciendo acá con mi parche y con los diferentes parches de la barra, para poder compartir un mensaje de aguante que genere una cultura ambiental que es lo que nos falta a todos los ciudadanos”, agregó Briceño.

En el barrio Kennedy, por ejemplo, los barristas han recolectado los residuos orgánicos de la plaza de mercado, donde en la parte posterior fueron ubicadas nueve composteras. Ese procedimiento tiene como fin convertir dichos residuos en abono para las huertas.

“Los he visto muy motivados a los muchachos y ya estamos viendo los beneficios, se está recogiendo el humus (sustancia que se crea a partir de la descomposición de materias orgánicas), ya se le está aplicando al jardín y la gente se ha motivado porque eso es muy bueno, porque no te tenemos que echarle ningún otro abono a las plantas”, expresó Margarita Martínez, beneficiaria del proyecto y habitante del barrio La Joya.

Reducir el impacto que producen los desechos en la capital santandereana, además de generar en los jóvenes barristas oportunidades de emprendimiento y rentabilidad mediante la producción de las huertas urbanas, es la finalidad del proyecto.

Según la Alcaldía de Bucaramanga, hasta el momento en este proyecto se ha ejecutado una inversión que asciende a los $260 millones.

Atlético Bucaramanga se quejó del arbitraje del partido frente a Millonarios

Entre el sábado y domingo se dieron los primeros resultados del fútbol profesional colombiano para el primer semestre. Sin embargo, fue el partido entre Millonarios y Bucaramanga en Bogotá uno de lo más atractivos de la jornada, aunque lastimosamente no en toda su medida por lo deportivo. El cuadro embajador se llevó los tres puntos gracias a un solitario gol de penal anotado por Diego Herazo. La falta sobre Daniel Ruiz fue objeto de polémica en redes sociales por parte de los hinchas leopardos que cuestionaron la decisión del árbitro Bismark Santiago.

Tras el partido y las reacciones, durante este lunes –23 de mayo– el que se sintió perjudicado por el arbitraje en el juego, Atlético Bucaramanga, sentó posición de descontento y a través de un comunicado oficial presentó una queja formal a la Comisión Arbitral del FPC.

La misiva, que cuenta con cuatro puntos, inicia de la siguiente manera sobre la jugada en particular: “Se le hizo saber que el juez central decretó una pena máxima inexistente, basado en una simulación del jugador Daniel Ruiz, perteneciente a Millonarios; que nunca hubo penal y, como tal, el futbolista debió ser amonestado y sancionado por engañar”.

Los señalamientos se hacen luego de que no fuera de total claridad que el contacto sobre el jugador de Millonarios fuera producido por el defensa de Bucaramanga; al parecer, se podría intuir que el ‘10′ de los ‘embajadores’ espera y busca chocar con su rival, quedando a consideración del árbitro que existe la posibilidad de que dicha acción no sea penal; por el contrario, podría representar amonestación al atacante por simulación.