santander

Imprudencia de un conductor causó aparatoso accidente en la vía San Gil-Bucaramanga

Dos mujeres resultaron heridas luego de que el carro en el que se movilizaban rodara por un abismo.


Sobre 9:30 de la noche del domingo, 3 de julio, un trágico accidente de tránsito se presentó en las vías de Santander donde la imprudencia de un conductor quien manejaba una tractomula provocó que un vehículo particular cayera al abismo dejando un saldo de tres personas heridas, entre ellas dos adultas mayor.

Los hechos se registraron el la vía San Gil - Bucaramanga, justamente a la altura del municipio de Aratoca, Santander, donde el automóvil de placas HHY412, el cual iba ocupado por cuatro personas, fue golpeado por un tractocamión de placas SXL430, cuando este ocupó los dos carriles.

SEMANA conoció que el vehículo de carga pesada colisionó por la parte delantera izquierda con la llanta trasera izquierda de la tractomula. Tras ese impacto, el carro particular fue lanzado de la vía por encima del muro de contención ubicado en el sentido Barranca - San gil.

Así las cosas, la camioneta rodó al rededor de 10 metros hacia un cafetal, por fortuna, cayeron a un matorral evitando que siguiera rodando hacia el abismo.

Las víctimas de este incidente fueron: el conductor, Carlos Cosme Casella Escobar y su esposa quien iba de copiloto, Luz Esperanza Hurtado; en la parte trasera iba la madre de Casella, Dora Orosia Escobar, de 80 años y una hermana de ella, Silvia Escobar, de 75 años.

Estas personas se encontraban de paso por el departamento de Santander, pues su recorrido iba así: Bogotá, Barrancabermeja, EL Centro, San Gil y Socorro, con regreso programado el martes 5 de julio hacia la ciudad capital.

SEMANA conoció que Dora fue la persona que resultó más afectada, a pesar que se encuentra estable luego de recibir múltiples fracturas, permanece hospitalizada en UCI en el Hospital Regional Manuela Beltrán del municipio de Socorro y el próximo sábado 9 de julio será operada de la cadera.

Silvia fue trasladada a la Clínica Medical Proinfo en la ciudad de Bogotá y se encuentra estable, ella presentó afectaciones en el lado derecho como: fractura en el pecho y tórax, fractura en la pelvis y fractura en la muñeca.

Carlos fue intervenido quirúrgicamente en la muñeca, se encuentra estable y bajo observación médica en el Hospital Regional de San Gil, Santander. Por último, Luz Esperanza, quien iba de copiloto, resultó ilesa, pues en una primera valoración médica no reportó heridas.

Ataque a bala deja Policía herido en Puerto Wilches, Santander

Un nuevo ataque contra la fuerza pública se registró en las últimas horas en el municipio de Puerto Wilches, Santander, lo que dejó como saldo un uniformado de la Policía gravemente herido.

El hecho se registró en horas de la tarde del lunes 4 de julio, en el parque del barrio Díaz, cerca de un bar conocido como Sopitas.

Se conoció que el ataque se presentó justamente cuando el patrullero, quien fue identificado como Juan Camilo Avendaño, realizaba labores de registro y control en la zona, hasta donde llegaron los sicarios en moto que le dispararon.

Según testigos, después del crimen, los pistoleros huyeron del lugar con rumbo desconocido. Por otra parte, se pudo conocer que el oficial fue trasladado de manera oportuna a la ESE Hospital Edmundo Arias y su pronóstico es estable.

“En momentos en que se encontraba de apoyo a la vigilancia realizando registro y control a establecimientos, dos sujetos en motocicleta le disparan emprendiendo la huida, lesionando al uniformado en la región abdominal lado izquierdo, encontrándose estable”, dice un informe de la Policía del Magdalena Medio.

De acuerdo con autoridades policiales, este ataque sicarial es materia investigación y se espera dar con los responsables del hecho. Cabe mencionar que en este territorio delinquen grupos criminales como el Clan del Golfo.