Tendencias

Home

Cali

Artículo

La junta directiva del sindicato de Emcali, se tomó las instalaciones de la empresa para exigir la renuncia de los gerentes. - Foto: Luis Ángel Murcia

nación

Atención: sindicato de Emcali se atrincheró en instalaciones y pide la renuncia de todos los gerentes

El grupo de sindicalistas dice que estará en las instalaciones de Empresas Municipales de Cali hasta que haya un pronunciamiento por parte del mandatario de los caleños.

Desde las 6:00 a. m. de este lunes 26 de septiembre, la junta directiva de Sintraemcali se tomó de manera pacífica las instalaciones de la gerencia de Emcali, ubicada en el tercer piso, en el Centro Administrativo Municipal (CAM).

“Le estamos exigiendo al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, la renuncia de todos los gerentes y subgerentes involucrados en los temas de posible corrupción al interior de Empresas Municipales de Cali (Emcali)”, le dijo a SEMANA Jhonny Trejos, dirigente sindical.

La junta directiva de Sintraemcali indicó que se instaló de manera pacífica para solicitar la renuncia de quienes presuntamente han sido responsables y determinadores de la corrupción al interior de Emcali. “También exigimos la renuncia del alcalde, dado que le ha quedado grande la gestión de la empresa y no ha sido corresponsable de lo que se ha planteado”, dijo Trejos.

El dirigente manifestó que llevan dos años haciendo denuncias de corrupción y no han visto que se tomen medidas por parte de los entes de control. “Creemos que esta es la única medida, una acción de hecho pacífica para que nos escuchen. Los entes de control tampoco han actuado, saben todo y solo hasta ahora salen a hacer supuestas audiencias públicas; un alarde de cosas cuando tienen las pruebas y los documentos, simplemente como un show mediático, no como una acción real y seria contra la corrupción al interior de la empresa”, recalcó.

Según Trejos, gracias a las pruebas que han mostrado, algunos contratos se han declarado desiertos, pero aún ven el panorama muy complejo. “La situación es muy difícil; el respaldo ha sido de los trabajadores, de la ciudadanía que ha defendido la empresa históricamente y de lo que hacen los medios de comunicación, que denuncian; han sido claves para dar a conocer estos entramados de corrupción y llevarlos a que se conozcan. Los entes de control no han actuado de manera oportuna, solo la movilización y este tipo de situaciones, como esta toma pacífica, es que la organización sindical ha rendido frutos”, agregó.

El dirigente sindical también afirmó que no es suficiente con la renuncia de Marino del Río Uribe, quien dejó la gerencia de energía de Emcali el pasado sábado 24 de septiembre. “Mi gestión como Gerente de Energía de las Empresas municipales de Cali ha sido siempre transparente y para facilitar las investigaciones de los diferentes órganos de control, he decidido renunciar a mi cargo”, confirmó del Río en su cuenta de Twitter.

Otro funcionario que recientemente dejó su cargo fue Juan Diego Flórez, quien estaba a cargo de la gerencia de Emcali. “El ingeniero Juan Diego Flórez batalló valientemente en entornos muy difíciles de pandemia y estallido social al frente de Emcali. Sus aciertos, muchos y memorables, y hoy con dignidad y ante procesos a clarificar en personal bajo su mando decide presentar renuncia que he aceptado. Ahora debemos revisar todo lo denunciado en relación con adquisiciones, lo que significa una reingeniería total del personal a cargo Juan Diego”, escribió Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, en su Twitter.

“Hay contratos de corrupción en la gerencia de acueducto. No es suficiente solo con la renuncia de Marino del Río y de Flórez, sino de los demás; el gerente de la GAE tampoco ha renunciado, que es donde se estructuran los proyectos. No ha renunciado Arturo Fernández, que es uno de los principales determinadores de todos estos procesos y está en la gerencia comercial. Es una situación que requiere un cambio estructural y medidas serias”, instó Jhonny Trejos.

Finalmente, le dijo a SEMANA que permanecerán en el edificio hasta que se tomen medidas serias, amplias y concretas. “Vamos a estar hasta que los entes de control también empiecen a actuar y a hacer su trabajo institucional”, concluyó.