Home

Cali

Artículo

Las placas fueron develadas con presencia de las familias de las víctimas.
Las placas fueron develadas con presencia de las familias de las víctimas. - Foto: Alcaldía de Cali

nación

Dos años después de la masacre de Llano Verde en Cali instalaron placas para recordar a las víctimas

Las familias de los cinco jóvenes asesinados hablaron una vez culminó el acto.

Después de dos años de la masacre de cinco jóvenes en el barrio Llano Verde de Cali, fueron instaladas una serie de placas que buscan hacer memoria sobre los crímenes.

“En Llano Verde se realizó la develación de placas de los 5 jóvenes asesinados en 2020. Hoy se vivió un momento significativo que convierte al parque del sector en un espacio de memoria que busca hacer un llamado a la no repetición”, aseguró la alcaldía de Cali.

Las placas fueron develadas con la presencia de las familias de Luis Fernando Montaño, Jean Paul Perlaza, Léyder Cárdenas, Álvaro Caicedo y Jaír Andrés Cortés, víctimas de la masacre, y del alcalde Jorge Iván Ospina.

“Agradecemos a quienes no olvidan a nuestros seres queridos. No queremos repetición, queremos que se acabe la violencia”, dijo Nancy Rocío Quiñones, madre de Luis Fernando Montaño.

Por su parte, Javier Micolta, padre de Léyder Cárdenas, no ocultó su tristeza, pero aseguró sentirse orgulloso de saber que desde ahora habrá un espacio para recordar a las víctimas: “Le pido a todos que trabajemos para que no haya más violencia. Cada que vea la placa será como verlo a él”.

Entre tanto, el mandatario de Cali señaló que la ciudad tiene que seguir aunando esfuerzos para apoyar al barrio Llano Verde. “Lo que necesitamos consolidar en Llano Verde son los reconocimientos y lazos sociales, por eso hemos venido trabajando ampliamente en recuperar sus espacios públicos, en tejer solidaridad, convivencia, tolerancia y en ampliar la oferta social”, apuntó.

La develación de las placas se da a pocos días de que la grave denuncia hecha por el abogado Álvaro José Montaña en redes sociales respecto al padre de uno de los cinco jóvenes asesinados.

“Álvaro Caicedo, padre de Álvaro Caicedo, uno de los cinco niños asesinados en Llano Verde, fue objeto de un atentado en la madrugada del pasado 19 de noviembre cuando se encontraba en la puerta de su residencia. Un individuo se acercó y, sin mediar palabra, le disparó en varias ocasiones. Afortunadamente, salió ileso”, aseguró el penalista.

Inmediatamente, Montaña señaló que resulta urgente que la Fiscalía General de la Nación escuche a los familiares de los niños de Llano Verde, pues “desde hace varios meses vienen manifestando amenazas en su contra y ninguna autoridad se ha acercado a brindarles protección”.

“Le solicito a la Fiscalía que no desatienda más los llamados que hacen los familiares y que proteja de manera inmediata a Álvaro Caicedo”, añadió el abogado.

En un video publicado por el penalista, con autorización del padre del joven asesinado, se ve al propio Álvaro Caicedo contar lo ocurrido. “Era una persona desconocida, yo estaba sentado afuera de mi casa. Se me acerca un señor que vestía una chaqueta, y como yo no tengo problemas con nadie, no desconfié de que fuera a matarme”, expuso.

“Hemos seguido siendo víctimas, el Gobierno y las autoridades se han olvidado de nosotros”, criticó. Caicedo instó a las autoridades a darle una mano en medio de esta situación, pues lo único que quiere, según dice, es poder vivir y dormir tranquilo junto a sus otros hijos.

“Don Álvaro es una buena persona, padre de 3 hijos y un hombre sin enemigos, que ha luchado con valentía para que se establezca la verdad respecto al asesinato de su hijo y otros 4 adolescentes en Llano Verde. El estado no puede desampararlo”, complementó Montaña.