Tendencias

Home

Cali

Artículo

En video: jueza caleña se vuelve viral por su actitud durante audiencia: "Déjeme gritar; hablo fuerte porque soy caleña".
El acalorado momento quedó registrado en un video que se ha hecho viral en las últimas horas. - Foto: Pantallazo video @radiosupercali

nación

En video: jueza caleña se vuelve viral por su actitud durante audiencia: “Déjeme gritar; hablo fuerte porque soy caleña”

La acalorada confrontación quedó grabada en un clip que dura 2 minutos y 20 segundos.

Las redes sociales se encendieron en las últimas horas, después de conocerse un video en el que se puede ver que en medio de una audiencia, la jueza del caso sostiene una discusión con el abogado.

La grabación, que fue publicada por @radiosupercali en Twitter, inicialmente muestra a la jueza dando una explicación con un tono de voz elevado. “El artículo 230 podrá acudir a los criterios auxiliares de derecho como lo son la equidad, los principios generales de derecho, la doctrina y la jurisprudencia”, indicó.

Seguidamente, señaló que: “esta presidencia justifica esta motivación debido a que el señor defensor ha pretendido todo el tiempo aplicarme una jurisprudencia de la Corte Constitucional; aunque es la corte de cierre, no puede obligar a los jueces de la República a actuar de tal manera cuando existe ley que rige para el caso en particular”, dijo.

Mientras la jueza se seguía expresando, se puede ver al abogado hacer diferentes gestos de disgusto. Entretanto, la mujer continuaba: “así las cosas, de manera errónea, él ha exigido desde el comienzo que le dé la aplicación al artículo 160; no es una audiencia que se va a hacer un pronunciamiento sobre libertad. Se va a hacer un pronunciamiento sobre una sustitución de medida de aseguramiento, aunque sea no privativa de la libertad, sigue siendo medida de aseguramiento y no tiene nada que ver con el artículo 160″, aseveró.

La jueza explicó: “toda vez que este despacho es cumplidor de la ley, se apega a ella y no a la jurisprudencia, por eso a mí no me interesa que me invoquen jurisprudencia porque aquí hay ley que rige el caso de las audiencias de sustitución de medidas y en ese sentido, este despacho es muy estricto de aplicar”, manifestó la mujer.

Después agregó: “la solicitud de audiencia de sustitución de medida de aseguramiento, el 25 de agosto de 2022 a las 3:27 del día, es decir, en las horas de la tarde, casi terminando el horario laboral; porque por si el señor defensor lo desconoce, nosotros trabajamos hasta las 5:00 p.m. El señor defensor ha insistido con la aplicación del artículo 160 que no va para el caso porque esa medida de aseguramiento sustituida no es de libertad”, dijo en un tono airado.

Entretanto, el abogado dijo: “no grite su señoría, no grite por favor”. La jueza, al escuchar estas palabras reacciona, “déjeme gritar porque ese es mi tono de voz, que pena, pero yo hablo fuerte porque yo soy es caleña, yo no soy mojigata, ni tolimense”, dijo.

Al escuchar esta respuesta, el abogado, también exaltado, le dijo: “contrólese, por favor. Tolimense, no, no me irrespete, no me discrimine”.

Ahí no terminó la discusión, la jueza, aún airada, le contestó: “cállese porque yo a usted no le he dado la palabra, le dije que no me interrumpiera”. Mientras que el abogado le insiste en que no lo discrimine: “entonces no me discrimine, que yo soy orgullosamente tolimense”, concluyó el abogado.

Finalmente, la jueza siguió con su explicación, sin retractarse de lo que había dicho: “así las cosas, esta presidencia verifica, luego de presentada la audiencia, el 25 de agosto, procedió el mismo día, mediante auto, a fijarse fecha para la audiencia”.

A continuación, el video en el que se puede ver y escuchar la tensionante discusión:

Los comentarios en redes no se hicieron esperar: “es verdad, así hablamos las caleñas”; “creo que la juez está exaltada y tendrá sus motivos, pero así no hablan las caleñas”; “que mujer tan brava. Yo creo que voltea las tajadas con la mano”; “este señor fácilmente hubiera podido bajar el volumen, pero no, simplemente quería emberracar a la caleña para luego hacerse la víctima”; “así debe actuar un juez”; “que sepa que las tolimenses también somos jodidas más no irrespetuosas”. Fueron algunas de las apreciaciones.