Tendencias

Home

Cartagena

Artículo

Vía nacional - Imagen de referencia - Foto: Cortesía Construcciones el Condor

nación

Alerta en vía al mar entre Barranquilla y Cartagena por riesgo de deslizamiento

Las poblaciones cercanas al lugar manifiestan su preocupación a las autoridades nacionales acerca del riesgo.

Hace unas semanas, en el kilómetro 88+400 de la vía al mar que conecta Barranquilla y Cartagena, se presentó un deslizamiento producto de las fuertes lluvias que ha traído la temporada invernal a la región.

A día de hoy, las poblaciones cercanas al lugar manifiestan su preocupación a las autoridades nacionales del riesgo, puesto que nuevamente la zona se encuentra en alerta por deslizamiento y pone en peligro a los residentes de los municipios aledaños a la carretera.

Con la intensidad de las lluvias, los habitantes temen que otro incidente como el del mes anterior puedan ocurrir.

Además, denuncian que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), entidad encargada de la concesión de la vía, ha hecho caso omiso ante el peligro que representan los deslizamientos.

Si bien la carretera se encuentra señalizada, los residentes explican que en ocasiones anteriores los derrumbes han ocasionado el deterioro de las vías y que no se han realizado intervenciones a profundidad. Igualmente, la comunidad pide a los organismos de control soluciones ante esta problemática.

Por el momento, el Ministerio de Ambiente y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), advierten que el próximo mes de octubre será el más lluvioso en Colombia y por esta razón quienes se encuentren en zonas de alto riesgo deberán tomar medidas de prevención para el pico de la temporada invernal.

La ciudadanía, desde sus hogares, puede disminuir los riesgos con respecto a la infraestructura, que debido a los vendavales se pueden ver afectados. Por esta razón, se recomienda tomar las siguientes medidas:

  • Almacenar agua potable con tiempo. Puede haber escasez.
  • Limpiezas de escombros, aseguramiento de techos (evitar uso de piedras, estos pueden convertirse en proyectiles debido a los vientos fuertes, pudiendo ocasionar lesiones. Preferir el uso de sacos de arena y amarres de los techos a las vigas, las vigas a las columnas y las columnas al piso).
  • Permanecer atentos a la información divulgada en los medios de comunicación y autoridades locales.
  • Tener un plan de emergencia para la unidad familiar, en el que se determinen rutas de evacuación, puntos de encuentro, refugios cercanos, teléfonos de emergencia dentro de la familia. Infórmense acerca de los planes de respuesta a emergencias locales en la Alcaldía municipal o con los organismos de socorro.
  • Infórmese de la altura sobre el nivel del mar en la que se encuentra su propiedad, pida orientación a las autoridades sobre la posibilidad de inundaciones por aumento del nivel.
  • Si su casa está ubicada cerca de playas o ríos, procure evacuar con la debida anticipación ante el paso inminente de un huracán, e ir a un lugar distante, alto, resistente y cubierto.
  • Si su casa es un buen resguardo, asegure el techo, especialmente tejas y láminas de zinc, utilice bolsas de arena para poner peso adicional, no utilice piedras o ladrillos que puedan ser levantados por el viento.

Municipios de Sucre están inundados hace más de un año

Hace más de un año, exactamente el 27 de agosto de 2021, el río Cauca se desbordó y rompió un dique a la altura de Cara de Gato, un jarillón artesanal que estaba ubicado en jurisdicción del municipio de San Jacinto del Cauca, sur de Bolívar, que se destruyó por una creciente del río Cauca.

Desde entonces, los más afectados han sido los municipios en el departamento de Sucre Majagual, Guaranda, Sucre-Sucre, Caimito, La Unión y San Marcos, donde sus habitantes viven en medio del agua, los niños van a estudiar en canoas y no se ha vuelto a sembrar.

Muchos de los campesinos sobreviven trabajando en zonas altas y los que no, se han asentado a la orilla de la carretera San Marcos-Majagual. Estas inundaciones han afectado a más de 70.000 personas.

Camino al municipio de Sucre-Sucre, para llegar a allí se debe tomar una lancha y en el camino se observan las copas de los árboles, en donde en su momento había parques, carreteras o casas que actualmente sus techos están cubiertos por el agua.