nación

Defensa del alcalde de Cartagena, William Dau, insiste en que no hay detrimento al patrimonio

Durante la décima sesión de la audiencia pública del proceso de responsabilidad fiscal que adelanta la Contraloría General, la defensa del mandatario William Dau expuso que el embargo en su contra es improcedente.


Este jueves se llevó a cabo la décima sesión de la audiencia de descargos del proceso de responsabilidad fiscal que adelanta la Contraloría General de la República en contra del alcalde de Cartagena, William Dau Chamat.

Cabe resaltar que la investigación inició en el año 2021, cuando la Contraloría Distrital ordenó embargar las cuentas personales del alcalde William Dau, y de 42 de sus funcionarios y exservidores públicos de la alcaldía.

La solicitud se hizo tras una denunciada presentada por un ciudadano identificado como Álvaro Ganem Issa, quién manifestó encontrar irregularidades en los contratos que compraron y aplicaron las pruebas rápidas del coronavirus, al principio de la pandemia. Según el contralor distrital, el contrato habría generado un detrimento patrimonial por más de 1.000 millones de pesos.

Sin embargo, tiempo después, la Contraloría liberó del proceso a 40 de los sindicados, imputando culpa grave al alcalde de Cartagena, William Dau, a Adelfo Doria y Marta Carvajal, quienes se desempeñaban como directores de Talento Humano del Distrito.

No obstante, por décima vez la defensa del mandatario distrital aseguró que no hubo detrimento. Andrés Rojas, abogado del alcalde y del exfuncionario Adelfo Doria, indicó que las medidas cautelares (los embargos) no están llamadas a prosperar, ya que, como se expuso en los descargos del proceso, el daño patrimonial no se encuentra debidamente demostrado por la Contraloría, por tanto, las medidas cautelares se hacen improcedentes, y por lo mismo, se solicitó el archivo del proceso.

Asimismo, precisó que ordenar las medidas cautelares, bajo los argumentos expuestos por la Contraloría, puede ser incluso considerado como una violación de derechos fundamentales, entre ellos el derecho al mínimo vital, argumentos que se sustentarán en el escrito que se presentará para argumentar el recurso.

Por su parte, el alcalde William Dau manifestó que “hay suficientes razones para levantar los embargos, muchas dudas han sido planteadas y me parece que ha sido muy contundente lo expuesto hasta ahora”.

La Contraloría presume que la administración de Dau Chamatt habría afectado el patrimonio de la ciudad con la ejecución del proyecto a razón de que el testeo no se le habría aplicado a la población pobre no asegurada, sino al personal que no le correspondía, basándose en las directrices del Ministerio de Salud.

“La medida del embargo se toma porque fue una situación advertida a la administración, tenían el conocimiento del no pago y lo siguieron pagando. Se busca con esto proteger el patrimonio de Cartagena”, indicó el contralor distrital, Freddys Quintero.

Incluso, por ese mismo tema, el órgano de control le pidió al Gobierno que aleje provisionalmente al mandatario del cargo para que no afecte las investigaciones. Tal como ocurrió cuando la entidad le requirió a Dau la suspensión de la directora del Departamento Distrital de Salud, Johana Bueno Álvarez, relacionada con el mismo contrato.