nación

En Cartagena, pareciera que el parque ecológico de Henequén se convirtió en una utopía

Para iniciar con la planeación para la construcción del parque, la administración distrital deberá cumplir los puntos establecidos en la sentencia.


El barrio Henequén, ubicado al suroccidente de la ciudad, se encuentra en medio de una zona de pobreza extrema. Quienes allí residen lo hacen encima de un viejo relleno sanitario y han creado pequeñas comunidades de invasiones sobre él.

La situación del relleno sanitario empeora día a día, además, se ha convertido en el reflejo de múltiples problemáticas existentes en la ciudad, como son la pobreza, inseguridad, el daño ambiental, entre otros. Esta última se ha convertido en una bomba de tiempo para los residentes.

A decisión del Juzgado Séptimo Administrativo de Cartagena con respecto a esta problemática, resolvió declarar en desacato por segunda ocasión a William Dau Chamat, en calidad de alcalde del Distrito de Cartagena.

El incidente de desacato 2002-90 impone al mandatario una multa equivalente a veinte (20) salarios mínimos legales mensuales vigentes, conmutables en arresto. La decisión de juzgado se da a raíz del incumplimiento de la sentencia de acción popular realizada el 16 de febrero del año 2009.

Sin embargo, a día de hoy, la administración distrital no se ha manifestado con respecto al fallo. Esta sentencia declaró el cierre definitivo del relleno sanitario Henequén y para garantizar la recuperación ambiental y la protección de los habitantes de la zona ordenó la implementación de las siguientes medidas:

  • Limitar el acceso al inmueble.
  • Reiniciar el bombeo de los lixiviados de las lagunas de pondajes hacia las áreas de taludes y corona.
  • Ejecutar la limpieza de las tuberías y registros que conducen lixiviados de la masa del relleno hacia las lagunas de pondajes.
  • Ejecutar la limpieza de los canales pluviales localizados en las áreas perimetrales del relleno.
  • Implementar un mecanismo de extracción y evacuación de gases.
  • Deberá dar al relleno sanitario Henequén la destinación de parque ecológico establecido en el Plan de Ordenamiento Territorial.

Este último punto se ve cada vez más lejos. Si bien la estructuración del Plan de Ordenamiento Territorial se encuentra avanzando, mientras la actual administración no tome las medidas correspondientes con respecto a los asentamientos humanos sobre el relleno sanitario, el Parque Ecológico de Henequén, seguirá siendo una utopía.

La procuradora ambiental Mayerlis Chamorro se pronunció dentro de la acción de desacato por parte del mandatario, manifestando que el predio fue invadido como consecuencia del incumplimiento de la Alcaldía de realizar medidas de seguridad en el predio, las cuales fueron impuestas por el fallo judicial.

El pasado 2 de agosto, el Tribunal Administrativo de Bolívar confirmó el fallo en el que se declaraba en desacato al alcalde William Dau Chamat, por el incumplimiento a la acción popular que ordenaba la clausura y posclausura del relleno sanitario de Henequén, así como la construcción del parque ecológico, la adquisición de los predios en donde se encuentran las invasiones, la contratación del personal de vigilancia, custodia y protección; y demás acciones tendientes a proteger a la ciudadanía cartagenera principalmente de Henequén y sus alrededores.

Acerca de Henequén

Henequén es un barrio en condición de pobreza ubicado al suroccidente de la ciudad. Los habitantes que allí residen han creado pequeñas comunidades de invasiones sobre lo que anteriormente era el relleno sanitario de Cartagena.

Esta situación se ha convertido en una bomba de tiempo para los residentes, ya que el riesgo de que ocurra una emergencia sanitaria, como la del año 1997 en Bogotá, es cada vez más grande.

El 27 de septiembre de 1997, en Bogotá, ocurrió la que hasta la fecha es catalogada como la más grande emergencia sanitaria de la ciudad, tras el derrumbe de un millón 200 mil toneladas de basuras del relleno sanitario Doña Juana; por lo menos tres localidades del sur de Bogotá resultaron afectadas por la exposición de desechos orgánicos, químicos e industriales.

Sus habitantes manifiestan el abandono distrital y carecen de servicios básicos para vivir, como un fluido eléctrico estable o un sistema de alcantarillado. Las condiciones de vida en la zona no son dignas al residir encima de dos millones de toneladas de Residuos Sólidos Domiciliarios (RSD).

Veintiún años lleva cerrado el relleno sanitario de Henequén; sin embargo, su clausura oficial por parte del distrito aún no ha sido efectuada a día de hoy. Los habitantes de ese barrio siguen esperando que el Distrito se apropie de la problemática.