Home

Cúcuta

Artículo

La destrucción se realizó de manera controlada.
La destrucción se realizó de manera controlada. - Foto: Ejército Nacional - Montaje SEMANA

norte de santander

Neutralizan acción terrorista sobre base militar de Tibú, Norte de Santander

Al parecer, este hecho iba a ser perpetrado por integrantes del GAO ELN y el GAO-r E33.

La zozobra vuelve a la región del Catatumbo, donde los grupos subversivos que delinquen en esta zona del departamento de Norte de Santander siguen atemorizando a la población civil y a la Fuerza Pública.

En ese sentido, y ante una nueva amenaza de acción terrorista, el Ejército Nacional logró neutralizar un ataque dirigido a la base militar La Gabarra, ubicada en el municipio de Tibú, territorio que se ha visto sumergido en la guerra.

En desarrollo de operaciones militares especialistas en explosivos y demoliciones de artefactos explosivos, EXDE, de la Fuerza de Tarea Vulcano, lograron la neutralización de esta acción terrorista.

Este hecho sería perpetrada por integrantes del ELN y el GAO-r E33 contra la población civil y la Fuerza Pública en el sector conocido como invasión San José, vereda Kilómetro 60, corregimiento La Gabarra, en Tibú”, señaló la institución en un comunicado.

De acuerdo con las autoridades, esta acción se presentó cuando soldados del Batallón de Operaciones Terrestres N.° 9 se encontraban realizando operaciones de estabilidad sobre el área rural del corregimiento La Gabarra, donde ubicaron una mina antipersonal con método de activación por presión, la cual habría sido instalada desde hace varios días generando temor en la comunidad que transita por el sector.

Es de anotar que el explosivo había sido instalado a unos 1.400 metros de la Base Militar La Gabarra, sobre un camino de herradura transitado por la población civil que se desplaza de la vereda Kilómetro 60 a la invasión San José.

Una vez los militares conocieron del hecho, desplegaron todas sus capacidades para llegar hasta el lugar y realizar el respectivo procedimiento de destrucción sin causar daño alguno a viviendas aledañas ni afectación a la integridad de los pobladores.

“En este momento la situación es de completa normalidad, gracias a las acciones desplegadas por el Ejército Nacional. Las unidades refuerzan los dispositivos de seguridad para seguir contribuyendo al bienestar de la comunidad del sector”, puntualizó el Comando.

Ante esta alteración del orden público, el Ejército Nacional, en cumplimiento al Plan Perseo, continuará su lucha frontal contra todos los grupos al margen de la ley que solo buscan afectar a la población civil y evitar el progreso del departamento de Norte de Santander.

Tras esta situación, los nortesantandereanos, y en especial los pobladores de la región del Catatumbo, claman por el reinicio de los diálogos de paz entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y del mismo modo, generar la posibilidad de un cese bilateral al fuego con los diversos grupos armados.

Sin embargo, los defensores de los derechos humanos en este departamento hacen un llamado especial ante las expectativas que se tienen una vez se logre restablecer estos diálogos, pues esperan que este proceso no sea como los anteriores.

“El gobierno no puede cometer los mismos errores que se cometieron con la Farc, en el que su resultado fue una serie de violencia e incremento de cultivos ilícitos en la región. Si el ELN realmente tiene voluntad y quiere iniciar unos diálogos, deben ser ellos quienes manifieste su voluntad en las regiones donde tienen control territorial, en términos del derecho internacional humanitario”, resaltó en SEMANA el defensor Diego Villamizar.

Así mismo, el defensor mostró su preocupación debido a que señaló que en lo corrido de este año se han presentado más de 100 acciones terroristas contra las autoridades en esta región, por lo que pide que este grupo armado debe anunciar un cese al fuego unilateral de todas sus actividades criminales y terroristas.