Tendencias

Home

Manizales

Artículo

Piden claridad sobre posibles sobrecostos
La ejecución está en el 1%. - Foto: Magda Jimena Ríos Bedoya

nación

Intercambiador vial de Los Cedros: la lentitud en su construcción les hace perder la paciencia a los manizaleños

El alcalde, Carlos Mario Marín Correa, dijo que se esperan avances en la gestión entre el diseñador y el contratista.

Los días pasan y los avances en el Intercambiador Vial de Los Cedros siguen sin verse. Esta obra, que está a cargo del Consorcio Meca Constructores y que deberá estar terminada en dos años, genera muchas dudas entre la ciudadanía y buena parte del Concejo de Manizales, donde se cuestiona la planificación de la misma por parte de la administración municipal.

Precisamente uno de los concejales que pide claridad es Julián García Cortés, quien preside la Comisión Primera y le transmitió el malestar de la comunidad al secretario de Obras Públicas durante el debate de control político.

“Hay preocupación de la ciudadanía a nivel predial porque no saben qué pasará con sus casas y algunas personas no están de acuerdo con los valores que les propusieron. El secretario de Obras Públicas intenta mostrar un panorama distinto diciendo que las obras ya están en funcionamiento con diferentes ejes de actuación, pero siguen las inquietudes en términos de la movilidad y la congestión vial”.

Pidió claridad acerca de los retrasos que pueden surgir y los posibles sobrecostos, a la vez que anunció que continuará el control político sobre la Secretaría porque deberá regresar en un futuro para explicar cómo va el intercambiador y si por fin tiene un avance superior al 1 % actual.

Otro de los que se ha mostrado muy crítico con el proyecto es el concejal Christian Pérez Holguín, quien además cuestiona que se le haya hecho un desembolso al contratista por más de 1.117 millones de pesos y que la administración municipal no haya comprado ninguno de los 21 predios que necesita para ejecutar la obra.

“Hemos interpuesto denuncias a la Contraloría. Me da vergüenza que los ciudadanos no ven soluciones y el secretario no nos dice nada nuevo en su exposición. Hoy después de nueve meses se les está notificando a los propietarios el interés de la compra y hay ciudadanos inconformes, hay quienes ni ánimo de negociar tienen porque la propuesta no les satisface”.

Advirtió que la expropiación judicial es un proceso que podría tardar un año y medio aproximadamente; ya que por ejemplo, el propietario del predio número cuatro falleció y la del nueve es una señora que no han logrado localizar, lo cual haría que la ejecución de esta obra se extienda hasta un periodo comprendido entre los 36 y los 48 meses.

Tal es el desconcierto en Manizales que ya intervino hasta la Contraloría, la cual anunció que se tomó una acción especial de fiscalización ante las denuncias de los ciudadanos y los concejales por la lentitud de este proyecto.

El contralor Municipal, Iván Darío Triana Delgado, aseguró que el ente de control cuenta con seis meses para analizar la situación, por lo que a más tardar en la segunda semana de diciembre se hará un pronunciamiento. Precisó que se atenderán las cuatro denuncias que se han presentado hasta el momento.

Se hará el control fiscal a la inversión de los recursos cercanos a los 27 mil millones de pesos; relacionado con la actuación precontractual, los avances de la obra de acuerdo al cronograma y los pagos al contratista por 24 mil millones de pesos, además del interventor por más de dos mil millones de pesos”.

Pero en todo este proceso los más perjudicados son los habitantes del sector de Los Cedros, quienes viven en una constante incertidumbre porque no saben qué pasará con sus casas y su barrio cuando el intercambiador por fin sea una realidad. Héctor Fabio Castaño García, quien es integrante de la Comisión de Conciliación, indicó que en la zona se ve una problemática vial desde hace más de 14 años, cuando se hizo la glorieta, la cual es un fracaso total porque funciona de forma atípica.

Manifestó además que la Glorieta de Castilla, la cual se encuentra unos metros más arriba, tampoco cumple con la función de mitigar el riego vial debido a que no existe un flujo ordenado de los vehículos y que la ubicación del establecimiento educativo del sector también afecta la movilidad, pero que hay oídos sordos en la Administración Municipal.

“En este sector de Los Cedros el proyecto inició al revés y está lleno de vicios porque no se cumplen los mínimos parámetros que establece la normatividad para la ejecución de obras civiles. Tampoco hay socialización ni acompañamiento a la comunidad. Se iniciaba el 15 de enero, pero estamos a 28 de septiembre y la obra no lleva ni el 1 %. No se han presentado planes de mitigación sobre algunos lugares de la zona como la cancha de microfútbol, la institución educativa o los paraderos de buses”.

¿Qué dice la Alcaldía de Manizales?

Ante la gran cantidad de críticas que se han originado por la realización de esta estructura vial, el alcalde, Carlos Mario Marín Correa, dijo en un video publicado en su perfil de Facebook que se esperan avances en la gestión entre el diseñador y el contratista; ya que este último dice que el diseño, que es de la administración anterior, no quedó bien hecho y por eso se tienen dificultades.

“Estuve preguntándole a gente que sabe y me dijeron que esto es normal porque en Manizales hay personas especializadas en ganarse esas licitaciones, tirándose por debajo del precio y entregando unos diseños que luego al contratista le toca asumir. Ya cité a todas las partes y les advertí que les aplicaré las pólizas de cumplimiento; además que podrían recibir sanciones que les impidan contratar con el Estado durante varios años. Se le dijo al contratista que debe tener cuatro frentes de obra en la salida a Neira, la curva de la gasolinera, en la glorieta y en la cimentación de los pilares de los puentes”.

El mandatario también indicó que la gestión predial avanza y que esta semana se terminan de conciliar ofertas con los propietarios, pero que primero era necesario tener todos los diseños del proyecto, pues en Colombia ha ocurrido muchas veces que se compran los predios, las obras no se hacen por algún motivo y luego los terminan invadiendo, por lo que es mejor ir paso a paso.

También se pronunció el secretario de Obras Públicas de Manizales, Mauricio García Chiquito, quien aseguró que el proceso se desarrolla conforme a los tiempos acordados porque en diciembre se recibió la autorización para la compra de predios y en enero se empezó el análisis para levantar las fichas técnicas.

“El contrato es de 24.268 millones, de los cuales se han pagado a la fiducia un total de 3.700 millones. La Alcaldía de Manizales no ha desembolsado dinero al contratista, sino que la fiducia le dio un anticipo por 1.177 millones con aprobación previa de la interventoría; además hay un saldo del anticipo de 2.535 millones de pesos. En este momento se trabaja en cuatro frentes de obra, de los ocho que se tienen proyectados; con algunas actividades como instalación de bases, demolición, reguladores viales, corte de pavimento y fraguado”.

Hizo referencia también a los avalúos, destacando que ya se les entregaron las ofertas formales de compra a los propietarios y que desde la administración se espera para ver si son aceptadas o rechazadas. Puntualizó que de los 21 predios que se necesitan hay dos que son del municipio y que de los 19 restantes serán adquiridos los que en verdad sean de utilidad pública.

La ciudadanía manizaleña espera que haya claridad pronto sobre este asunto y, sobre todo, que se vean avances significativos para que valga la pena soportar trancones y el pico y placa que durante varios años no se aplicó en la capital caldense, pero que rige desde hace algunos meses precisamente para aliviar la gran congestión vehicular que supone una obra de estas características.