antioquia

Alcalde amenazado y tres obras públicas paralizadas por ilegales en El Bagre, Antioquia

Las autoridades departamentales avanzan en las investigaciones para identificar a los violentos.


La Alcaldía de El Bagre ordenó frenar la construcción de tres proyectos de infraestructura porque un grupo armado que delinque en el municipio le exigió una millonaria suma de dinero al mandatario local, Fáber Enrique Trespalacio, a cambio de no atentar contra los involucrados.

Al parecer, ilegales del Clan del Golfo le pidieron 300 millones de pesos al alcalde para que los contratistas pudieran continuar con la reparación del polideportivo, la cancha La Bombonera y una ciclorruta que rodea la pista local de aterrizaje.

El mensaje violento llegó la semana pasada a oídos del funcionario. Ante la negativa, lo amenazaron de muerte y sujetos armados le ordenaron cerrar el establecimiento comercial que tiene bajo propiedad.

Ahora bien, a raíz del silencio del mandatario, las palabras fueron reforzadas a uno de los contratistas de las obras luego de que lo citaran en un paraje de la zona rural del municipio.

“Les comentaron de la extorsión y les manifestaron que las amenazas no eran contra ellos, sino contra el alcalde por no pagar”, indicó una fuente de la administración local que pidió que su nombre sea reservado por seguridad.

Desde el 9 de junio las obras están paralizadas por cuenta de las intimidaciones. Sin embargo, en los próximos días se podrían activar porque el comando de la Policía Antioquia ofreció garantías de seguridad para los trabajadores.

A la par, el gobierno departamental afirmó que un equipo de investigación de esa institución avanza en los estudios para identificar a los emisores que tienen bloqueado el cumplimiento del plan de desarrollo y en jaque la integridad física del alcalde de El Bagre.

A pesar de las acciones anunciadas, los habitantes de este municipio están sometidos a las extorsiones del Clan del Golfo y Los Caparros, quienes se disputan las rentas ilegales en esta localidad del Bajo Cauca antioqueño.

El caso de la administración es uno de los tantos flagelos de la comunidad. La realidad es que en el municipio la extorsión está disparada”, le afirmó uno de los habitantes de El Bagre a SEMANA.

Las víctimas preferidas por los hombres armados son los campesinos, mineros y comerciantes. Por orden de los comandantes, cada mes deben entregar la cantidad de dinero exigido para asegurar sus vidas. Los que no cumplen, han sido asesinados.

Si bien este año ante la Fiscalía solo se han instaurado tres denuncias por extorsiones, dos de ellas puestas por el alcalde, las autoridades reconocen que el fenómeno delictivo es amplio.

Prueba de ello es un audio que circuló en el corregimiento Puerto López del pueblo donde un supuesto miembro del frente Virgilio Peralta de Los Caparros les advirtió a las víctimas que debían cumplir con sus obligaciones para no tener consecuencias.

“Muy buenas tardes para los comerciantes, mineros y finqueros. Reciban un cordial saludo. El llamado es porque se niegan a pagar la bonificación que le corresponde mensualmente a la empresa. No se hagan matar pendejamente”, comentó el sujeto que se identificó como el comandante financiero de ese brazo armado.

Paso seguido, nombró a cada una de las personas que no han cedido ante sus pretensiones y cerró dando las gracias por la atención. No obstante, las autoridades de El Bagre les insistieron a las víctimas que no dieran el brazo a torcer.

Frente a este escenario, la Personería municipal le pidió a la fuerza pública que se tomen las medidas necesarias para salirle al paso a las organizaciones delincuenciales que tienen azotada a la comunidad: “Los comerciantes y mineros están agobiando por tanto pago de extorsión a diferentes grupos”, señaló el Ministerio Público.

Además de este delito, en El Bagre hay altos índices de desplazamiento y homicidios selectivos asociados a las acciones delincuenciales que generan los ilegales.