chocó

Artefacto explosivo generó terror en las calles de Quibdó, Chocó

Gustavo Petro realizará un consejo de seguridad en la capital de este departamento.


Un maletín que fue abandonado en el centro de la capital de Chocó puso en alerta a las autoridades durante la tarde de este miércoles. Al parecer, una persona la tiró sobre la vía pública y huyó del sector. Los rumores de que contenía un artefacto explosivo empezaron a tomar fuerza entre los vecinos del sector, víctimas frecuentes de los grupos ilegales.

El comandante encargado de la Policía Nacional en Chocó, coronel Diego Mauricio Córdoba Rojas, detalló que la comunidad lanzó las primeras alertas sobre la amenaza que, una vez fue percibida, se encargó de aislarla mientras las miradas de pánico seguían distantemente sobre el paquete, a la espera de expertos en la materia.

Las primeras averiguaciones de la fuerza pública concluyeron que el maletín fue lanzado por un miembro de una organización delictiva que opera en la zona urbana de Quibdó. Tal como lo anticiparon los testigos, dentro del bolso sí había un artefacto explosivo que estuvo a punto de detonar ante varios establecimientos comerciales.

Minutos después, las unidades técnicas de la Policía Nacional hicieron la desactivación controlada del material terrorista que tenía la intensión de agudizar las condiciones críticas de orden público que tiene el departamento, marcada por homicidios selectivos e intimidaciones violentas contra las personas que se oponen a la delincuencia.

Ese escenario fue confirmado por el comandante de esa institución que le hace contrapeso al Clan del Golfo y a los grupos locales que gestionan el tráfico de estupefacientes y otra suma de delitos en Chocó. “Estos hechos delictivos son acciones intimidatorias para el pago de extorsiones”, señaló el coronel Córdoba Rojas.

Él agregó que todas las capacidades técnicas están enfiladas para dar con el paradero de la persona que cargó el bolso hasta el centro de Quibdó, quien tendría el respaldo de un grupo de sujetos con las capacidades de gestionar este tipo de materiales terroristas. Así las cosas, prometió la judicialización de los ilegales.

Frente a este escenario turbulento que está represado desde hace varios años, en la agenda del presidente Gustavo Petro aparece un consejo de seguridad en el que evaluarán las condiciones del Chocó. El encuentro está programado para las 12:00 m. de este jueves en Quibdó, donde se esperan a los altos mandos militares del país.

En el radar de las autoridades hay varias amenazas que gestionan los grupos ilegales, sobre todo los hombres de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia que lograron concentrar el armamento delictivo en los barrios y veredas del departamento, al igual que la guerrilla del ELN y Los Mexicanos, encargados de promover el narcotráfico y minería.

Si bien las organizaciones que defienden los derechos humanos y la Iglesia católica han denunciado que los municipios de esta región están sometidas al olvido de parte del Estado, el nuevo gobierno anunció que los reflectores de sus acciones estarán puestos sobre los departamentos que forman el litoral del Pacífico.

Gustavo Petro calificó a Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño como las zonas más pobres y excluidas de Colombia. En ese sentido, las poblaciones serán privilegiadas con el plan de desarrollo, con el fin de garantizar los derechos universales como la educación, salud, vivienda y agua potable, así lo mencionó el mandatario nacional.

“Cada ministro, cuando haga sus planes, comienzan primero por las regiones más pobres de Colombia. Es decir, la más pobre -el Litoral Pacífico-. Por aquí comienza todo. Ese es el mandato que se nos ha dado por parte del pueblo y, mayoritariamente, por el pueblo del Pacífico”, comentó el feje de Estado en medio de la primera cumbre de alcaldesas y alcaldes del litoral Pacífico que se llevó a cabo en Cali.

Noticias relacionadas