Tendencias
Tres días completan bloqueos en el Bajo Cauca Antioqueño.
Cuatro días completan bloqueos en el Bajo Cauca Antioqueño. - Foto: suministrada a Semana

antioquia

Cuarto día de bloqueos en el Bajo Cauca: más de 30 camiones saqueados y aún no hay intervención del Gobierno nacional

Se espera que en el transcurso del día lleguen delegados del Gobierno nacional para atender la crisis de orden público.

Cuatro días completa una difícil situación en el Bajo Cauca Antioqueño, en donde mineros ilegales y artesanales decidieron bloquear la vía entre Cáceres y Caucasia. Esta situación se agrava porque hay cerca de 1.200 vehículos represados y más de 30 camiones saqueados por cientos de personas que se aprovecharon del paro para robar toda la mercancía.

Cabe recordar que, desde el miércoles pasado, los mineros han venido cortando gigantescos árboles y los tumbaron sobre la vía, bloqueando el paso de todo tipo de vehículos, dejando atrapados en la mitad más de 30 camiones que fueron saqueados. Pero lo más preocupante ha sido los ataques por parte de varias personas hacia los transportadores que se han defendido con lo que pueden.

Los primeros en levantar la mano de preocupación fueron los agremiados de la Asociación de Transportadores de Cargas (ATC) que suman más de 1.500 millones de pérdidas. Al menos 1.200 carros quedaron atrapados en la protesta con el material que debían distribuir en las ciudades esta semana: alimentos, animales y equipos.

“Ya vamos a cumplir cuatro días de paro, donde tenemos pérdidas millonarias por cerca de 1250 millones de pesos, lo más preocupante es que estamos en una alerta por saqueos y atentados contra la integridad física de todos los conductores. El Gobierno Nacional no nos ha escuchado. Necesitamos un diálogo, nos han dejado solos con este problema, las autoridades administrativas son un total fantasma”, dijo Quiceno.

Ellos han sido víctimas de saqueos. En varios vídeos se observa a las personas abalanzarse sobre los vehículos para mercar con lo que no les corresponde. A pesar de los incidentes, la Fuerza Pública no está autorizada para meter las manos en la manifestación, dado que están sujetos a las instrucciones que determine el Gobierno nacional.

Uno de los conductores, en medio de su preocupación, contó que les ha tocado defenderse como pueden, porque no han recibido apoyo de la fuerza pública.

“Nos están robando toda la mercancía, nos estamos defendiendo con palos y piedras y algunos tienen armas. No tenemos el apoyo de la fuerza pública. Nos están atacando, nos están golpeando”, contó un conductor desesperado.

Sobre el actuar de la Policía, indican los habitantes de este trayecto, que los uniformados han mantenido una posición de diálogo con los promotores de los bloqueos, pero que no se han atrevido a actuar con el Escuadrón Móvil Antidisturbios, por miedo a represalias del alto gobierno.

Precisamente la Gobernación de Antioquia ha sido insistente en la intervención urgente del Gobierno nacional. En su intervención en el Consejo de Seguridad Ministerial para los municipios del Valle de Aburrá, adelantado en Medellín, el Seres de Seguridad Humana y de Gobierno de Antioquia, Luis Fernando Suárez Vélez, hizo especial énfasis a la grave problemática que vive el Bajo Cauca antioqueño.

“No se puede mostrar debilidad ante la comisión de delitos. Le hemos pedido al Ministro de la Defensa la intervención lo más pronto posible con la fuerza pública, creemos que está agotada la vía del diálogo, que hemos surtido todos esos procesos administrativos previos, pero estamos gravemente preocupados porque se puede seguir escalando esta problemática que hay en el sector del Bajo Cauca antioqueño y se puede extender a otros municipios de esta subregión del departamento”, afirmó el secretario Suárez.

El ultimátum del Gobierno a los mineros que protestas en el Bajo Cauca

El ministro de Defensa, Iván Velásquez, se refirió al paro que sostienen desde el pasado 21 de septiembre los mineros del Bajo Cauca antioqueño sobre la Troncal de Occidente. Aunque advirtió que este Gobierno prioriza el diálogo, podría darse la intervención de la Fuerza Pública en dado caso de que la conversación no supere los bloqueos.

Los argumentos que sostienen la manifestación, que ya empieza a paralizar a la región, tienen que ver con las operaciones que ha adelantado la Policía y el Ejército contra las actividades de extracción de yacimientos mineros que no cuentan con el visto bueno del Estado para estar activas. Por ejemplo, la destrucción de maquinaria amarilla.

Con base en las estadísticas suministradas por las autoridades, en lo que va corrido de este año, en esta subregión de Antioquia se han incautado 184 dragas y 47 retroexcavadoras que encajarían con la minería ilegal. Buena parte del material que han hallado ha sido atribuida, preliminarmente, a las organizaciones delincuenciales.