medellín

Daniel Quintero perdió otra batalla en el Concejo de Medellín: niegan apelación para venta de EPM en UNE

Nuevamente se radicará el proyecto para que lo discutan por sexta vez en el Concejo de Medellín.


El ambiente político en la capital de Antioquia sigue alterado por cuenta del proyecto de acuerdo que busca vender las acciones que Empresas Públicas de Medellín (EPM) tiene en UNE. El negocio le dejaría a la ciudad más de dos billones de pesos. Sin embargo, el Concejo no da luz verde para que la compañía gestione la comercialización del patrimonio público.

Daniel Quintero ha insistido firmemente en la iniciativa porque la compañía que preside necesita esos recursos para reorientar el plan de inversiones. Así las cosas, lo que requiere el mandatario es que la corporación apruebe la activación de la cláusula de protección del patrimonio público que blinda los bienes. Pero el proyecto está minado de desconfianza.

El argumento que sostiene la necesidad de los votos positivos se mantiene con la palabra riesgo. De acuerdo con la información expuesta por la administración, si EPM no logra vender sus acciones, “continuará expuesto a los riesgos propios de la industria, lo que podría exigir capitalizaciones futuras, limitando la inversión en los negocios de EPM”.

Ahora bien, el Concejo ha negado en cinco oportunidades ese proyecto porque no es claro en qué se va a invertir el dinero que salga de la venta. En la línea de oposición está firme el Centro Democrático, el movimiento político Estamos Listas, Todos Juntos, Alianza Verde y el Partido de la U con su representante Luis Carlos Hernández.

Este jueves se votó una apelación que presentó la Alcaldía de Medellín luego de que la comisión primara refutara la venta de las acciones. Diez concejales le dieron el espaldarazo, otros diez lo rechazaron y uno más se declaró impedido porque uno de sus familiares tiene un contrato activo con Tigo. Tras el empate, la resolución fue negativa.

Los corporados que votaron a favor fueron Lucas Cañas, Aura Marleny Arcila, Fabio Humberto Rivera, Juan Felipe Betancur, Carlos Mario Romero, Jaime Cuartas, Juan Jiménez Lara, Babinton Flórez, Lina García y Nataly Vélez. Las dos últimas fueron electas por el Centro Democrático y, este año, repartieron las cobijas en medio de polémicas.

No obstante, Quintero Calle ha acusado exclusivamente a los políticos que están enfilados en el uribismo de ponerle frenos a su iniciativa. En varias oportunidades los ha cuestionado por medio de su cuenta de Twitter por nadar en contra de sus pretensiones. Una vez conoció el resultado negativo de este jueves, volvió a arremeter contra ellos.

“¿Es tan difícil hacer lo correcto? Concejales del CD insisten en negar la activación de la Cláusula de Protección del Patrimonio Público en favor de EPM lo que significará perder tres billones hoy en manos de una empresa privada. EPM debe insistir nuevamente”, escribió el mandatario del distrito en sus redes sociales.

Tal como lo anticipó, el proyecto seguirá caminando en los pasillos del Concejo de Medellín hasta que cuente con la mayoría para que la compañía paisa saque a la venta las acciones que, a la fecha, no se tienen identificado potenciales compradores a razón de que el proceso de enajenación no ha iniciado.

Así las cosas, el estruendo de la iniciativa no parece tener fin. En la última semana, la discusión también llegó al Congreso de la República: la representante del Pacto Histórico, Luz María Múnera, celebró la negación; mientras que el senador Álex Flórez Hernández, también del Pacto Histórico, reprochó su posición a través de internet.

“Representante, ¿aplaude usted que una empresa privada se quede con el patrimonio público? ¿Agradece que le entreguen UNE sin ningún costo al privado Millicom? Es claro e IRREFUTABLE, que la única forma de proteger el patrimonio público en este mal negocio se está recuperando”, señaló el senador.

En respuesta, la representante dijo: “Con gusto le explico las alternativas que no arriesgan el patrimonio público, como sí lo hace el proyecto de acuerdo. ¿Cómo haremos de Medellín una potencia del software si dejamos a un privado nuestra empresa de telecomunicaciones? Coherencia con nuestro programa de gobierno”.