antioquia

Diez estudiantes se intoxicaron luego de consumir el refrigerio del PAE en Rionegro, Antioquia

Un laboratorio determinará si los alimentos suministrados estaban en malas condiciones.


Las autoridades sanitarias de Antioquia investigan una intoxicación masiva que se registró en una institución educativa de Rionegro. Al parecer, luego de tomar el refrigerio del Programa de Alimentación Escolar, diez alumnos presentaron síntomas de malestar que fueron atendidos en un centro hospitalario de esta localidad del oriente del departamento.

Los hechos se presentaron este jueves en el colegio José María Córdoba, en la sede de la Escuela Unida, minutos después de consumir una bolsa de leche y un pastel. Según el informe del subsecretario de Salud de este municipio, Felipe Puerta, los menores de edad expresaron tener malestar gástrico, pero sin mayores gravedades.

Ante la situación, las directivas los remitieron al servicio de urgencia del Hospital San Juan de Dios donde los especialistas diagnosticaron la condición de salud que encendió las alarmas sobre la operación de la empresa que distribuye el Programa de Alimentación Escolar en Rionegro, cuyos productos no han sido confirmados con la enfermedad.

“Se han tomado muestras de los alimentos, los cuales serán analizados por parte del Laboratorio Departamental de Salud Pública y, de esta manera, determinar cuál pudo haber sido la causa de esta sintomatología que están presentando nuestros estudiantes”, afirmó el funcionario de la Alcaldía.

Este hecho se presenta luego de que la Procuraduría provincial de esa subregión denunciara que en los colegios del municipio de La Ceja habrían distribuido carne de caballo en los platos de los estudiantes. Un equipo especializado detalló la proteína roja y encontró similitudes con la de equino. La Fiscalía y Contraloría le pusieron la lupa al caso.

El ente de acusación buscará si hubo irregularidades en la adjudicación del contrato para el suministro de los productos cárnicos a los niños que se beneficiaron del Programa de Alimentación Escolar (PAE) en esta población durante el primer semestre de 2022. El proceso busca esclarecer si hubo delitos administrativos en medio del acuerdo.

“La indagación se inició de oficio ante la denuncia pública que hicieron algunos medios de comunicación sobre el posible suministro de carne de caballo a los menores cobijados por el citado programa. Las labores de policía judicial respectivas están siendo adelantadas por servidores de la Dijín de la Policía Antioquia”, afirmó la Fiscalía en Medellín.

Frente a las dudas que hay en la consecución del PAE en el departamento, la Gobernación aclaró que este programa opera de manera descentralizada, mediante la celebración de uno o varios convenios interadministrativos entre la administración de Antioquia y los municipios. Así las cosas, los recursos se envían a cada jurisdicción.

Sin embargo, en la Gobernación aseguraron no desprenderse de los procesos. La Gerencia de Seguridad Alimentaria y Nutricional tiene a cargo la coordinación y asesoramiento para la puesta en marcha de la distribución de refrigerios en las instituciones educativas públicas, con especial atención en los municipios no certificados.

En ese seguimiento, los especialistas recomiendan ciclos de menú donde el componente de la proteína de origen cárnico debe ser siempre de origen porcino y bovino. “La carne de equino no se tiene contemplada como una posible opción de intercambio para proporcionárseles a los beneficiarios. La Gobernación rechaza este tipo de intercambios”.

Además de estos dos municipios, en las últimas semanas el Ministerio de Educación atendió denuncias en Urrao, Medellín y Concordia donde los estudiantes tuvieron que acudir a servicios médicos para atender alteraciones luego de consumir los alimentos del PAE. En la capital de Antioquia se descartó el mal estado de los productos.

Sin embargo, en Urrao y Concordia quedaron en evidencia las comidas con hongos y fechas de vencimientos con inconsistencias. En el primer caso, se le pidió al operador mejorar las condiciones de prestación del servicio y en el segundo pueblo el proceso de seguimiento está avanzando.