Home

Medellín

Artículo

Municipio de Cáceres, Antioquia. - Foto: Cortesía

antioquia

ELN libera a indígena secuestrado en Antioquia

El secuestro desencadenó un desplazamiento masivo que enciende las alarmas en el departamento.

La Defensoría del Pueblo confirmó en las últimas horas la liberación de un indígena que fue secuestrado por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en zona rural del Bajo Cauca antioqueño. Su detención ilegal causó un desplazamiento masivo de la comunidad Embera Katio en esta subregión. Las autoridades encienden alarmas por el crítico orden público.

La víctima fue identificada como Julio César Gutiérrez González, amordazada por miembros de la guerrilla cuando se desplazaba por la vereda San Pablo del municipio de Cáceres la semana pasada. En medio de su cautiverio, dos de sus hermanos fueron asesinados en ese sector por hombres de la misma corriente delincuencial del ELN.

“Celebramos la liberación en Cáceres, Antioquia, de Julio Gutiérrez, indígena embera. Pedimos a los grupos armados ilegales dejar por fuera de sus acciones a la población civil. Ofrecemos nuestros canales humanitarios para la liberación de todos los secuestrados”, anunció la Defensoría del Pueblo a través de un mensaje publicado en Twitter.

Si bien se desconoce el argumento de los ilegales para secuestrar al hombre, las autoridades dieron cuenta que en esta zona del departamento los grupos armados sostienen una lucha a sangre por el control de los territorios, eso estaría implicando la instrumentalización de personas y el sometimiento de quien se oponga al objetivo.

Esas confrontaciones han causado el desplazamiento de 77 personas en el municipio de Cáceres. Ellas han huido hacia la zona urbana para esquivar las intimidaciones de las organizaciones que están en disputa. Además del Ejército de Liberación Nacional, también figuran las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Clan del Golfo) y Los Caparros.

La preocupación de las autoridades es de grandes proporciones porque los delincuentes estarían reclutando a menores de edad para hacerse contrapeso. Si bien estos hechos criminales han sido advertidos por el Ministerio Público, se conoció que los sujetos armados les prohíben a las comunidades denunciar cualquier tipo de delito.

La extracción de yacimientos mineros es el principal tema de disputa. De igual manera, la ruta estratégica que une al Bajo Cauca con las demás subregiones del departamento de Antioquia y algunos pueblos de Córdoba. Ese corredor resulta de interés para la organización que comandó alias Otoniel, quien se mueven con libertad en la zona.

La Defensoría del Pueblo tiene bajo estricto seguimiento a este sector del país donde ha advertido sobre la vulneración del derecho internacional humanitario, entre otras violaciones a la Constitución. Si bien son muchas las quejas, son motivo de alerta que los grupos armados impiden los derechos a la vida, libre locomoción y expresión.

“Por esta razón se requiere que el Gobierno nacional haga uso de todas las herramientas constitucionales y legales para garantizarles a todos los habitantes del territorio sus derechos. Esta semana también se conoció la retención y posterior liberación de tres mineros artesanales del municipio de Caucasia”, concluyó esta entidad.

Las desapariciones también preocupan. Human Rights International bautizó un punto en el Bajo Cauca antioqueño como el ‘Triángulo de las Bermudas’ por las 15 denuncias que advierten sobre extrañas desapariciones. En la coordenada figura el recorrido que empieza en el corregimiento de Jardín y termina en las veredas de Puerto Bélgica.

Las víctimas no se pierden por accidente. Según las alertas que han emitido los defensores de los derechos humanos, las organizaciones delincuenciales les tienden una trampa a los jóvenes que caminan o se movilizan en mula para vincularlos al conflicto que sostienen entre ilegales por el control de la zona. De los reportados, solo aparecieron cinco.

Se busca con insistencia en las montañas del departamento a Bleider Alexander Aguirre Soto; Carlos Humberto Lopera Rico; Deiner José Ordóñez de Hoyos; Estiven Alirio Gómez Gómez; Jhony Alexander Guanda Colorado; José David Valencia Ramírez; Luis Mateo Quintero Diossa; Ronal Esteban Alvarán Cano; y Wilmar Moná.