Home

Medellín

Artículo

Menor falleció tras resultar quemado por accidente con una botella de gasolina en Codazzi, Cesar
Imagen de referencia de quemados. - Foto: Getty Images

antioquia

Emergencia en colegio de Antioquia: tres niños tienen graves quemaduras tras actividad escolar

Hasta el 31 de julio, 24 personas resultaron con quemaduras en Antioquia.

Un viaje académico terminó en un accidente en Antioquia. Un grupo de 22 estudiantes salió del municipio de Envigado hacia el oriente del departamento para participar en un campamento de inmersión de idiomas. En medio de una fogata, tres alumnos resultaron con quemaduras: dos de ellos están internados en UCI.

El pasado viernes 19 de agosto la Institución Educativa La Salle de Envigado programó el viaje hacia la Casa de Encuentros de La Salle en Rionegro, cuyo cronograma se extendía hasta el domingo. Sin embargo, la salida pedagógica se frenó en medio de una fogata en la que los menores estaban disfrutando de la primera noche.

De acuerdo con los familiares de las víctimas, el incidente ocurrió cuando una persona roció alcohol sobre el fuego y, en medio del crecimiento de las llamas, cuatro personas fueron impactadas por el calor. Entre los damnificados están tres menores de edad y un profesor, quien se recupera de las lesiones en su residencia.

El colegio confirmó en un comunicado de prensa la emergencia detallando el escenario que suscitó el desafortunado resultado. Según la institución, una vez se reportó el incidente, los afectados fueron remitidos al centro hospitalario más cercano de la zona donde estaban asentados los estudiantes, en la zona rural del municipio de Rionegro.

Luego del diagnóstico de los médicos, se decidió remitir de urgencia a los niños hacia el Hospital Universitario San Vicente de Paul, donde hay un pabellón exclusivo para quemados. Aunque La Salle no relevó el estado de salud de los enfermos, los allegados afirmaron que dos están recluidos en la unidad de cuidados intensivos.

“Los tres estudiantes están siendo atendidos por profesionales altamente especializados en el Hospital para recibir el cuidado óptimo que les permita su pronta recuperación. La docente, por su parte, fue enviada a su casa luego de la revisión médica. Nuestra prioridad es la recuperación de los estudiantes y la profesora”, anunció la institución educativa.

En el mismo texto dio cuenta de que, tras conocer la emergencia, la dirección activó una investigación para esclarecer este hecho. Ese proceso, de acuerdo con sus palabras, será pertinente y exhaustivo para dar con todos los elementos que marcaron la línea del suceso: llegar hasta el fondo y mostrar sus causas, advirtió.

“Estamos en contacto permanente con las familias de los estudiantes y el personal médico para brindar todo el acompañamiento necesario en esta situación que lamentamos profundamente. De nuevo, extendemos nuestra solidaridad a los estudiantes, las familias y la comunidad académica”, comentó el colegio de La Salle.

Ahora bien, en cuanto a las condiciones de salud de los otros menores que estuvieron presentes en el lugar donde acontecieron los hechos, se dio a conocer que están recibiendo el acompañamiento necesario con el fin de atender las afectaciones que les generó el incidente en medio de la salida pedagógica en el oriente.

La administración municipal de Envigado, donde está adscrita esta institución educativa, también está evaluando la situación y en las próximas horas podría compartir un comunicado donde den cuenta de las acciones que adelantarán para apoyar las labores de investigación al interior de La Salle, que es un colegio privado.

Con base en las estadísticas de la Secretaría de Salud y Protección Social de Antioquia, en los últimos siete meses, 24 personas han sido atendidas en los centros hospitalarios del departamento por lesiones de quemaduras. En el último mes, falleció una persona tras el compromiso de las heridas.

En su mayoría, las víctimas fueron impactadas con elementos pirotécnicos. La situación más crítica se vivió en las celebraciones de enero. De estos casos, el 77 % de los afectados son hombres mientras que el 23 % restante corresponde a mujeres.