antioquia

Homicida de patrullera en Antioquia pretendía esconderse en la Sierra Nevada de Santa Marta

Este año, 11 policías han sido asesinados en el occidente del departamento por los hombres del Clan del Golfo.


En las últimas horas, fue detenido el hombre que habría protagonizado el atentado terrorista que le causó la muerte a la patrullera Andry Vanessa Merlano Amaya y le generó graves lesiones a otro uniformado el pasado 22 de junio en la zona urbana de Santa Fe de Antioquia.

El procesado es conocido en las filas del Clan del Golfo con el alias de Cachorro, quien patrocina las acciones delincuenciales del brazo armado de Edwin Román Velásquez que opera con amplio despliegue sobre el occidente de Antioquia. Esa subestructura es señalada de homicidios selectivos, extorsiones, amenazas y desplazamientos.

Al parecer, el sujeto salió de Santa Fe luego de cometer el crimen hacia el municipio de Aguachica, Cesar, donde llegaron las unidades policiales luego de una investigación que adelantó esa institución junto a las seccionales de Investigación Criminal de la Fiscalía en Antioquia y Cesar.

Los estudios adelantados dan cuenta de que el hombre fungió como sicario en la noche de ese miércoles, cuando las víctimas estaban patrullando por el barrio Llano de Bolívar, luego de que recibieran una llamada a través de la línea de emergencia 123, en la que advertían sobre anomalías en el sector.

“Les podemos decir al pueblo colombiano, compañeros de la Policía Nacional y a su familia, que hemos logrado la captura de la persona que disparó. Utilizamos todas nuestras capacidades técnicas, humanas, logísticas e investigativas”, detalló el comandante de la Región de la Policía Número 6, brigadier general Gustavo Franco Gómez.

Alias Cachorro fue sorprendido por un grupo de uniformados mientras se movilizaba en un bus de transporte público con destino a Santa Marta. Supuestamente, tenía la intensión de esconderse en la Sierra Nevada para esquivar sus responsabilidades a razón de que sintió la presión de las autoridades para dar con su paradero.

Una vez se cometió el crimen, la dirección general de la Policía ofreció una recompensa de 100 millones de pesos a quien entregara información sobre la persona que perpetró el homicidio. Sin embargo, no se reveló si el comodín fue dispensable para lograr la captura.

En consecuencia, el hombre fue procesado por cometer presuntamente el delito de homicidio que, de resultar culpable, podría estar privado de la libertad, al menos, por 58 años a razón de que la falta se ejecutó contra un funcionario público.

A raíz del material probatorio que presentó el ente acusador, un juzgado envió a alias Cachorro a un centro carcelario en el que deberá esperar el curso de las investigaciones y tendrá la posibilidad de contrariar los señalamientos.

A la par de que avanza este proceso, las autoridades en Antioquia están acelerando la búsqueda de los homicidas de otro uniformado que fue ultimado con arma de fuego en ese mismo municipio a menos de 24 horas de que se reportara la muerte de la patrullera.

Justamente, las recientes acciones terroristas estarían motivadas por los golpes que la fuerza pública les ha dado en las últimas semanas a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), confirmó el director general de la Policía, general Jorge Luis Vargas Valencia.

“El Clan del Golfo [es] el grupo armado más golpeado por la Policía Nacional y que está ad portas de la extradición de Nini Johana Úsuga, alias La Negra -hermana de Otoniel-, y de varios de sus principales alfiles criminales”, señaló el alto mando.

En esa guerra por hacerles contrapeso a las fuerzas militares, en lo corrido de este año, han muerto más de once integrantes de las instituciones y un grupo amplio de civiles que se han negado a cumplir sus pretensiones.

Jorge Hugo Elejalde López, alcalde de Frontino, advirtió que el presidente electo, Gustavo Petro, enfrenta un problema grande en esa zona de Antioquia porque el Clan del Golfo quedó como la única fuerza al margen de la ley.

“Este es un trabajo muy duro que le toca al próximo presidente: saber si los va a confrontar o si va a llegar a dialogar con ellos”, afirmó el mandatario local de uno de los pueblos que más ha sido azotado por la arremetida de los ilegales contra el Estado.