antioquia

Madre abandonó el cadáver de su hija en zona rural de El Santuario, Antioquia

Además, en las últimas horas las autoridades hallaron el cadáver de otra menor en las aguas del río Medellín.


La secretaría de Gobierno del municipio de El Santuario, ubicado en el oriente de Antioquia, confirmó el aterrador hallazgo del cuerpo sin vida de una bebé de 18 meses en la mañana de este miércoles.

Al parecer, una mujer migrante -que sería su madre- la habría abandonado en un terreno de la zona rural de esta localidad, en cercanías a la autopista Medellín–Bogotá.

De acuerdo con la información suministrada por los vecinos del sector a la Policía Nacional, la menor fue desamparada el martes, pero las autoridades encontraron el cadáver horas después.

“Desde el día marte recibió el comando información sobre este posible hecho por una cantidad de personas. Desde ese preciso instante, la Policía empezó la búsqueda sin encontrar ningún tipo de resultado”, afirmó la secretaria de Gobierno de El Santuario, Carolina Hoyos.

Ante las pocas pistas que las unidades tenían sobre el escritorio, solicitaron el apoyo de especialistas en rescate que observaron el cuerpo sin vida de la niña a tempranas horas del día, a escasos 200 metros de la cabecera municipal.

De momento, la Policía de Infancia y Adolescencia del Comando de Antioquia está adelantando las labores de levantamiento e investigativas para esclarecer las acciones previas que dieron como resultado este lamentable hecho.

SEMANA conoció que el registro de las cámaras de seguridad y el testimonio de fuentes humanas fueron los elementos claves que permitieron identificar a la familia de la víctima, cuya madre habría actuado de esa manera luego de tener un altercado con sus allegados.

“El llamado que tenemos que hacer es cuidar a nuestros niños, debemos preocuparnos por ellos. Nosotros estamos haciendo todos los esfuerzos para darle claridad a esta situación tan triste”, agregó el alcalde de El Santuario, Juan David Zuluaga.

Macabro: hallan el cadáver de un bebé en el río Medellín

Horas antes, la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá confirmó que los organismos de socorro encontraron sobre aguas del río Medellín el cadáver de un bebé de apenas cuatro meses de nacido.

El cuerpo sin vida del menor fue hallado en la vereda Popalito, del municipio de Barbosa, en el norte del Área Metropolitana, en inmediaciones de la central hidroeléctrica Carlos Lleras Restrepo.

Según las autoridades de la subregión, la terrible escena fue vista por un operario de la empresa mientras estaba en funcionamiento una máquina limpiadora que filtra el afluente con rejas y brazos hidráulicos.

Una vez vio el cadáver, el sujeto avisó a la Policía a través de la línea de emergencia y las unidades de investigación judicial acudieron al sitio con grupos especializados en rescate. Supuestamente, el bebé tenía laceraciones producto de la corriente del afluente.

De momento, se desconocen las causas de la muerte del menor. Sin embargo, un grupo técnico del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses asumió los estudios del caso.

Mientras que las autoridades tratan de esclarecer quién sería la persona responsable de este hecho que ha estremecido a los habitantes del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Tragedia: bebé murió ahogado en un balde mientras jugaba a las escondidas con sus padres

Otro hecho que ha generado consternación en Antioquia ocurrió en el municipio de Bello, Antioquia: el fallecimiento de un niño de 16 meses de edad, producto de un supuesto descuido de sus padres. La Fiscalía asumió los estudios del caso que avanza en la etapa de indagación.

De acuerdo con la información suministrada por los progenitores, el bebé estaba jugando con ellos a esconderse en su vivienda ubicada en el barrio Nueva Jerusalén de esta localidad, en el Norte del Valle de Aburrá.

En medio de la actividad, lo perdieron de vista. Minutos después, lo encontraron sumergido dentro de un balde con agua.

Al parecer, el recipiente estaba ubicado en la cocina del hogar, en un sitio destinado para recoger el líquido, dado que en el sector suspenden el servicio constantemente.

Si bien en el caso no hay conclusiones, las unidades del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía revelaron que en el cadáver no se observaron signos de violencia.