Tendencias

Home

Medellín

Artículo

Sellan varios espacios del Hospital General de Medellín por incumplimientos sanitarios
Sellan varios espacios del Hospital General de Medellín por incumplimientos sanitarios. - Foto: Tomada de redes sociales

antioquia

Sellan varios espacios del Hospital General de Medellín por incumplimientos

Según la información preliminar, los cierres se desarrollaron en áreas en las que estarían hospitalizados pacientes oncológicos, algunos quirófanos, el servicio de imagenología, entre otros.

Este miércoles 28 de septiembre se conoció que mediante actividades de inspección, vigilancia y control, funcionarios de la Secretaría de Salud Seccional de Antioquia sellaron diferentes áreas de atención médica del Hospital General de Medellín, entidad pública de gran importante para la capital antioqueña en temas prioritarios en salud.

Según la información preliminar, algunos servicios retirados son el de trasplante de piel, trasplante de tejidos coronarios entre otros que, al parecer, no tenían las condiciones adecuadas, ni los elementos para su debido funcionamiento y prestación de los servicios.

Desde el Hospital manifestaron que sí es cierto que, han recibido durante el mes de septiembre la visita de un grupo de funcionarios de la Secretaría Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia, en cumplimiento de sus facultades de inspección, vigilancia y control, donde según la entidad, ya se han subsanado varias observaciones hechas por dicha dependencia departamental.

“Algunas recomendaciones que tienen que ver con temas administrativos, son procedimientos que se están ajustando inmediatamente. Así mismo, otras medidas hacen referencia a servicios que no se han prestado desde hace varios años (como es el caso del trasplante de piel). Somos conscientes que las observaciones las resolveremos en el menor tiempo posible y ya estamos trabajando en ese sentido”, afirmaron a la opinión pública.

También, sobre esta situación se pronunció la organización sindical, Sinprogen, manifestando su preocupación y mostrando su apoyo para superar la situación que están atravesando, la cual pone en riesgo a cientos de pacientes de Medellín, el departamento de Antioquia, inclusive pacientes del Eje Cafetero y Chocó, que son remitidos a la institución.

“El funcionario debe poner todo su empeño para que su puesto de trabajo este en óptimas condiciones y entregar toda su capacidad productiva a la institución, pero es la empresa la que le debe colocar a su disposición los elementos para llevar a cabo esta productividad”, manifestó uno de los líderes del sindicato.

Frente a esto, la secretaria de Salud de Antioquia, Ligia Amparo Torres, sostuvo que como secretaria están comprometidos con la calidad y con el bienestar de la población. En el marco de las funciones de vigilancia y control se tienen programadas visitas a los diferentes prestadores de servicio obligatorias, pero a su vez, también hay visitas para efectos de quejas o requerimientos de los entes de control.

“Esas visitas buscan revisar el cumplimiento legal de los requisitos mínimos, básicos de habilitación del servicio de salud, para garantizar la minimización del riesgo en la atención. Es así que terminamos la visita al Hospital General de Medellín, aún no tenemos el informe completo, lo que no quiere decir que no haya afectación general de la prestación de los servicios de dicha entidad. Una vez se subsanen las medidas de algunos servicios que fueron objeto de algunos cierres parciales se podrán levantar las medidas y todo en pro de mantener y conservar la calidad en la atención de los servicios de salud”, sostuvo la secretaria Torres.

Comidas con gusanos y en descomposición: otras quejas en el Hospital General de Medellín

Hace pocas semanas, un informe preliminar de la auditoría interna del Hospital General de Medellín volvió a encender las alarmas por la calidad del servicio que se ofrece en la entidad pública. En un texto de 36 páginas, se resumen las quejas del personal de salud sobre las condiciones en que se distribuyen los alimentos en las áreas donde están internados los pacientes.

En los primeros cuatro meses del año, al menos en 113 ocasiones las raciones habrían llegado a las manos de los enfermos con deficiencias. En la lista que analizan los auditores se leen los reportes diarios de los profesionales que tienen a cargo los pisos de hospitalización: arepas con hogos, lechugas con gusanos y platos sucios.

Si bien los escenarios descritos fueron marcados como trámites cerrados en el documento, es decir, que las denuncias fueron atendidas por la entidad que presta el servicio, las irregularidades, supuestamente, se siguen presentando. El pasado 27 de mayo llegó a una habitación una ensalada con moscas y las comidas fuera del horario establecido.

Además, varias enfermeras le reseñaron a la oficina de control que algunas de las bandejas no habrían cumplido con las dietas recomendadas por los especialistas, tal como lo habían referido en las historias clínicas que terminan amenazando la nutrición y seguridad alimentaria de los usuarios, como quedó reflejado en la evaluación de la atención.

“Quisiera poner en conocimiento una situación que se presenta frecuentemente en la unidad de cuidados intensivos con respecto a la indicación del tipo de dieta de algunos pacientes. Tanto el día de ayer como hoy, pacientes que tienen indicación de no lácteos, el servicio de alimentación trae alimentos lácteos como única proteína disponible”, fue una de las alertas.

Un grupo de jefes de enfermeros denunció que, en varias ocasiones, le habría comentado a los servidores que atienden en la cocina sobre las inconsistencias. Sin embargo, al parecer, no reciben respuestas favorables, sino que tendrían que actuar en una materia que no les corresponde para satisfacer las necesidades básicas de las personas que están en las camillas.

Los que no han corrido con la suerte de avisar a tiempo sobre las fallas en los alimentos, han agravado su condición de salud. En un apartado de la auditoria se confirma que sí han ocurrido eventos adversos por las comidas. Cerca de 28 pacientes tuvieron afectaciones por dietas erradas e inoportunidad en el servicio. En tres de los casos hubo complicaciones.