Home

Medellín

Artículo

El soldado que perdió la vida tenía 19 años de edad
Tres militares muertos y dos heridos dejan combates en Argelia, Cauca - Foto: Getty Images / Ernesto Tereñes

nación

Tragedia en el Ejército: tres militares muertos y dos heridos dejan combates en Argelia, Cauca

Los enfrentamientos se presentaron en el sector de La Leona, corregimiento de El Plateado.

Un grave hecho se presentó en la mañana de este 3 de diciembre, en el municipio de Argelia, Cauca. Allí, tres militares fallecieron y dos más resultaron gravemente heridos tras fuertes enfrentamientos entre el Ejército y la disidencia Carlos Patiño de las Farc.

Específicamente, los enfrentamientos se presentaron en el sector de La Leona, corregimiento de El Plateado, donde lamentablemente falleció el cabo tercero Andrés David Aguilar, oriundo de Tierralta (Córdoba), así como los soldados profesionales Dubán Alfonso de Oro y Haird Domínguez Narváez, procedentes de Soledad (Atlántico) y de Buesaco (Nariño), respectivamente.

Mientras tanto, los heridos fueron identificados como Rubén Darío Fernández y Alirio Mateus Quitian, quienes fueron evacuados de la zona, con el fin de recibir asistencia médica especializada, debido a la gravedad de las heridas.

Luego de estos combates que dejaron como saldo la muerte de tres militares y dos más heridos, la institución aseguró que los operativos en esta zona continuarán con el objetivo de darles tranquilidad a los ciudadanos. Esto, máxime que en esta zona del Cauca se han presentado enfrentamientos entre la disidencia Carlos Patiño, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y la Segunda Marquetalia.

Secuestro masivo en Argelia, Cauca

El pasado 3 de septiembre, cinco jóvenes habrían sido secuestrados, al parecer, por grupos armados en zona rural del municipio de Argelia, Cauca.

En comunicación con SEMANA, Luis Carlos Angulo, secretario de Gobierno de este departamento, dijo que en ese momento se presumía que, de estas cinco personas secuestradas, tres seguían retenidas, una había sido liberada y otra, asesinada.

Información preliminar indica que miembros de la disidencia Carlos Patiño de las Farc ingresaron a un colegio y se llevaron contra su voluntad a varios jóvenes.

“No hay entes en el municipio que verifiquen la información que está circulando. No tenemos información concreta. Se habla de un secuestro, pero no hay nada claro”, aseguró.

El senador Alexánder López Maya dio credibilidad en redes sociales al secuestro masivo y rechazó los hechos. Algunos datos del congresista, sin embargo, diferían de los entregados por el secretario de Gobierno del Cauca. “Exigimos la pronta liberación e intervención del Gobierno para que liberen a los dos menores que aún permanecen en cautiverio, luego de que seis estudiantes fueran raptados de un colegio en Argelia, Cauca”, dijo.

Por su parte, la senadora Paloma Valencia repudió que los grupos armados recurran de nuevo al flagelo del secuestro. “Está reviviendo el delito de secuestro, uno de los más terribles de los que tengamos memoria. Ojalá el Gobierno no dé impunidad por secuestro y lo combatan”, argumentó.

Aunque circularon nombres de los jóvenes que habían sido secuestrados, Angulo afirmó que las identidades de los retenidos tampoco habían sido establecidas con prontitud y que la versión de que hombres armados irrumpieron en un colegio estaba sujeta a confirmación.

Este presunto secuestro masivo ocurrió el mismo día en que la coalición de Gobierno presentó la modificación a la Ley 418 o Ley de Orden Público con la que se pretende alcanzar la denominada “paz total” en el país.

La iniciativa le entrega facultades al presidente Gustavo Petro para adelantar diálogos con los grupos ilegales, lo que implica el establecimiento de zonas especiales para el agrupamiento de los miembros de estas organizaciones y el levantamiento de órdenes de captura.

Los mandatarios de los municipios del Cauca, uno de los departamentos que más se ha visto afectado por la presencia de los grupos armados y las aristas del conflicto, recibieron con agrado esta iniciativa. Sin embargo, acciones como el secuestro referenciado ponen en entredicho la verdadera voluntad de estas estructuras para dialogar y dejar completamente las armas.