política

Comisionado de Paz de Duque dice que “sería un engaño” reactivar diálogos políticos con el ELN

Juan Camilo Restrepo insistió que el ELN es un “cartel de la droga”, que no se diferencia del Clan del Golfo u otras organizaciones criminales armadas al margen de la ley.


Ad portas de que se oficialice la reactivación de los diálogos de paz con la guerrilla del ELN por parte del presidente electo Gustavo Petro, el gobierno saliente sigue mostrando su desacuerdo en una negociación política con ese grupo subversivo.

En ese sentido, el comisionado para la Paz, Juan Camilo Restrepo, agudizó su postura y alertó que entablar unas conversaciones políticas con la guerrilla del ELN sería un engaño para el país, al señalar que los crímenes que comete esa organización armada al margen de la ley no son equiparables con los políticos que son la rebelión y asonada.

Restrepo, sin mencionar directamente al presidente electo Gustavo Petro, fue más allá y señaló que reactivar de alguna manera las conversaciones de paz con el ELN con fines políticos sería engañar al país, ya que en la actualidad en Colombia no existe la conexidad entre los delitos políticos y el narcotráfico.

“Cada gobierno le da el enfoque que considere frente al concepto de la paz, el nuestro que va hasta 7 de agosto, a las 3 de la tarde, ha pregonado la paz con legalidad y esa paz con legalidad debe tener, verdad, justicia, reparación y no repetición”, sostuvo Restrepo.

Y señaló: “Bajo ninguna circunstancia, el debilitamiento institucional, nosotros no conservamos que la paz deba hacerse disminuyendo la capacidad de nuestra fuerza pública”.

“Lo que haga el próximo gobierno, por supuesto, será responsabilidad de dicho mandatario, pero lo que si hay que advertir es que existen tres delitos políticos, la rebelión, la sedición y la asonada, ningún grupo armando organizado al margen de la ley que consagra el ELN cometen delitos políticos”, anotó Restrepo.

También dejó claro en su declaración: “Hoy en Colombia el delito político no es conexo al delito del narcotráfico, por eso, hacer un planteamiento de negociaciones políticas con un grupo armado organizado, tiene fallas jurídicas y es un engaño al pueblo colombiano”.

Petro y los diálogos con el ELN

Hace varios días, el presidente electo, Gustavo Petro, reveló que ha solicitado al Gobierno cubano que ese país continúe como anfitrión de los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) una vez que se reactive el proceso con ese grupo subversivo. Petro indicó, en su momento, que ha sostenido contactos con el embajador de Cuba en Colombia para ese propósito.

Cabe recordar, que luego de una reunión que sostuvo Petro con los embajadores de América Latina, el mandatario del Pacto Histórico indicó que se encuentra a la espera de la respuesta de Cuba para que sea el país en el cual se avance en la negociación con el ELN.

“Ya hay un lugar (Cuba) que fue el que usó Colombia en el gobierno Santos en La Habana, a Cuba no le fue tan bien porque lo convirtieron en la excusa para una ofensiva diplomática contra ese país”, afirmó Gustavo Petro.

Y añadió en su declaración: “Hemos hablado con el embajador cubano aquí presente en el reinicio del protocolo suspendido de tipo diplomático que permite continuidad de los diálogos con el ELN allí y el Gobierno cubano será el que diga si quiere mantenerse como anfitrión”.

“Si el Gobierno de Noruega quiere mantener su papel de garante que lo era, eso se puede abrir a otros países. España ha expresado disposiciones alrededor de ayudar al proceso de paz colombiano y ahora la República de Chile”, subrayó el presidente electo.