Home

Política

Artículo

Una mujer emite su voto durante un referéndum para aprobar o rechazar una nueva Constitución en un colegio electoral de Santiago, el 4 de septiembre de 2022. - Más de 15 millones de votantes comenzaron este domingo a votar en Chile para aprobar o rechazar una nueva Constitución que sustituir al heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). (Foto de CLAUDIO REYES / AFP)
La Misión de Observación Electoral en conversatorio se plantean el costo de las mujeres en la participación política. - Foto: AFP

política

¿Cuáles son los costos de participar en política, a 65 años del voto femenino en Colombia? MOE responde

En 1957, las mujeres ejercieron por primera vez su derecho al voto en Colombia.

La historia del voto femenino en Colombia inició a partir de siglo XIX, específicamente en el año 1853, debido a que la provincia de Vélez, Santander, aprobó el voto de las mujeres. Sin embargo, dos años después la Corte Suprema eliminó este derecho.

Sin embargo, a partir de los años 30 comenzaron a surgir organizaciones femeninas con el objetivo de trabajar por los derechos de las mujeres, razón por la cual en los años sufragista se consolidó el movimiento sufragista.

En ese sentido, se presentaron acalorados debates en el Congreso de la República a lo largo de los años, hasta que en 1954 se aprobó este derecho tan importante para la democracia en Colombia. No obstante, las mujeres ejercieron su derecho al voto por primera vez en 1957, ya que en ese año se realizaron los sufragios para el plebiscito que tenía como propósito aprobar el Frente Nacional.

Es por eso que surge la pregunta sobre cuáles son los costos que ha traído la participación política de las mujeres en Colombia a lo largo de los 65 años del voto de la mujer en Colombia.

En ese orden de ideas, la Misión de Observación Electoral (MOE), en conjunto con María Teresa Arizabaleta, mujer que luchó por el voto femenino en el país; Clara López, senadora de la República; Juliana Hernández, directora ejecutiva de Artemisas; Hilduara Barliza Brito, lideresa Wayúu; Juan David Hincapié, coordinador de Sistema Político de Transparencia por Colombia, y Johana Trujillo, asistente del programa Leap 4 Peace del Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria, a través de un conversatorio trataron de responder a la pregunta ¿cuáles son los costos de participar en política, a 65 años del voto femenino en Colombia?, así como los restos que deben seguir asumiendo las mujeres.

En primera instancia, la senadora Clara López afirmó que los hombres se apagan cuando una mujer expresa sus propuestas. Asimismo, manifestó que uno de los grandes logros del Pacto Histórico en las recientes elecciones fue presentar una lista cremallera al Congreso de la República, es decir, hombre, mujer.

Por su parte, María Teresa Arizabaleta aseguró que las listas cremalleras son el camino de las mujeres en la política, ya que, según ella, las mujeres están muy “grandotas” para que no las dejen llegar a la política. Además, manifestó que en algún momento de la vida las mujeres van a llegar al poder.

De igual manera, Johana Trujillo indicó que la violencia hacia las mujeres está presente en todo el mundo, especialmente en la política. Asimismo, manifestó que los mayores retos también están en el ámbito cultural.

Del mismo modo, se aseguró que el machismo ha normalizado prácticas absurdas en contra de las mujeres, motivo por el cual Juan David Hincapié indicó que se deben garantizar las curules en el Congreso de la República, así como en la democracia interna de los partidos políticos. Además, manifestó que los recursos económicos deben ser más equitativos.

En esa misma propuesta se centró Hilduara Barliza, solicitando que en las nuevas reformas políticas se asegure que las mujeres puedan tener garantías en temas económicos, con el objetivo de acceder a más espacios. Asimismo, manifestó que debe haber más igualdad y equidad en los espacios políticos con las minorías étnicas.

Se hizo hincapié en la exclusión y los golpes psicológicos que esto puede traer. De igual manera, la violencia sexual y política que se vive a través de los espacios digitales, trayendo a colisión el episodio vivido en la Comisión de la Mujer, donde fueron hackeadas.

Por otra parte, se realizaron propuestas para garantizar la buena participación de las mujeres en la política y las recomendaciones hacia ellas. Por ejemplo, la senadora Clara López indicó que se debe hacer justicia con la voluntad política, pero haciendo la aclaración de no confundirlo con un favor.

“Eliminar toda la discriminación posible ante la mujer, debemos trabajar de forma igualitaria. Las mujeres debemos seguir uniéndonos, estamos reclamando una igualdad de todas y de todos”, manifestó la senadora.

Finalmente, se le hizo un llamado a las mujeres para que despierten y se unan a las luchas feministas. Del mismo modo, se aseguró que las mujeres siempre deben estar en la política.