Home

Política

Artículo

La vicepresidenta Francia Márquez
La vicepresidenta Francia Márquez - Foto: SEMANA

política

¿Dónde está la vicepresidenta Francia Márquez? Su bajo perfil empieza a preocupar y alimenta rumores sobre una distancia con Gustavo Petro

La vicepresidenta mantiene un bajo perfil en el Gobierno. Según fuentes cercanas a ella, está molesta porque siente que no le han dado protagonismo. ¿Qué está pasando?

Francia Márquez no es la misma mujer aguerrida que recorrió el país en busca de votos para sumarle a la campaña de Gustavo Petro. Su liderazgo y voz firme en favor de los “nadies” parece que se opacaron después de la posesión, el 7 de agosto. Aunque ha guardado silencio, no es un secreto que está inconforme con el papel que le asignó el presidente y su círculo más cercano.

Un mes después, sigue sin funciones específicas, no tiene protagonismo y ni siquiera la invitan a los consejos de gobierno.

Petro le prometió que dirigiría el Ministerio de la Igualdad, una entidad cuya creación avanza a paso de tortuga, ya que no es una prioridad en la agenda legislativa.

Lo urgente es sacar adelante la reforma tributaria. Pese a que en la Casa de Nariño contemplan presentar un proyecto de ley para pedir facultades y crear el ministerio, el tema no está definido.

Una fuente cercana a la vicepresidenta le contó a SEMANA que ella habló con el presidente hace unos días y le manifestó su interés de presidir el Departamento para la Prosperidad Social (DPS), desde donde pretendía cumplir sus promesas de campaña. El objetivo de esa entidad consiste en poner en marcha políticas públicas para la superación de la pobreza.

El mandatario, según la fuente, vio el tema con buenos ojos, pero sorpresivamente la abogada constitucionalista Cielo Rusinque terminó desbancando a la vicepresidenta. Rusinque es amiga cercana del presidente del Senado, Roy Barreras, y del senador Gustavo Bolívar.

La designación de Rusinque no cayó bien y provocó una fractura en la izquierda. Márquez le dio me gusta a una publicación en Twitter de la socióloga Juana Afanador, quien aseguró: “Con Rusinque en el DPS se va a embolatar el Ministerio de la Igualdad. Se va a embolatar el legado histórico con el que se comprometió el pacto. Muy triste”.

Las mujeres feministas del Polo Democrático, el partido que avaló la precandidatura presidencial de Márquez, están molestas y han dicho que la vicepresidenta merece respeto. Además, convirtieron en tendencia el numeral #NoMiCiela como crítica a la designación de Rusinque.

Las feministas han recordado que Rusinque defendió a Hollman Morris tras una denuncia por presunta violencia intrafamiliar, así como al senador Álex Flórez luego de su escándalo en un hotel de Cartagena. Y a Fabián Sanabria, señalado de cometer presuntos abusos sexuales contra sus estudiantes de la Universidad Nacional.

En los círculos políticos cuentan que a la vicepresidenta le dieron el Ministerio de Minas y Energía, pues la ministra Irene Vélez es la hija de Hildebrando Vélez, amigo personal de Márquez, aunque en el Polo Democrático lo niegan. En cambio, reconocen como una ficha de la vicepresidenta en el Gobierno a Aurora Vergara, viceministra de Educación.

El momento crítico de Francia Márquez es tan evidente que quiso tener representación en la Alta Consejería para la Mujer, ya que tiene conexión con la Vicepresidencia, pero ese cargo se suprimirá en la reestructuración que lidera el director del Dapre, Mauricio Lizcano.

En ciertos sectores del Polo Democrático creen que en el Gobierno de Petro buscan quemar políticamente a Márquez, una mujer que terminó convertida en un fenómeno electoral en 2022, cuando obtuvo más de 781.000 votos en la consulta presidencial del Pacto Histórico. Su gente pretende desempeñar un papel relevante en las elecciones regionales del próximo año y algunos consideran que sería una competencia para el petrismo puro y duro.

Personas cercanas a la vicepresidenta dicen que ella no quiere que le den un cargo. Solo busca tener margen de acción para cumplir las tareas que le encomendó el presidente Petro en el Pacífico y otras regiones del país. Desde hace varias semanas, Francia Márquez no aparece junto al mandatario, algo que ha empezado a llamar la atención en diferentes sectores. Por eso, se espera que haya pronto un nuevo encuentro y se despejen las inquietudes.