Home

Política

Artículo

Este miércoles se lanzará una estrategia conjunta para luchar contra este flagelo - Foto: Archivo particular

política

“Entre más pequeño es el niño, el pago es más alto”: aterradora denuncia de la directora del ICBF sobre explotación sexual infantil

Concepción Baracaldo, directora de la entidad, reveló que hay hoteles en Medellín, Cali y Barranquilla dedicados a esta práctica.

Colombia definitivamente no deja de ser un país profundamente hostil para los menores. No solo es la violencia armada y la escasez de oportunidades a las que son sometidos muchos de ellos, sino que nuestro país se ha convertido en un destino para la explotación sexual infantil.

Así lo denunció la directora del ICBF, Concepción Baracaldo, quien durante un debate de control político en la plenaria de la Cámara señaló: “Tenemos operadores internacionales con establecimientos como hoteles ya puestos en Medellín, Cali y Barranquilla, donde la tarea es el sexo con los niños para los extranjeros que llegan a nuestro país”.

Y luego lanzó una aterradora afirmación: “entre más pequeño es el niño, el pago es más alto, eso ya es una realidad”.

Por eso, afirmó la funcionaria, se debe buscar un trabajo articulado entre las entidades del Estado para dar cuenta de estos fenómenos ilegales.

“Tomamos la decisión de hacer un planteamiento muy fuerte contra todos los temas de violencia, y para esto hemos propuesto una estrategia que vamos a liderar conjuntamente con Planeación Nacional, con los Ministerios de Salud y de Comercio, las Consejería para la Niñez y para la Adolescencia, y todas las organizaciones más importantes”, reveló Baracaldo.

Será el próximo miércoles 7 de diciembre que se lance esta estrategia “conjuntamente con todas las entidades que estamos al cuidado, la protección y el fortalecimiento de los niños y las niñas, para que tengan una trascendencia y lleguemos con mensajes específicos y reales, para trabajar desde la familia”, dijo.

Justamente, una investigación revelada hace pocas semanas por la exconcejal de Bogotá y experta en infancia y adolescencia Nelly Patricia Mosquera mostró que en los sectores más concurridos de cada ciudad: el centro histórico de Cartagena; la esquina de Cali conocida como la Sucursal del Cielo, y en parques, bares y discotecas de Medellín, son como opera la explotación sexual.

En las impactantes grabaciones recolectadas por Mosquera se observa cómo las bandas de explotación sexual que se hacen pasar por “guías turísticos” son la primera escala dentro de la organización criminal que comercializa a niños y niñas.

“Vemos una completa organización criminal en las playas de Cartagena, algunas mujeres se acercan a los turistas y los llevan con otras personas que supuestamente son guías de turismo y a plena luz del día ofrecen por medios electrónicos y mensajes de texto catálogos de menores que son ofrecidas al mejor postor” reveló Mosquera.

“En Cartagena, los sitios donde se está presentando este fenómeno son la Torre del Reloj y las playas, sobre todo cuando entramos en época de vacaciones”, manifestó Mosquera.

La exconcejal manifestó que las grabaciones fueron realizadas en diciembre pasado, en medio de la temporada alta de turistas en las ciudad.

Según afirmó, lo que se busca es que las autoridades “tomen el control”. “Los extranjeros ahora vienen al país porque se venden drogas sin control y niños para explotación sexual. Es que no solo los están explotando, sino que además los utilizan para la comercialización de estupefacientes”, dijo Mosquera, al tiempo que criticó que no existe control de las autoridades sobre estas prácticas.

En Cali, las personas conocidas como “chulos” instrumentalizan a los menores, que van desde los 14 años, para vender una nueva droga llamada “roca” y ofrecer servicios sexuales desde $ 40.000. Entre las imágenes obtenidas se puede identificar que las menores en su mayoría son extranjeras y se alojan en hoteles del sector.

“Las redes de explotación sexual en Cali utilizan algunas residencias y hoteles del centro de la ciudad como sitio de operaciones. Las autoridades lo saben, la Fiscalía tiene conocimiento de estos hechos, la Alcaldía de Cali tiene información de lo que está sucediendo y no se toman acciones contundentes”, subrayó la experta.