Tendencias
Daniel Quintero
Daniel Quintero, alcalde de Medellín. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

política

“EPM acaba de perder 3 billones de pesos”: Daniel Quintero sobre negación de venta de acciones de la empresa en UNE

El Concejo de la capital antioqueña tumbó la venta de dichos títulos.

El Concejo de Medellín volvió a tumbar el proyecto que presentó la administración de Daniel Quintero Calle para que EPM suelte las acciones que tiene en la compañía de comunicaciones de UNE. Ese negocio estaba avaluado en más de 2,3 billones de pesos. La desconfianza en el destino de los recursos fue la determinante en la negación.

La discusión de esta iniciativa ha agudizado el ambiente político en la capital de Antioquia. Por un lado, la Alcaldía ha defendido a capa y espada la necesidad de poner en venta las acciones para mejorar las finanzas de la empresa de servicios públicos. Mientras tanto, la oposición no está de acuerdo con que se agote el patrimonio público de la ciudad.

La decisión la lamentó el alcalde de la capital antioqueña, Daniel Quintero Calle, quien dijo en su cuenta de Twitter: “EPM acaba de perder 3 billones de pesos”.

Y criticó: “Como lo anticipamos, al uribismo y sus aliados no les bastó con privatizarla en 2014, esta vez fueron por sus restos. Pido al Gobierno Nacional explorar una nacionalización de Tigo para recuperar los recursos públicos robados”.

Vale la pena recordar que la lucha política quedó en evidencia este jueves 6 de octubre cuando las gradas del recinto se dividieron en dos. Desde un extremo lanzaban fuertes arengas contra el mandatario y en el otro lado respondían con mensajes de respaldo a la administración.

En la última discusión, la Policía Nacional tuvo que intervenir porque el orden público se estaba saliendo de las manos.

En lo fundamental, Quintero Calle pretendió en cinco oportunidades que el Concejo aprobara la activación de una cláusula que blinda a favor del distrito la eventual enajenación. Ese recurso le permite a EPM no salir aporreado de la transacción. Es decir, el beneficio para la ciudad sería superior a los dos billones de pesos.

Sin embargo, no se alcanzó el visto bueno por la mayoría de los corporados. Diez votos en contra hundieron uno de los proyectos más estratégicos del mandatario. En ese lado estuvieron enfilados los representantes del partido Centro Democrático, Alianza Verde, La U, Estamos Listas y otros dos integrantes de un movimiento independiente y por firmas.

Sebastián López, miembro del uribismo, argumentó que aprobar la venta de las acciones que EPM tiene en UNE sería entregarle un cheque en blanco al alcalde Daniel Quintero Calle a razón de que, supuestamente, él podría ejecutar el resultado de la enajenación a su gusto, en medio del proceso electoral local que arrancará en 2023.

“Digo no a la venta de UNE, tras enterarme de un entrampamiento por parte del alcalde Daniel Quintero y la junta directiva de EPM por un billón de pesos. Nos dimos cuenta de que tienen preparado realizar un aporte extraordinario para Quintero, para que lo utilice en lo que él considera, para la próxima elección”, afirmó el concejal Centro Democrático.

Mientras tanto, la vocera del movimiento feminista Estamos Listas, Dora Saldarriaga, argumentó que su voto negativo fue fruto de una elección interna donde más del 80 % de sus integrantes mostró serios reparos con el proyecto que presentó el alcalde. Ella defendió esa posición en las cinco oportunidades en las que se cayó la iniciativa.

“La discusión sobre la venta de UNE es un asunto político y de modelo económico. Por ende, nuestra postura siempre defenderá lo público y no depende del alcalde de turno. Representamos la decisión de nuestro movimiento, la defensa de trabajadores, trabajadoras y la ciudadanía”, afirmó la corporada Saldarriaga.

La defensa del proyecto estaba encabezada por el mismo alcalde de Medellín a través de Twitter, donde hizo énfasis en que el dinero de la enajenación se perdería. El mandatario calcula que el vacío sería de tres billones de pesos que, supuestamente, afectaría la cantidad de ingresos que EPM le entrega a la ciudad para la ejecución de los programas.

Noticias relacionadas