Home

Política

Artículo

Gustavo Petro y Yefer Vega.
Gustavo Petro y Yefer Vega. - Foto: SEMANA

política

“Era el segundo ofrecimiento que recibía por parte del gobierno Petro”: Yefer Vega, el exconcejal que la izquierda considera “antipetrista”

El exconcejal de Bogotá le contó a SEMANA que apoyó a Gustavo Petro en la segunda vuelta presidencial, explicó por qué renunció a Cambio Radical y no descarta ingresar al Pacto Histórico.

SEMANA: ¿Qué ocurrió realmente con el contrato que recibió del gobierno, pero del que después desistió?

YEFER VEGA: Más allá de un contrato lo que hay que ver es la intención de un gobierno de querer establecer una relación con diferentes sectores políticos, pese a que yo no pertenezco a ninguna colectividad. Yo renuncié a Cambio Radical después de la contienda del 13 de marzo pasado. Creo que aquí lo que hay que resaltar es que hay coherencia por parte del presidente Gustavo Petro en hacer esa paz total, esa paz que no solamente es con las guerrillas o grupos al margen de la ley, sino que la paz total debe ser también con la institucionalidad. Veo como un excelente gesto por parte del gobierno nacional que me hagan una invitación a que haga parte de una consultoría del Banco Interamericano para los proyectos estratégicos de la Presidencia. La verdad, ha sido un ofrecimiento que me ha parecido muy interesante, pero me he tomado la pena de decirle al señor presidente y a la Unidad de Gestión de Presidencia que no puedo aceptar porque tengo compromisos ineludibles con la familia, compromisos comerciales.

SEMANA: Mauricio Lizcano, el director del Dapre, dijo que su contrato se terminó, es decir, tuvo un inicio, alcanzó a firmarse.

Y.V.: La verdad no hice ninguna ejecución, se arrancó un proceso, todos los procesos contractuales tienen unas fases, pero el contrato no entró en ningún momento a ejecución. Nunca hubo un acta de inicio. No hubo absolutamente nada, manifesté que no aceptaría y ya. De hecho, este es el segundo ofrecimiento que recibo en cinco meses por parte del gobierno nacional.

SEMANA: ¿Cuál fue el primero?

Y.V.: El primero fue para un cargo de libre nombramiento, pero tampoco acepté. De hecho lo publicaron en la página de la Presidencia, pero no lo acepté.

SEMANA: ¿Quién tomó la decisión de cancelar el contrato?

Y.V.: Si se dan cuenta, yo hago una manifestación pública donde no aceptó. Fui yo quien no aceptó esa invitación.

SEMANA: ¿Usted es amigo de Gustavo Petro o cómo accedió al contrato? ¿Quién lo llamó?

Y.V.: Yo creo que no hay amistad con el presidente Gustavo Petro. En su momento diferentes personas que estaban en la campaña me invitaron a hacer parte de la misma, teníamos unas cercanías ideológicas por el tema del agua, el agro, las vías terciarias. Esto nos genera unas sinergias con algunos actores políticos, pero no se requiere de una amistad para que hagan un ofrecimiento. Tenga en cuenta mi perfil, yo tengo dos carreras, estoy cursando mi segunda maestría en ordenamiento territorial en Los Andes. Además, nunca he tenido un señalamiento, una investigación por corrupción, ninguna falta gravísima ante la sociedad.

SEMANA: ¿Usted le hizo campaña a Gustavo Petro?

Y.V.: Le hice campaña en la segunda vuelta presidencial.

SEMANA: ¿Por qué renunció a Cambio Radical?

Y.V.: Simplemente le dije al partido gracias, ya cumplí un ciclo, siento que la casa política en el último escenario de mi contienda electoral en el Senado, fue muy difícil por la cifra repartidora. Preferí dar un paso al costado y seguir construyendo sobre otros escenarios. Ahora estoy sin partido, por tanto, puedo recibir ofertas.

SEMANA: Por ejemplo, del Pacto Histórico…

Y.V.: Podría ser. Tengo tantos amigos del Pacto Histórico que, otrora, estuvieron en otros partidos como el Liberal, Conservador, y que hoy hacen parte del gobierno. Además, no tengo ninguna animadversión por ningún partido ni por ninguna persona en especial.

SEMANA: ¿Usted renunció a Cambio Radical por acceder el contrato? Qué decirle a quienes lo señalaron por esa decisión…

Y.V.: No sé qué decirle a una persona para que cambie su forma de pensar. Uno da de lo que tiene. Yo, simplemente, renuncio por las razones que le acabo de mencionar. Creo que mi ciclo en Cambio Radical se terminó, hay otros caminos, hay que entender que Colombia cambió la forma de elegir a sus líderes, hay un proceso de transformación muy interesante en lo social, político y económico.

SEMANA: ¿Usted fue antipetrista?

Y.V.: Las críticas no fueron a Petro, fueron a las decisiones que tomó el alcalde Gustavo Petro en su momento. Así como fui crítico aplaudí muchísimas otras cosas.

SEMANA: Conclusión, ¿no descarta llegar al Pacto Histórico?

Y.V.: En una democracia uno no puede descartar absolutamente nada. No estoy pidiendo que me dejen entrar al Partido Conservador, La U, el Partido Liberal, a ningún partido. En este momento estoy libre, sin ninguna clase de compromiso político, no tengo ninguna militancia, estoy pensando en fortalecer ese equipo maravilloso de seres humanos que me han venido acompañando en el proceso político para lo que viene, las elecciones de 2023.

SEMANA: ¿Le gustaría lanzarse a la Alcaldía de Bogotá?

Y.V.: Ese ha sido mi sueño, todo el mundo lo sabe. Desde que estaba pequeño, con Gilma Jiménez, mi mentora, le decía que yo quería ser alcalde de Bogotá y ese querer se fue madurando cuando empecé a obtener escenarios laborales en entidades públicas.

SEMANA: ¿O Gobernación del Huila?

Y.V.: No me cierro a ninguna de las dos. Al Huila le debo lo que soy: mis costumbres, mi familia, mis tíos, mis primos, campesinos de quienes me enorgullezco, mis familiares empresarios. El departamento ha sido muy generoso conmigo y mi familia. Y Bogotá, esa gran dama, esa gran señora, como la llamo, me ha permito tener mi esposa, mis hijos, me dio mi primer carro, me dio mi vida académica, me dio todo lo que tengo y lo que soy.