Tendencias
El influencer petrista David Rozo ha sido uno de los más críticos con lo sucedido con el proyecto de reducción de salarios de los congresistas.
El influencer petrista David Rozo ha sido uno de los más críticos con lo sucedido con el proyecto de reducción de salarios de los congresistas. - Foto: Fotomontaje SEMANA. Fotos: SEMANA y @DonIzquierdo_

política

La decepción de un influenciador petrista porque los actuales congresistas no se reducirán su salario

Reforma radicada busca disminuir la asignación de los senadores y representantes, pero a partir de 2026.

La bancada petrista radicó este miércoles el anunciado proyecto con el que se busca la disminución del salario de los congresistas.

La idea de la propuesta, según explicó el senador Gustavo Bolívar, es modificar el régimen salarial de los parlamentarios para que tenga un tope de 25 salarios mínimos mensuales. Actualmente, los senadores y representantes a la Cámara devengan cerca de 34 salarios mínimos.

Sin embargo, el proyecto trae una sorpresa al final, pues asegura que esta reducción solo aplicará a partir del 20 de julio de 2026, es decir, no tendrá impacto en los actuales parlamentarios.

Este hecho causó indignación en varios sectores que esperaban que el recorte del salario se aplicara de manera inmediata, como habían prometido algunos de los parlamentarios que se encuentran hoy en el Congreso.

Las críticas llegaron incluso desde seguidores del petrismo, donde hubo decepción por este anuncio.

“Estoy decepcionado. Vuelve y juega. Muchos congresistas durante campaña prometieron reducción de salarios y acaban de afirmar que no será posible. Perdimos todos los colombianos”, expresó David Rozo, conocido en redes como Don Izquierdo, uno de los influenciadores más activos del petrismo y con una amplia audiencia en Twitter.

Las críticas también vinieron desde sectores políticos. El exsenador Rodrigo Lara aseguró que “hacen campaña con la rebaja de salario de los congresistas y cuando llegan al Congreso protegen celosamente el suyo”.

Otro de los que se unió al malestar fue el exrepresentante del Centro Democrático Gabriel Jaime Vallejo, quien puso en duda que este sea el Congreso del cambio, como se ha pregonado desde el petrismo.

“¿En serio creyeron que los congresistas del gobierno del ‘cambio’ iban a reducirse el salario, el cual además termina reduciendo los salarios de los magistrados de las altas cortes, el del fiscal general, el del procurador y el del contralor? Para eso no funciona la aplanadora”, apuntó Vallejo.

Las razones

Una de las razones que llevaron a que el proyecto no rebaje el salario de los actuales congresistas es que, según el senador Bolívar, se busca evitar que, tal como ha ocurrido en anteriores oportunidades, los senadores y representantes se declaren impedidos a la hora de debatir este proyecto.

Según explicó Bolívar, generalmente los parlamentarios se declaran impedidos cada vez que se debate sobre su salario, al considerar que se está legislando en causa propia.

Por ejemplo, si un congresista vota de manera negativa el proyecto que reduce su salario, de inmediato entraría en conflicto de interés, pues estaría buscando beneficio al no permitir que se disminuya su ingreso mensual.

Bolívar aseguró, además, que si esta reducción del salario se aplica desde ahora, “podrían llover demandas porque hay congresistas que se endeudan sobre la base de lo que van a ganar. Por decir algo, yo sé que en los cuatro años voy a ganar 1.300 o 1.400 millones de pesos, entonces sobre eso me endeudo y no es una buena regla de juego llegar a decirles que ya no van a ganar 1.400, sino 1.000 millones; entonces podrían llegar demandas”.

Lo que sí se contempla, por ahora, es que los actuales congresistas no tengan aumentos salariales hasta finalizar su período, por lo que buscan que se congele su remuneración hasta 2026, cuando ya ahora sí entraría en vigencia la reducción.